Patrocinado Por:

Volver

Resultados de la búsqueda

Resultados para
A B C. J U E V E S 30 D E J U N I O D E 193 EDICIÓN D E ANDALUCÍA! PACJ. 2 S. do en este período de ejercicios todas las Academias. Militares. E l campamento pírece pintoresco aspecto con sus tiendas cónicas, llenas de utensilios propios de la vida de campaña Xas camas en el suelo, las perchas rústicas, las jofainas para el aseo, el imprescindible botijo... El campamento forma amplias calles, y el sitio en que comienzan las diferentes Academias se conoce por un gracioso monigote, representativo o simbólico, e igualmente el B a r A m e ricano la Casa de Correos, el Casino de los Deportes, etc. etc. L a juventud dejó allí sus muestras de buen humor y de facundia. Después de examinar el laboratorio dé Intendencia, pasaron el Presidente y su s é quito a una tienda de oficiales, donde les fué servido un refresco. Seguidamente se dirigieron todos a la t r i buna en que se había de presenciar el desfile, que se realizó con toda marcialidad, pasando primero l a I n f a n t e r í a y luego, l a Intendencia, la Caballería, la Artillería de montaña, otra batería ligera y otra pesada, y, finalmente, los Ingenieros, con sus secciones de Telegrafía, Radio y Puentes. Los alumnos vestían monos como los mecánicos, v, al pasar frente a la tribuna, da ban los vivas reglamentarios a la República. Fué muy alabada por todos la buena presentación de los Cuerpos de cadetes. de Ingenieros Sr. M a r i n é explicó loa. enlaces y transmisiones entre las diferentes partes del orden de. combate. Cuando llegó el momento de que actuase la Infantería, el alférez- alumno de. esta A r m a Sr. Mier explicó igualmente al señor Alcalá Ejercicio en Carabanchel por los operante. Zamora la actuación del tatallón L a Aviación exploraba entre tanto el sualumnos de las Academias M i l i puesto campo de batalla, y señalaba, con botares 1 tes de humo, los lugares que convenía batir, A l propio tiemp o, las fuerzas atacantes coLos alumnos de las Academias Militares locaban sobre el terreno paineles o largas han realizado un período de prácticas en el tiras de lienzo, para indicar a la Aviación el campamento de Carabanchel, donde han perlugar de las fuerzas propias, a fin de evitar manecido haciendo vida de campaña durante el bombardeo. varios días. Ayer, como ejercicio final de esta instrucción, realizaron un supuesto tácEstas fuerzas, al avanzar, establecían dentico, en el que intervinieron los cadetes de sas cortinas de humo; para ocultar sus movilas diferentes armas: Infantería, Caballería, mientos al enemigo. L a s alambradas y las Artillería, Ingenieros e Intendencia. líneas de siluetas que simulaban éste, quedaron rápidamente destrozadas por el fuego. de A l acto concurrió el presidente de la R e pública, Sr. Alcalá Zamora, con el presi- las piezas. L a Infantería avanzó por saltos, aprovechando los relieves del terreno y las dente del. Consejo y ministro de la Guerra, nubes de humo en los sitios despejados. Los Sr. Azaña y el ministro de Marina, señor aviones enviaban telegramas de las peripeGiral. cias del combate y un altavoz explicaba. por Asistieron también el gobernador civil de medio de la radio, los ejercicios que se iban Madrid, Sr. Palomo, y el director general realizando con los diferentes elementos de l a de Seguridad, Sr. jVIcnéndez. Del elemento columna de ¿taque. militar estaban el general subsecretario, señor Ruiz Fornells el jefe de la Casa M i l i V i n o a durar el ejercicio unas dos horas, tar del Presidente, Sr. Queipo de L l a n o el y al llegar las fuerzas a determinado sector general de la División de Madrid, D V i r de las posiciones enemigas, se dio, por medio gilio Cabancllas, que há sustituido al genede un cohete, la orden de suspender el ejerral Villegas; el general Romerales, que ha cicio. sustituido al general Caballejo; el general Masquelct, que ha sustituido al general Go Visita al campamento de los caded, y los generales Angustí, Labrador, Senespleda, Barreiro, L o r i g a Nieves, Rebodetes. E l desfile lledo, T r i l l o y Angosto, entre otros, y los Mientras que se concentraban para el agregados militares extranjeros coronel G i l desfile las fuerzas dispersas, fueron el presiberf, de la República Argentina; comandandente de la República y. demás personalidate Germetti, de Italia, y coronel León y cades a visitar el campamento donde han vivípitán Ruiz, de Méjico. N o asistieron los agregados de Francia, Inglaterra y Estados Unidos por hallarse ausentes de Madrid. F I N A L DE L A S P R A C T I CAS MILITARES EN CARABANCHEL Visita al primero ligero. Comida en la Escuela de Tiro E l presidente de! República y el jefe del Gobierno se dirigieron luego a visitar el primer regimiento ligero de Artillería, y la fuerza desfiló por delante de la tribuna preparada al efecto. A continuación, y en el jardín de la E s cuela Central de T i r o fueron obsequiados los alumnos de las diferentes Academias con un banquete, rrue presidió: el S r Alcalá Zamora, con, el. Sr. A z a ñ a y el Sr. G i r a l y. los generales que habían asistido a los ejercicios. E r a n más de, quinientos, al parecer, los comensales, y, no obstante este crecido número y la abundancia del menú, fué servido admirablemente con los elementos de la Escuela. Únicamente el sol, por ser l a comida al aire libre, se puso pesado. A l acabar el banquete, cinco representant e de las diferentes secciones académicas militares, se acercaron a cumplimentar al presidente de la. República y al jefe del G o bierno, en nombre de todo s sus compañeros A l Sr. Azaña le hicieron diferentes peticiones relacionadas con asuntos de estudios, exámenes y vacaciones, escuchando las mejores promesas del presidente del Consejo. E l Sr. Alcalá Zamora les prometió ir á visitarles en breve a sus respectivas residencias académicas; posiblemente este año, a Segovia, para entregar los despachos a ar- tilleros e ingenieros, y el año que. viene a Toledo, para visitar a los de Infantería, C a ballería e Intendencia. í ¡supuesto táctico E l Sr. Alcalá Zamora y el jefe del Gobierno se trasladaron a un punto eminente del campamento, desde donde Habían de presenciar la maniobra. E l director de la Escuela Superior de Guerra, general A n gosto, k s informó del ejercicio que iban a realizar los alumnos de las Academias, que consistía en una marcha de aproximación y contacto con un enemigo que avanzaba, contra Madrid y tenía su vanguardia en las proximidades de la Venta de la Rubia. Los cadetes de las Academias, formando a vanguardia de una división, habían de oponerse a la marcha de avance del enemigo, partiendo de Cuatro Vientos. Para ello iban a actuar unos escuadrones ds Caballería, un batallón de Infantería, una sección de Zapadores y tres baterías de Artillería. E l comandante de Estado Mayor Sr. Troncoso procedió luego á informar de la marcha de l a maniobra, explicando al Sr. Alcalá Zamora los movimientos que se iban realizando. E n esta misión fué auxiliado por diferentes a l féreces, alumnos de las distintas Academias. E l Sr. García- Salmones, alférez de l a de Artillería, dio cuenta al Presidente de 1 a actuación de su A r m a en el período inicial del combate. E n el terreno estaba marcado con señales amarillas el emplazamiento de la Caballería e Infantería enemigas. Se dio la señal para comienzo del ejercicio con un cohete y seguidamente empezó el fuego de hostigamiento o prohibición con tiro real. A continuació i se puso en marcha la Caballería atacante. E l alférez- alumno do Caballería Sr. P a gés explicó luego la intervención que iba a tener su A r m a y después el alférez- alumno 1 Este trabajo se publica en el suplemento infantil G E N T E M E N U D A que acompaña al próximo número de B L A N C O Y NEGRO C E L I A D I C E ¡A PARÍS! por Elena Fortún. E L CUENTO D E L A ISLA D E T A P E T E final, por E Castillo. L A CASA D E R O E N U E C E S léanse estas divertidas páginas en el próximo número de Blanco y Negro m á s higiénica y hermosa SsirüSeiscear Un discurso del señor Alcalá Zamora Los alumnos de todas las Academias habían ido abandonando las mesas y agrupándose- -ahora en número superior a mil- -alrededor del presidente de la República. E l S r Alcalá Zamora pronunció un discurso, cuyos párrafos fueron acogidos con grandes aplausos. T r a t ó el orador de la misión del Ejército, relacionada con la ciudadanía. Encomió l a disciplina, que debe llegar. á influir sobre la palabra. Alabó la nueva generación dé m i litares, que conservan las virtudes tradicionales de Jos soldados con las ideas de democracia y de civismo. A l retirarse el Sr. Alcalá Zamora fué objeto de ovaciones, dándose muchos vivas. Si quiere tener una buena instalación de cuartos de baño, cocinas y termosifón, encárguela a, INDUSTRIAS GUILLEN, Resolana, 29. Sevilla. Empresa Automovilista Internacional VENTA DE BILLETES Administración: C. Barcelona, 1. Telétono 22272 y en las principales Agencias de Turismo. 3 eviiia Li itri 1 TH T- iri Bur MtrmiTrrtiinr