Patrocinado Por:

Volver

Resultados de la búsqueda

Resultados para
ta con otras ventajas. Pero, según acaba de hacer público, en su primer informe, el Comité de. Investigación de las Estructuras de Acero, nombrado al efecto por el Gobierno inglés, es seguro que. gracias a los estudios y experimentos que actualmente se realizan, el método, que aún está en. su infancia, tomará. gran desarrollo; dentro de poco podrá emplearse con notable economía y sin disminuir en lo más mínimo las garantías actuales. Ingla- térra, que no tolera que se derrumben los edifici. os. en construcción, ha exigido hasta, ahora para los metálicos condiciones de seguridad probablemente excesivas, y al poner las cosas en su íusto término obtendrá economías en la edificación, sin que se reduzcan esas condiciones. No es extraño, dado el incremento tomado ya, y el. que es de esperar para las construcciones metálicas, que ías industrias inglesas del acero pidan insistentemente, con vistas a su propia prosperidad, la imposición de aranceles suficientemente elevados para detener las importaciones que Inglaterra hace de ese metal. La. paralización producida por la actual crisis no ha afectado grandemente, hasta ahora, el ramo de construcción, y 1 a apertura de nuevas carreteras en las inmediaciones de Londres contribuye a estimular la edificación en los alrededores de la capital, del mismo modo que otras causas la fomentan en el centró. E l aumento del tráfico ha motivado que en los últimos años se construyan en Inglaterra carreteras magníficas, más anchas y de mejor superficie que las antiguas, aunque no tan perfectas eh su trazado como las que cubrieron el territorio español hace cosa de un lustro. Pero La estatua a los oficiales y soldados del Cuerpo de Caballería muertos en la guerra europea. anfiteatros montados al aire único sistema de asegurar a un número tan vasto de espectadores la visión directa, no oblicua, de la pantalla sobre la que se desarrolla la acción. Treinta y cinco años, tiempo que media entrevia construcciónvdel primer edificio de acero en Inglaterra y la actualidad, han bastado para que la nueva técnica arraigue con firmeza en el país, entre otras razones, por la gran rapidez del método de construcción que la adopta; pues cuando el. solar sobreseí cual se edifica ha costado una suma fantástica, la rapidez en conseguir que el edificio comience a producir beneficios es un objetivo de primera maenitud. Esto explica la popularidad del sistema, que, además, cuen- Una tienda nueva en Oxford Street. La Empresa constructora del edificio quebró antes de qué pudiera inaugurarse, víctima dé la actual crisis; pero la soberbia construcción será dedicada a otro negocio y destinada en parte a vivienda suntuosa. en la Gran Bretaña ha sucedido algo muy interesante. A lo largo de estas nuevas arterias han surgido, como por milagro, pueblos enteros, nuevos núcleos de población, en los que se comienza por urbanizar- -tener ricantarillas, tuberías de agua y gas. redes eléctricas, calles y aceras- -para edificar seguidamente millares de casas pequeñas; casas que pueden adquirirse por lo que para un inglés es menos de mil pesetas, pagándose a plazos sumamente moderados el resto de la totalidad del precio, siempre modesto. E n cuanto el núcleo ha adquirido cierta importancia, las redes ferroviarias se extienden hasta alcanzarlo, y empiezan a funcionar servicios rápidos, frecuentes y económicos de trenes eléctricos entre el pueblecito y la capital, cuyo. incesante crecimiento acaba por englobarlo dentro de su radio. Así crece Londres, cada vez más enorme, más extendido, más populoso. Una de las magníficas viviendas erigidas por docenas en Londres durante los Luis ANTONIO BOLÍN. últimos años. (Fotos Central Press.