Patrocinado Por:

Volver

Resultados de la búsqueda

Resultados para
A B C. M I É R C O L E S 29 D E J U N I O D E 1932. EDICIÓN D E ANDALUCÍA. P A G 17. la declaración de simulación del cóntráteT L A D O B L E SESIÓN D E A Y E R E N L A si fuere procedente. Rechaza la enmienda, por la Comisión, f Sr. Feced. CÁMARA E l Sr. A R A N D A apoya la misma e n U n suplicatorio contra el señor Balbontín. P r o y e c t o de reforma agraria. E n votación nominal queda aprobada la base primera d e l p r o y e c t o Proposición incidental sobre l o s sucesos militares de C a rabanchel. Intervenciones de d o n E d u a r d o Ortega y Gasset y el jefe d e l G o b i e r n o Palabras del señor B e s t e i r o Sesión nocturna. E s t a tuto catalán. U n escándalo. S e aprueba el artículo tercero y se pone a discusión el cuarto. Sr. Royo, ¿qué le va a quedar para la noche? U n agrario: Mucha cuerda; no se pre. A b r e l a sesión el Sr. Besteiro a las cuatro ocupe. y cinco. Escasa concurrencia en escaños y E l Sr. F E C E D le contesta por la Comitribunas. sión. Dice que su enmienda no puede refeE n el banco azul, los ministros de Insrirse a la base primera, porque. ésta marca trucción Pública y Trabajo. con exactitud que se refiere a todo el terriSe da lectura a una lista de diputados que quieren consignar su voto en favor del ar- torio. Encajaría, en todo caso, en la seguntículo segundo del Estatuto y otros en contra. da, que señala la forma de apreciación en las distintas partes del territorio. P o r otra parte el catalán tiene U n suplicatorio contra el señor artículos en los que seEstatuto las competenseñalan Balbontín cias de la Generalidad en esta materia. Por tácito, no se acepta l a enmienda. E l P R E S I D E N T E da cuenta de que se Retira la enmienda el Sr. Royo. ha recibido en l a Cámara una petición de Del Sr. Casanueva acepta l a Comisión suplicatorio para procesar al S r Balbontín. parte de una enmienda. Dice así: Solicita de las distintas minorías que elijan Dentro del concepto de situación juríun representante en l a comisión de Suplicadica, voluntariamente creada, no se incluirá torios, pues en caso contrario se verá preni las operaciones del Banco Hipotecario, cisado a designarlos él, con objeto de que Crédito Agrícola y otras entidades, oficiales no transcurra el tiempo reglamentario similares, las participaciones de herencia y las de bienes poseídos pro indiviso, n i las O r d e n del día. E l p r o y e c t o de r e- liquidaciones y divisiones de bienes de Sociedades por haber finalizado el plazo estiforma agraria pulado al constituirse, haberse cumplido la Prosigue l a discusión de l a base segunda condición a que estaba sujeta su existencia de este dictamen. o haber sido declarado en quiebra no frauduDefiende una enmienda el S r G U A- lenta. LLAR. Las últimas ocho palabras son las que no (Entran los ministros de Justicia, A g r i acepta la Comisión, y el S r Casanueva cultura, M a r i n a y Estado. no tiene inconveniente en retirarlas. L o s interesados- -dice l a enmienda- -E l S r R E I N A C A A M A Ñ O defiende podrán, en todos los casos, interponer reotra para que se modifique el párrafo así: cursos ante los Tribunales de Justicia, los Siempre que dichas situaciones hayan cuales dictarán si procede o no la aplicasido simuladas, la Junta Central de Reforma ción del principio de retroactividad. E n este A g r a r i a podrá declarar en vía gubernativa recurso informará sobre las cuestiones de esta simulación. hecho l a Junta Central de Reforma A g r a E l segundo párrafo quedará redactado en ria. L a Comisión le contesta diciendo que no esta forma: L a Junta, antes de autorizar, los asenpuede aceptar tal enmienda, porque si bien tamientos, apreciará las pruebas que se aduzno h a sido recogida literalmente en el diccan y resolverá si procede o no la aplicación tamen, el fondo queda comprendido en la del principio de retroactividad. Contra su base. resolución cabrá el recurso a que hace refeP o r 5 votos contra 15, en votación ordirencia el artículo 101 de la Constitución. naria, se rechaza la enmienda del Sr. GuaE l tercer párrafo dirá: llar. L a personalidad de la entidad que haya Igualmente se rechaza otra enmienda contratado con el oropietario no impedirá tíel Sr. Ortiz de Solórzano, que queda pendiente de votación. E l S r C I D defiende otra, en l a que pide ligeras modificaciones, más de forma que EL EXPRESO D E SHANGHAI. -de fondo, en l a redacción del párrafo seA C T I V I D A D E N L O S ¡ESTUDIOS. gundo de la citada base. FIGURAS D É L A PANTALLA: Después de contestarle brevemente la CoW A L L A C E B E E R Y por Eddie M a r misión retira la enmienda. shall. -Véanse estas interesantísimas E l S r R O Y O V I L L A N O V A defiende novedades cinematográficas en el próuna enmienda, en el sentido de q ue los orximo número de B L A N C O Y N E G R O ganismos creados por la reforma agraria y sus funciones no pueden sufrir menoscabo alguno en los Estatutos regionales. Cree que la legislación emanada del Poder central no puede tolerar sugerencias n i supeditaciones de nadie. H a y que legislar, pues, La Casa Sin Balcones paga: para el interés general del país y no para La moneda di 25 Ptas. a 57 Ptas. Oro de cadenas a 5,25 gramo las conveniencias de unos cuantos señores Oro de caja relojes a 5,60 id. del país. Se compran naDeletas del Monte de Piedad U n catalán le interrumpe y dice Pero, La. sesión d e ayer tarde 1 mienda. ¿Por fin, su autor la retira. L a Comisión acepta una parte de, una enmienda del Sr. Orozco. (Ocupa la presidencia el Sr. Paratcha. Entre la Comisión y el S r Orozco se entabla una discusión sobre el resto de l a enmienda, que aquélla no acepta y el señor. Orozco retira esa parte. Después se acepta otra del S r Pérez M a drigal, que dice: L o s interesados podrán en todo caso interponer recursos ante la respectiva Junta proyincial, alegando lo que más convenga a sus derechos, y la Junta, antes de autorizar los asentamientos, apreciará libremente las pruebas que se aduzcan y decretará si procede o no la aplicación del principio de retroactividad. Contra la apreciación de dicho. principio de retroactividad, decretada por la Junta provincial, podrán los interesados, en el acto de enajenación, o gravamen, recurrir a l a Junta central de Reforma A g r a r i a dentro del plazo de 15 días desde la notificación del acuerdo de aquélla. E l S r F E C E D lee la base primera tal y como queda redactada, pues ya no hay más enmiendas por discutir. Los agrarios piden votación nominal y 1 A base queda aprobada por 171 votos contra 18. Se pone a discusión la base segunda, Dice así el dictamen: L o s efectos de esta ley se extienden i todo el territorio de l a República. S u aplicación, en orden a los asentamientos de campesinos tendrá lugar en los términos municipales de Andalucía, Extremadura, Ciudad Real, Toledo, Albacete y Salamanca, y en las tierras que constituyeron antiguos señoríos y han sido transmitidas desde su abolición hasta la época presente, por título hereditario, así como en las del Estado, cualesquiera que sean las provincias donde radiquen. L a inclusión en posteriores etapas de fincas situadas en términos, municipales pertenecientes a otras provincias, sólo podrá realizarse por acuerdo del Gobierno, previo informe del Instituto de Reforma A g r a r i a y mediante una ley votada en Cortes. E l número de asentamientos a realizar en las condiciones que esta ley determina se fijará para cada año, incluso para el año actual, por el cual incluirá en presupuestos una cantidad anual destinada á tal efecto, que no será, en ningún caso, inferior a cincuenta millones de pesetas. E l Instituto de Reforma A g r a r i a estará especialmente autorizado para concertar con los propietarios, en cualquier parte del país, y fuera de los cupos señalados, todos aquellos asentamientos que no impliquen carga n i responsabilidad económica para el propio Instituto. y para el Estado, elevando la propuesta al Gobierno, al cual corresponderá l a resolución definitiva. E l Sr. A L V A R E Z (D Basilio) combate la totalidad de la tase segunda. Manifiesta que es un error intentar los asentamientos en tierras de secano, pero reconoce que el dueño de l a tierra debe ser aquel que la trabaja. Habla de l a situación de Galicia a causa de la existencia de los foros, y afirma que ésto han sido l a razón que ha impedido el progreso de región tan rica, cuya producción hubiera sido bastante para abastecer a toda Europa. Con este motivo habla dé- l a densidad de población, que ha convertido a Galicia en un campo poblado con una sola gran población. Estima que la República tiene que acabar con los foros.