Patrocinado Por:

Volver

Resultados de la búsqueda

Resultados para
etioi? ti: EL GRAN PREMIO DE MADRID Atlántida triunfa nuevamente y establece el arecord de! t i e m p o Gran día; solemne día este del domingo, en que se disputaba la clásica carrera del Gran Premio de Madrid. E l Hipódromo se Los últimos encuentros de fútbol van nauvio con una concurrencia tal como no refragando en él calor. Ya no interesan a nacordamos haya habido en tiempos anteriodie, por fortuna. res; H a y afición; y aunque algún- grajo preY, sin embarga, todavía en Barcelona se tenda revolotear sobre lo que él se figura ha jugado a toda marcha y a toda violencadáver, hay afición, y con ella hay deporte cia, entre el Torino y la selección catalana. para rato. Deporte bueno se entiende; tal Con él hervor de los meses sin nonchalany cual lo viene realizando esta Sociedad, ce Con pequeñas reyertas y todo. Unos ejemplar en l a honorabilidad y en el recto y otros exageraron su entusiasmo y su brío obrar, como otra igual no existe ne el mundo hasta colocarse fuera de lo normal y del entero. Las cosas claritas, para que las encalendario. tiendan los indocumentados achuchadores de A la hora de la floresta, cuando busca el inconscientes masas mundo la serenidad campesina, todavía hay Todo contribuyó a realzar la. gran fiesta gente para el borceguí y para el sudor y para deportiva: ía esplendidez d é l a tarde, la enorla refriega. me muchedumbre que acudió ú Hipódromo, Ellos pueden causar la admiración del la cantidad considerable de mujeres bonitas orbe. Pero no su envidia. que se vieron y, como final, una carrera que desde su comienzo a su término ofreció al aficionado un enorme interés. Porque la lucha para él primer lugar en La selección catalana acabó venciendo el este Gran Premió, si estuvo muy. indecisa T orino por tres- da durante casi todo el recorrido, en sus moÉl triunfo de los de casa es más importanmentos últimos apareció tan dudosa, que la te aún, si se tiene en cuenta que uno de los hizo verdaderamente emocionante. goals de la selección fué logrado de pe Dada la orden de salir, toma á gran tren nalty- kick el mando del pelotón, que componían trece ¡Por Zabalo! caballos, Panamá, que lleva detrás a Ohío No podrán, decir los italianos que no se y Porteine. A l entrar por primera vez en íes han dado facilidades. la recta se une más él grupo, quedando última la torda. E n la puerta dé M a d r i d l a llama Jiménez por primera vez y comienza El Celta vence al Deportivo de la Córua entrar en l i z a en la cuesta, Panmná decae ña en una partida a beneficio de Reigosa. y empieza su gran carrera Polichinela, que El Deportivo Logroño triunfa en Zaralucha con Ohío; en la curva, alcanza ya Atgoza. lántida la cabeza, junto a Polichinela, enEl Málaga y el Betis empatan. trando en la recta muy fuerte el hermoso Y la selección madrileña, una terrible ejemplar de Goyeneche; entre Polichinela y selección madrileña- ¡la selección madriAtlántida se establece una dura pelea desde leña! -sucumbe en Albacete pór seis- uno. el paddock, que mantiene muy indeciso el No hay justicia sobre la tierra, si al Albaprimer lugar. Frente a las tribunas, pide cete no se le llama histórico en lo suceJiménez a la yegua el máximo esfuerzo, y sivo. con esos estupendos trancos de esta soberbia Ni seriedad. hija de Filibert de Sayoie, enérgicamente empujada por el gran jockey, Atlántida se despega de su temible enemigo y entra en la La responsabilidad de Atlántida en el meta con dos cuerpos de ventaja. gran premio de Madrid, era enorme. Soberbio galopa, soberbia monta y soberEl Hipódromo, lleno por un público que bia lucha, digno todo de un Gran Premio esperaba el triunfo de Atlántida como éste. Las señoras, con sus más elegantes güiE n tercer lugar entró a tres cuerpos y tos sobre el pelo para contemplar la vicmedio, Silittos; en cuarto, a dos cuerpos, La toria de Atlántida Cachucha; detrás, Pipo, y luego, Merate. Jiménez, con sus más vivos lunares sobre el torso y casi afectado, para fustigar la E l tiempo empleado én la carrera (2.500 grupa de Atlántida metros) fué de 2 tn. 40 s. 3 5. E l que no se ha hecho hasta ahora en nuestro Hipó. Y Atlántida que se Uam- a. Atlántida dromo, pues si en 1922 Albano hizo dos m i pretenciosamente, y no cualquiera otra cosa nutos, 38 segundos 4 5, fué sobre 2.400. vulgar, como Quitamanchas Pipo PiLos que más se les han acercado han sido nocho o La Cachucha en 1: 920, Nouvel An (2 m. 4 r s. 4 5) y en Afortunadamente, Atlántida lo merecía 1928, Colindres (2 m. 41 s. 4 5. todo y llevó al poste los lunares del conde Ese tiempo indica el gran tren con que de la Cimera con la gracia que hay que llese llevó i a carrera impuesto por Panamá y var siempre esas cosas. esto fué considerado por muchos como facPero, ¡qué enorme responsabilidad la tor fávoraWe para el triunfó de l a torda. stii a antes de la lucha! -J. M. r t ot del din sobre Ja distancia Respetando la opinión creemos que con ese tren y otro menos fuerte, la yegua hubiera triunfado igualmente; quizá a menos velocidad le hubiese sido a Jiménez más fácil el; situarla en el oportuno lugar, sin emplearle en la prematura energía que lo hizo. Atlántida estaba batida mediada la recta final, y sólo su extraordinaria clase, superior a las demás, pudo imponerse, como lo hizo, para, poder a su vez batir a un tan magnífico ejemplar como lo es la yegua de D Luis de Goyeneche. Magnífica yegua ésta; fuera de Atlántida, quizá lo mejor que tenemos en él Hipódromo. S u falsa carrera, en el premia de Fo- s mentó, dio a su vez una falsa línea; sinceramente confesaremos que, aún teniéndola por ejemplar, de excelente clase, no la considerábamos en. su verdadero valor, y por, ello no- la veíamos en l a lucha. E l l a nos sacó de clara manera de nuestro error. S u déáquite con Merpe fué definitivo. E l conde de la Cimera fué objeto de e n- tusiastas felicitaciones por este nuevo y b r i llante triunfo de los colores de su cuadra. Jiménez fué aclamado por l a muchedumbre de espectadores, a su regreso al peso. También fué objeto de unánimes felicitaciones el entusiasta aficionado D L u i s de Goyeneche. ¿Fueron los otros puestos los debidamente ocupados? N o nos causó extrañeza el de Süillos. L o venimos considerando como un tres años de clase superior; sus actuaciones así lo tienea acreditado y algunos de sus fracasos sólo achacables han sido a la deficiente monta que se le hizo. Cachucha, coa su conocidísimo peso, debió mucho en su colocación a la inteligente dirección de Le forestier. Fracasó Arate, tal vez debido al poco co nocimiento que tenía de nuestra pista su jockey, Reinette. Nada lé vimos hacer. D e fraudaron Ohío y Sorrento las esperanzas en ellos puestas. Quitamanchas decepcionó. Pipo tuvo una muy honesta actuación. E n resumen: una carrera de las que emocionan y satisfacen al más exigente de loS aficionados. L a Bombilla, al ganar el handicap final, alumbró a sus partidarios con 230,50 pesetas por duro que le confiaron. E n las vallas, The, Bath ganó fácil. Sandino, tras breve lucha con Foret de Soignes, sé adjudicó el premio Seseña. Y Amosanda, que en esta ocasión no se descuidó en la salida, ganó en un Canter. Resultados técnicos. -Premio A j a x 3.80 Ó pesetas, 1.000 metros. Primero, Amosanda (54) Casilda F i g u e roa (Romera) G 6. Segundo, Sunny Day (63) marqués de San Damián (Leforestier) Tercero, Scárabe (57) Paulino Peña (Méndez) 3 y 1 2; 3 4. 1 m. 5 s.