Patrocinado Por:

Volver

Resultados de la búsqueda

Resultados para
que hemos llevado a l MuSeo dé Ciencias Naturales, de M a d r i d (Hipódromo) para su clasificación, y poco a poco los iremos repartiendo, porque l a s peticiones aumentan cada día. ¿D i c e usted que los pescadores... -Esta ha sido nuestra mayor victoria. Como no toda l a fauna es costera, han sido precisos no pocos esfuerzos para interesar en nuestra campaña a los marineros, consiguiendo que nos guarden ejemplares de los que arrastran en las redes del bou y que antes tiraban al mar, como cosa inútil. Milagros de la constancia... (Hemos logrado así ejemplares preciosos de zonas profundas, que no era posible obtener de otro modo. Efectivamente, en el Museo de Ciencias Naturales causó no poco asombro que los n i ños de una escuela laborasen en tal sentido. Caso verdaderamente sorprendente de abnegación y sacrificio, puesto que a éste fin se dedican los paseos de días festivos y de vacaciones... -S í señor. Conservo centenares de cartas de compañeros míos; oficios, cartas de catedráticos de Universidades e Institutos, de los profesores del Museo de M a d r i d señores Bolívar, Lozano y R i o j a felicitándome y animándome a continuar la labor emprendida... ¿Y los gastos de envió, embalaje, franqueo y correspondencia... -C o r r e n dé m i cargo... A los maestros de las escuelas beneficiadas les resulta todo completamente gratuito... ¿Pero... ¿Y o rico? N o señor. Sólo dispongo de mi sueldo, para atender al sostenimiento de mi f a m i l i a seis h jos, y mi mujer, enferma hace más de ocho años... -N o por Dios. N i he recibido recompensa oficial alguna, n i la he solicitado. N i siquiera había puesto en conocimiento de las autoridades profesionales esta labor d i vulgadora y cultural, después de once año 3 de emprendida. E n nov embre último, como resultado de su v i s i t a lo comunicó a la Dirección general el inspector de Primera Enseñanza. EL MAESTRO D E VINAROZ ESBRI D. JOSÉ VILA- PLANA Í séos escolares. L a inesperada llegada del irecioso material, dá lugar a una serie de ecciones ocasionales provechosísimas y -Y además- -dice el maestro, inflamado de santo orgullo patriótico- -esto contribuye a estrechar las relaciones de fraternidad entre las distintas regiones, tan necesarias a los altos fines de la Patria... -N o estoy quejoso A l contrario. M i l a bor ha merecido en diversas ocasiones buen número de votos de gracias de la Inspección y de la Junta local de P r i m e r a Enseñanza; he sido premiado en dos concursos por l a Junta de Protección a la Infancia, y hace muy pocos años se me dieron las gracias de Real orden por m i labor en la escuela. T e n o, además, la medalla de plata de la Caja ostal de Ahorros, y l a de bronce de la M u tualidad. L a Academia de la Lengua y la de Ciencias Morales han premiado también mi labor... Y todo esto le parece excesivo a este buen maestro nacional, y pugna por desviar el -i... r -feasta a m i satisfacc ón interior considerar la alegría que mis chicos y yo proporcionaniós a miles y miles de niños privados de contemplar las bellezas del mar, pudiendo ver y tocar, extas ados, los ejemplares preciosos que han vivido en sus aguas. ¡H a y que leer las cartas en que maestros y discípulos demuestran su gratitud en términos que nos llenan a los míos y a mí de i n tensa emoción! Cuánto más v a divulgándose nuestra labor entre el Magisterio, aumentan más y más las peticiones de c o l e c ciones. N o podemos por menos de felicitar a este hombre admirable, que rechaza t o d o elogio con modestia ejemplar, aun reconociendo toda la importancia que su labor en pro de la cultura representa. Pero descarga s o b r e sus chicos todo el mérito de estas altas victorias... Porque en m u chos pueblos, las colecciones recibidas han despertado emulación nobilísima, s i r v i e n d o GRUPO D E NIÑOS, aquéllas de base para CON fundar nuevos m u- f diálogo sobre sü persona, sobré su sacerdocio escolar, sobre su meritísima existencia en la escuela y en el hogar, a que circunscribe sus afanes: a todos sus hijos les ha dado el Bachillerato, preparándolos él mismo, por estudios libres. Y se esfuerza en poner de resalte el entusiasmo con que ve premiados sus esfuerzos por diversas entidades... Consigne Usted que el Ayuntamiento de V i n a r o z me entrego en 1928 cuarenta pesetas para que fundara en la escuela una b i blioteca escolar, cantidad con la que adquirí de manera milagrosa -son sus palabras- -la colección completa de los clásicos, editada por la Casa Araluce, de Barcelona. Propuse a los niños- ¡siempre su afán dé ceder a sus niños toda la gloria de estos bellos triunfos! -solicitar donativos de todas las editoriales de España. ¡L a idea fué f e l i z! De M a d r i d de Barcelona, de Valencia, los editores todos, con altruismo magnífico, han respondido al llamamiento de fos chicos, derrochando esplendidez. N o tiene palabras con qué enaltecer el proceder de la Editorial A g u i l a r de M a drid, enviáridole el catálogo pnia que señalara cuantas obras quisiera. P o r delicadeza, no aceptó tan insólito y altruista ofrecimiento, recibiendo, no obstante, 27 tomos. N o s expresa su emocionada gratitud hacia la C, I. A P. que le hace donación de los 150 volúmenes de l a Biblioteca Cervantes que representa toda l a literatura clásica. ¿Cabe mayor éxito? -pregunta exaltad o- ¡H a y que presenciar el efecto que entre estos ciento veinte escolares produce cada envío de libros! ¡Cómo baten palmas de alería, viendo así premiado su afán de saber, e c u l t u r a! E l mejor galardón de m i carrera profesional lo constituyen las cartas que recibo, de. inestimable valor gara mí, de todos los editores españoles, rindiendo fervoroso aplauso a la magna obra realizada por estos niños. Rasgos de nobleza, de h i dalguía, de esplendidez, como los de nuestras casas editoriales, honran a la clase a que pertenecen y honran a España. E l maestro se desborda en expresiones de gratitud. Nos muestra una relación en que constan los nombres de cincuenta y tres casas editoras de Madrid, Barcelona, M a llorca, Valencia, Burgos y Córdoba, que h a n hecho donativos de libros a su biblioteca escolar. -Además- -añade- -durante el pasado cur- so se recibió gratuitamente el A B C A s i mismo nos favorecen El Día Gráfico, de B a r celona, y Estampa, de M a d r i d También se nos ha hecho el obsequio de un aparato de radio de cuatro lámparas, una máquina fotográfica K o d a k y un v a l i o s o microscopio, éste de D Alejandro Moraieda, médico de Barcelona; y no hace muchas semanas 1 o s Sres. A l v a r e z Quintero, al enviarnos sus i obras, ¡qué carta me i escribieron! Y así, en estos términos dé emocionada g r a t i t u d p a r a con cuantos favorecen a sus d i s c í p u l o s y le ayudan en sus patrioticos empeños, se expresa el maestro nacional D José Vttaplana Esbri- -perdone usted, señor; que en contra de su deseo se me haya escapado su n o m b r e honra del Magisterio español. f PROVISTO CADA UNO DÉ SU CAJA, SALIENDO DE EXCURSIÓN, JoSE D DE E L SR. V I L A P L A N A PARA RECOGER EJEMPLARES QUIJANO