Patrocinado Por:

Volver

Resultados de la búsqueda

Resultados para
MADRID- SEVILLA 2 D E 1 U L 1O D E 1932. N U M E R O S U E L T O 10 C E N T S REDACCIÓN: PRADO D E SAN SEBASTIAN. DIARIO ILUSTRADO A Ñ O V 1 G E S IM O OCTAVO; NUMERO 9.185 SUSCRIPCIONES S ANUNCIOS, MUÑOZ O L I V E C E R C A N A T E T U A N SEVTIXA LA E X P U L S I Ó N D E L CASTELLANO EN CATALUÑA Uno de los lectores perpetuos de A B C, fieles amigos del periódico, con el que mantienen estrecha comunión espiritual, nos escribe recordándonos campañas nuestras contra el separatismo catalán y enviándonos recortes de artículos aquí publicados, entre, ellos el que apareció el 30 de noviembre de 1930, cuya reproducción solicita, por considerarla de una gran oportunidad, para que se vea con el ejemplo de lo que ya ocurría entonces en Barcelona lo que va a ser en manos del nacionalismo el artículo segundo del Estatuto que acaban de aprobar las Cortes. E l texto exhumado demostrará también, como tantos de A B C que nuestra actual campaña no es una actitud de circunstancias ni la maniobra monárquica de que nos acusan el presidente de la comisión de Estatutos y otros catalanizantcs, y que no es ahora cuando más ni con mayor dureza combatimos a los enemigos de la unidad nacional. H e aquí el artículo de 1930: U n estudiante hispanoamericano, que había hecho tres cursos en Ja Escuela de A g r i cultura de Barcelona, volvió a l a misma este año, para continuar sus estudios, y se encontró con una novedad que ha imposibilitado su propósito: el empleo exclusivo del idioma catalán en los programas, en los textos y en. las explicaciones de los catedráticos. L o s estudios que he cursado en esta escuela- -nos dice- -no me sirven para otra a los, efectos de la validez oficial, y los doy por perdidos. N o puedo continuarlos aquí. Desconozco el catalán; pero, aunque lo conociera, mi determinación habría sido la misma. N o me alcanza ningún motivo noble, razón pedagógica, ventaja cultural ni disculpa de ningún genero, para explicarme la substitución de un idioma universal, de tanto abolengo en la Historia y en la obra de- la civilización, por un idioma que ni siquiera sé si es de Cataluña ni la aptitud que sus inventores hayan logrado darle para la ciencia y la técnica. N o tengo ya íc en la escuela ni en su enseñanza, convertidas a un es. píritu de. proseütismo y d? pequenez- impropios de la misión docente. L o que nuestro comunicante nos dice de la Escuela de Agricultura ocurre con las demás enseñanzas dependientes de la Diputación de Barcelona. Programas, textos, explicaciones, expedientes, documentación comunicada y archivada, todo es en catalán. Y hay algo más grave. A un Patronato municipal recientemente creado, que preside o manipula el concejal separatista Sr. Masspt, se le ha concedido el control de toda la enseñanza primaria de Barcelona, cuya mayor parte- -el mayor número de escuelas- -pertenece al Estado. Se ha establecido de hecho la cooficialidad del idioma nacional y del regional en los bandos de la Alcaldía y en las notas y comunicaciones del Ayuntamiento y de la D i putación. Donde antes aparecía solo y solo debía- seguir el texto español, aparece; ahora acompañado del texto catalán. Pero donde el nacionalismo pued expulsar al español, como en las escuelas de Agricultura, del Trabajo y oirás, lo expulsa. N o se trata de reivindicar y defender el idioma vernáculo, por nadie perseguido ni estorbado nunca en sus usos naturales y legales, ni de procurar su mayor. difusión popular y extraoficial, sino, sobre todo, de perseguir y suprimir el idioma español, de quitarle o que posee por tradición, y aun lo que jurídicamente le corresponde. Así se viene trabajando la falsificación del hecho diferencial, que hace medio siglo no existía. A lo que conduce inexorablemente nadie lo ignora. N o queremos nosotros que la acción del Poder salga de la ley en ning ú n caso, pero las tolerancias y concesiones indebidas al nacionalismo catalán, constituyen una imprudencia grave y un peligro quizá no tan remoto como imagina la comodidad de los contemporizadores. LA S I T U A C I Ó N POLÍTICA Y P A R. LAME NT A R 1 A El Estatuto ante la Cámara La C o m i s i ó n toma importantes acuerdos en relación con el título segundo. Se busca, por todos Jos medios, una fórmula de concordia F u é particularmente interesante la reunión qu e ayer celebró la comisión de Estatutos. E l vocal Sr. Valle, con quien hablaron los periodistas, hizo manifestaciones que revelan un cambio de actitud dentro de la Comisión, en un sentido de mayor transigencia para encontrar fórmulas que puedan satisfacer a los grupos parlamentarios de oposición en lo que se refiere ai tan debatido título segundo del Estatuto. Dijo, en primer término, que el encabezamiento del título estaba modificado y a antes de que el Sr. Sánchez Román pronunciara su discurso de anteanoche, y en plena coincidencia con éste. Así, la redacción modificada dice: D e acuerdo con lo previsto en el artículo 15 de la Constitución, la Generalidad e j e c u t a r á la legislación del Estado en las materias siguientes: inclusive, del títuLos artículos i al lo segundo, se desglosarán para llevarlos a otro lugar del mismo título, o formar con ellos un título aparte. Las materias relacionadas con los Tribunales de Justicia se llevarán al capítulo propio, y los demás artículos del título segundo, desde el 3. al 13, inclusive, quedan lo mismo, porque se refieren a cuestiones que nada prejuzgan. É n lo que respecta a legislación social, se añade un artículo nuevo, que dice a s í L a Generalidad organizará. todos los servicios que la legislación social del Estado haya establecido o establezca para la ejecución de sus preceptos. L a aplicación de las leyes sociales estará sometida a la inspección, del Gobierno, para garantizar directamente su estricto cumplimiento y- el de los tratados internacionales que afectan a la materia- E n este artículo han hecho un gran hincapié ei ministro de Trabajo y la minoría socialista. E n el apartado a) de artículo i r que se refiere- al régimen local y división territorial de Cataluña, se ha aceptado una enmienda del mismo Sr. Valle. E n virtud de ella, la ley de régimen local que habrá de basarse en los principios consignados en el artículo noveno de la Constitución, dotará a los organismos locales de recursos propios para atender a les servicios que sean de su competencia. También este criterio, según dijo el señor Valle, está de acuerdo con el que sustenta el Sr. Sánchez Román. E n realidad, añadió, en la Comisión hay una fuerte tendencia para aceptar muchas de las sugerencias del discurso del señor Sánchez Román, que dijo mucltas cosas nuevas y felices. Por último el Sr. Valle dijo que el señor Ossorio y Gallardo h bia presentado una enmienda al artículo referente a la Justicia, que había sido aceptada por la Comisión. La enmienda del señor Ossorio y Gallardo D e l i m i t a c i ó n de las unció es judiciales L a enmienda del Sr. Ossorio y Gallardo se presentó al título segundo, y en ella propone que todas las cuestiones referentes a la Justicia se traten en título especial, suprimiendo del artículo quinto Tos números uno y dos, y del 11 los b) y c) redactándose el- nuevo título con los cinco apartados s i guientes Primero. Corresponde a Cataluña la legislación a) Sobre todas las. materias de Derecho civil que constituyen el actual apéndice. b) Sobre el Derecho administrativo, referente a todas aquellas funciones que le estén plenamente atribuidas. Segundo. S r á obligatoria en Cataluña la legislación general del Estado sobre las materias siguientes: Derecho civil en cuanto no esté comprendido en la k t r a del apartado anterior, -Derecho mercantil, Derecho penal, Derecho procesal, propiedad intelectual, propiedad industrial y Derecho social. L a ejecución de las leyes sociales estará sometida a Ja alta inspección del Gobierno para garantizar su estricto cumplimiento y él de los tratados internacional -s. E n todas las restantes materias legislativas- e estará para 1. a legislación y la ejecución en la división de atribuciones que consta en este Estatuto. Tercero. P a r a sustanciar los litigios c i viles o contenciosoadministrativos que surjan sobre las materias señaladas en las letras Á y. B del apartado 1, la Generalidad podrá optar entre utilizar los tribunales del Estado u organizar otros por su cuenta. Otro tanto podrá hacer respecto al ministerio fiscal g- rc haya de interponer su oficio en aquellas materias. E l Estado, mantendrá sus tribunales y su ministerio fiscal para entender en los asuntos, que le competan. Los conflictos de competencia y de jurisdicción que surgiesen a propósito del Derecho regional serán resueltos por la A u dienci- r. territorial de Barcelona, en Sala presidida por- el presidente de- éste y formada por dos magistrados del Estado y dos de. la Generalidad. Los conflictos de la misma especie que surjan entre tribunales de la Generalidad y otros de fuera de Cataluña serán resueltos por el Tribunal Supremo.
 // Cambio Nodo4-Sevilla