Volver

Resultados de la búsqueda

Resultados para
ABC lltboa. la (igura más importante d e l a Dictadura m i l i t a r p o r t u g u e s a es u n civil. mentar la industria, la agricultura, el comersupongan exagerados cio, y la construcción; la estabilización de en la apreciación, vala moneda; la reforma del Banco de Portumos a resumir lo que ha s k l o l a obra del m i- gal- la obra de fomento- nacional; la- creanistro dé H a c i e n d a ción de la Caja de Socorros a. los parados forzosos, sostenida por un impuesto que paportugués desde ig 28 gan patronos y obreros ocupados; las mehasta, ahora. didas acerca de las condiciones de vida de Poco, tiempo antes los funcionarios públicos; la rebajá, de la de ser nombrado m i tasa de. interés, y el remedio de la. crisis del nistro el profesor Saparo... lazar, los expertos de L a labor reciente, de verdadera imporla Sociedad de Naciones que habían estu- tancia, realizada por Oliveira Salazar, ha sido el proyecto de Constitución, que, desdiado la situación ecopués de discutido, va a ser sometido al plenómica y financiera biscito nacional en esta forma: ¿Quieren portuguesa, afirmaban que no- podría equili- la Constitución anterior a 1926? ¿Quieren brarse el presupuesto: la nueva Constitución? El. día 28 de mayo, al mismo tiempo que antes de dos años. Y Oliveira Salazar Io -se publicaba ese documento, 4.000 oficiales, del Ejército, de la M a r i n a y de la Aviación hizo en tres meses, entregaban solemnemente a Oliveira Salacerrando las cuentas zar, como prueba de admiración y de gracon un saldo positivo titud, las insignias de la más alta condecode 285 millones de escudos, y decidiendo- ración portuguesa: la T o r r e y Espada. Y el ilustre hombre de Gobierno pronunció enno realizar empréstitonces un admirable discurso, que el púbilco to exterior alguno por que escuchaba por los altavoces en la calle, tener una plena conaplaudió con entusiasmo. fianza en las posibilidades p r o p i a s del E n esc discurso dijo ese modesto hombre país. civil, que es la figura más importante de la Dictadura militar portuguesa: A l mismo t i e m p o E l Ejército no tiene que hacer política, puso en orden los pano tiene la obligación de apoyar a Gobiernos gos de las deudas al determinados; pero debe ser hasta el final la extranjero, liquidó algarantía y la seguridad de la revolución nagunas y redujo a la cional portuguesa. tercera parte la deuda Y agregó que el sistema jurídico que la flotante interna. nueva Constitución pretende crear, busca la Restablecido el créforma de oponer una barrera a todos los dito en el extranjero desórdenes del pensamiento y de la vida so- -que en un pasado cial, desórdenes contrarios a la naturaleza Desde el balcón de la Presidencia del Consejo de minispróximo era todavía y a los fines de la nación y del Estado... y a muy flojo- dictó el tros, el ministro de Hacienda, profesor Oliveira Salasjr las instituciones basilares de la sociedad ministro algunas disagradece. posiciones i m p o r t a n- ¿Logrará el ilustre profesor y estadista, con los numerosos militares y civiles que le tes, de las cuales desacompañan, realizar íntegramente su sueño? S i la fuerza armada, bajo el impulso entacaremos las siguientes: la ley de las I n Sólo el futuro es capaz de contestar a esto. tusiástico de la opinión, fué quien en 28 de compatibilidades, que prohibe ciertas acumuPero lo que puede, desde luego, afirmarse es mayo d i o fin al espectáculo ridículo de un laciones inmorales; el mantenimiento del que el nombre de Oliveira Salazar quedará Parlamento que trataba de todo menos de equilibrio en el presupuesto, y de un supeen la historia portuguesa de este siglo como los intereses nacionales, justo es reconocer rávit relativamente importante para evitar el de la mayor figura de hombre de Estado. que, como no hubiera surgido un civil, d i sorpresas; la reforma de la Caja General de fícilmente se habría mantenido tanto tiemDepósitos, extendiendo sus medios de foFÉLIX C O R R E I A po el régimen nacido el año 26, y. que va a tener ahora una forma jurídica mediante la nueva Constitución, discutida y modificada, y en breve sometida al dictamen de un plebiscito. Esc civil es el ministro de Hacienda, A n tonio de Oliveira Salazar, notable catedrático de Derecho en la Universidad de Coitribra, que se ha revelado el mayor estadista portugués de nuestros tiempos. Modesto hasta la exageración, honrado hasta el punto de que no hay un solo enemigo suyo que lo dude un momento, con una cultura y una visión extraordinarias, el profesor Oliveira Salazar se dispuso un día a acceder a los requerimientos que se le h i cieron para que formase parte del Gobierno. Y movido por una exaltación patriótica admirable, ha realizado esa labor de que ya se han dado cuenta, no sólo los portugueses de buena fe, sino también los extranjeros, que, por la boca y la pluma de sus mayores autoridades financieras, consagran al ministro de Hacienda de Portugal los más calurosos elogios. Hace tiempo estuvo en Lisboa un antiguo ministro del Gobierno inglés. Durante una comida este personaje nos dijo: -Con sólo hablar un cuarto de hora con él, se ve inmediatamente que se trata de un Tan hombre de gobierno... ...La manifestación entusiástica que el pueblo hizo al terminar su discurso, Par, que los iectores que lo ignoren no nos (Fotos Denis Salgado. transmitido por altavoces.
 // Cambio Nodo4-Sevilla