Volver

Resultados de la búsqueda

Resultados para
dica al problema catalán los siguientes substanciosos y certeros párrafos: E l cambio de régimen no produjo en nuestra Patria ningún acercamiento. afectivo a Castilla, n i aun entre sí, de las regiones distanciadas, puesto que extreman todas sus reiL a República y el p r o b l e m a na- vindicaciones particulares, frisando alguna en las lides del separatismo. Desde el 14 de cional abril de 1931 conviven M a d r i d y Barcelona en incesante y mal disimulado equívoco, emEntre los tópicos más usados por ios capleando con pudibundez puritana Vocablos talanistas figura el de afirmar que en C a inocentes para designar a sabiendas destaluña sólo se sentía el separatismo contra honestas fealdades Secesionistas. N o se, cola Monarquía, pero no contra España. noce n i se sabe que esté en planta proyecto, P a r a desmentir esta afirmación (que no ninguno de orgánica reforma municipal y puedo llamar gratuita, porque no hay nada provincial, ningún Estatuto español, y se más oneroso que la política catalanista) me elaboran febrilmente o están ultimados ya basta con repetir lo que hube de decir en el los regionales, incompatibles en esencia, preCongreso al discutirse la totalidad del E s sencia y potencia, como quiera que se apruetatuto. Cómo se explica entonces que p i ben, con las centralistas leyes vigentes D i dáis a la República mucho más de lo que pedisteis a ta Monarquía? ¿En qué consis- ríase que las emancipadas hermanas meno- res aspiran a desposeer a la primogénita, no te que, habiéndoos mostrado tan dóciles y tanto de su autoridad precaria, para prosesumisos, tan pacientes y tan resignados bajo guir en pie de igualdad la vida común, como l a Dictadura, os presentáis ante la Repúde la mayor porción posible del caudal fa- blica tan altivos y tan exigentes? ¿Cuánmiliar para instalarse desahogadamente en tos periódicos francamente separatistas hacasa propia. bía en tiempos de la Monarquía y cuánMás o menos pronto se habrá de desha- tos hay ahora? cer el equívoco. A u n en tiempos de mayor Honradamente creo que el Estatuto de prosperidad que los que corremos, n i nuesCataluña, sea cualquiera la forma en que se tra economía n i nuestra hacienda habrían poapruebe, agravará el problema catalán en vez dido soportar la ablación antieconómica tal de resolverlo, y cuanto más amplias sean como la piden ahora, apenas enriquecidas las concesiones, más alas se darán al naciodentro de la comunidad unitaria nacional, a l nalismo antiespañol. gunas regiones que vivieron durante siglos De. todas maneras, a mí me parece intea expensas tributarias de Castilla, gracias resante recoger la opinión de un español a las exenciones fiscales, que alcanzaban, seilustre que, no sólo por su indudable valer gún frase ritual de la época, a todos los depersonal, sino por haber convivido con uno más reinos y provincias de la Monarquía esde los políticos que más eficazmente demospañola, traron su amor a Cataluña, puede aportar Pero no se oculta a ninguna de esas regioelementos de juicio importantes para la aprenes, y lo reconocen así tácita o expresamenciación del problema. M e refiero a D G a te los redactores dé sus sendos Estatutos, briel M a u r a Gamazo, hijo y heredero espique si hubiese de pechar cada cual de ejlas ritual de D. Antonio Maura, que en un l i con la parte alícuota de cargas comunes, pabro reciente, titulado Dolor de España, desadas y presentes, que por equitativa liqui- CTUALIDAD POLÍTICA dación de l a sociedad nacional les corresponde, no podrían hacer frente a los gastos de primer establecimiento de su nueva existencia autónoma, n i menos aún viviría sin caer en la inopia. Resolver la República ese problema no quiere decir que se pergeñe fatigosamente en las Cortes un texto habilidoso, donde se encubra con palabras anodinas o frases ambiguas la irreducibilidad de tesis contradictorias y pretensiones inconciliables; porque al día siguiente de festejada, con percalinas, luminarias y otras raras invenciones del j o l gorio oficial republicano, la promulgación, ppr ejemplo, del Estatuto catalán, comenzarían a plantearse con hechos los auténticos conflictos escamoteados en el Parlamento; y el temible choque futuro no sobrevendría, como los pretéritos, entre el Gobierno y la Generalidad, sino entre el pueblo catalán y el resto del pueblo español. L o ocurrido de un año acá hace angustiadora semejante perspectiva. Tampoco resolvió el problema la Dictadura, cuando alardeaba, muy oronda, de haber raído a cercén las manifestaciones externas del hecho diferencial, mientras la cólera s i gilosa de los enmudecidos, y en apariencia aquietados, preparaba a Maciá la apoteosis del 14 de abril. Sólo merecería la República bien de la Patria s i promulgadas las leyes atinentes al caso, y aunque a uno y otro lado del Ebro vociferasen todavía los energúmenos, -se restableciese entre la sensatez catalana y la castellana la satjsfecha cordialidad entibiada hace tanto tiempo por suspicacias y agravios recíprocos. Y o soy hombre de fe, y todavía creo que no se aprobará el Estatuto de Cataluña en la forma ofrecida por el presidente del Consejo; pero, si se aprobase, tanto peor para los catalanes. S u problema entraría en una fase mucho más grave y mucho más dolorosa. ANTONIO R O Y O V I L L A N O V A MELODÍA FLORAL ASI como un experto compositor logra la mayor expresión de armonía musical mediante la acertada combinación de las notas, de la misma manera el experto perfumista e n- cuentra en una gama de ricos perfumes la exquisita combinación que es. nota de feminidad y refinamiento. En la nueva loción y. extracto Gemey, el arte del gran perfumista Richard Hudnut ha logrado un triunfo jamás igualado. Ei nuevo, bouquer es un verdadero poema tejido con los perfumes mas delicados. Use la loción como un estimulante después de! bañó, p a r a friccionar el cabello antes de peinarse y después de los deportes. Unas gotas de extracto en el pañuelo- o el vestido, la envolverán en un aire de juventud y feminidad. Es e l perfume de moda de la mujer elegante que puede hoy adquirir én las buenas perfumerías. S EXTRACTO Y LOCIÓN Gemey C H A R 0 HUDNUT OTRAS CREACIONES Gemey CREMA PURiFICADORA CREMA VOLÁTIL POLVOS- TALCO
 // Cambio Nodo4-Sevilla