Patrocinado Por:

Volver

Resultados de la búsqueda

Resultados para
ormacíone om e ufarlo c arica existe en las proporciones que algunos su ¡ponen. Porque cinco días antes de la última final es verdad que ya no había entradas para Chamartín. Pero el día de la final sí había entradas para Chamartín. Casi todas las entradas que hicieron falta. Lo que quiere decir, poco más o menos, que la epopeya fué presenciada por todo el que quiso. Y que el problema de la final no es el de ubicar la Habana en Juanabacoa... como suponen algunos y como decimos los cubanos. -J. M Notai ú Lo más difícil en el torneo de Wimbledon no es vencer, sino contenerse al júbilo de la victoria. El protocolo en las célebres pistas de Londres es severísimo. Un jugador gana el match, y lo más seriamente posible, debe dirigirse hacia la red para estrechar la mano de su adversario con cierta displicencia. Y la estrechará de. esta guisa durante todo, el tiempo necesario para que los fotógrafos sorprendan la caballeresca escena. Maier ha vencido a Borotra, y esto es grande. Pero Maier no supo recibir su triunfo con la frialdad debida. El terminó el match una juanera escandalosa: lanzando su raqueta al aire en señal de alborozo, dando varios saltos de alegría como nn corzo feliz, y corriendo al encuentro del francés para abrazarle. El público de Wimbledon- -leemos- -quedó desagradablemente sorprendido ante este desacato a las reglas tradicio nales. Pero Maier es un mozo lleno de alegría y de primaveras rubias, y todavía la disciplina del sport no ha llegado a cuadricular su euforia. El no pudo contenerse cuando le llamó el corcovo. Y se entregó al desordenado ballet del optimismo, ante los personajes más importantes de la dosis sportiva y ante la misma Reina de Inglaterra. Por nuestra parte, estamos decididos a no indignarnos. Peor aún, estamos decididos a aceptar el gesto jovial de Maier con la mayor simpatía. Ya le llegará a Maier, desgraciadamente, tiempos más preparados para el equilibrio del gozo. A os llega a todos. Tiempos en que no podrá saltar alegremente, ni lanzar al aire su, raqueta... El protocolo es la única actividad física posible a ciertas edades. r TENNIS El torneo de Wimbledon En! a final de Simples Damas vence H e l í e n Wills Wimbledon i E n la final de Simples Damas contendieron la californiana señora Helen W i l l s Moody y la también jugadora americana señorita Hellen Facobs. Fué, como se había previsto, un triunfo fácil de la primera que venció por 6- 3 y 6- 1. Entre los espectadores figuraban los ex reyes de Portugal y España D Manuel y don Alfonso, quienes presenciaron el partido desde un prdeo. D Alfonso llegó al campo de juego quince minutos después de haber empezado el encuen Tj. Maier y Miss Ryan, vencen en mixtos Wimbledon 1. A continuación de l a final de Simples Damas se jugó la semifinal de mixtos entre el español Maier y la americana señorita Ryan contra el francés C o chet y la inglesa señora Whittingftall. El encuentro fué muy reñido y terminó con la victoria de la pareja Ryan Maier, por 7- 5, 3- 6 y 6- 1. -United Press. JIRO SATOH. (CARICATURA POR C E B R I A N) Por su victoria sobre el americano Sidney Wood en el Torneo de Wimbledon, el japones Jiro Satoh pasó a las semifinales, en unión de Austin (inglés) de Vines (americano) y de Crawford (australiano) Cuando escribimos estas líneas ignoramos qué destino le está reservado a Satoh en su próxima batalla. Ya ha hecho lo suficiente, sin embargo, para que su nombre quede incluido entre los privilegiados del tennis. En lo sucesivo. El ha ido en esta ocasión más lejos que Borotra, que Cochct, que Perry, que Shields y que Wood, entre otros superases de la ra quela. Las páginas deportivas de B A N C O son vibraciones de interesantísima actualidad, notables por sus informaciones f o t o g r á f i c a s y atrayentes por el valor de sus comentarios. Leemos que Jeff Dickson, esa especie de Richard de bolsillo que tenemos en Europa, trata de organizar en España los combates Ara- Thil y Gironcs- Alf Brown. Y seguimos leyendo que para ello es necesario que se subvencione estas organizaciones con setenta mil pesetas Un poco demasiado bastante americano. Jeff Dickson, a la hora de dedicarse a la finansa, tendría que explicarnos el caballero lo que va a poner él en todo esto, si nosotros vamos a poner la. cuantiosa suma y Ara, Thill, Alf Brozvn y Girones. Se sigue escribiendo en el Norte sobre la conveniencia de que la final del campeonato de España de fútbol se organice siempre en Madrid. Sean quienes sean- los finalistas. Dice, por ejemplo, -El Ptv- blo Vasco, de Bilbao. Pero esto a condición de que Madrid pueda ofrecer un gran estadio, capaz de albergar al enorme público que sueña con presenciar nn acontecimiento de este género. Ahora es necesario saber si ese público 1 Madrid, ante la próxima campaña. La derrota de Martínez de Aliara, por J. A. Sánchez de Ocaña. Han. comenzado en Praga la I X Fiesta Federal de los Sokols. Dice un periódico: 30.000 brazos agitados al unísono forman maravillosas olas sonrosadas que llevaron al paroxismo el entusiasmo de las 150.00.0 personas que abarrotaban el estadio. Los que no pudimos presenciar este espectáculo, debemos conformarnos con lo que nos dicen... La Unión Sporting de Sans, que. organizará la X I V Vuelta a Cataluña, ha solicitado una copa del Presidente, D Niceto A l calá Zamora, y otra del jefe del Gobierno, D. Manuel Azaña. La primera estará destinada al mejor equipo regional, y la segunda al vencedor, cn- ci grupo de corredores anónimos. Un paracaidista francés, Rene Mechcrán, acaba de saltar al vacío desde una altura de 7.550 metros. Es, desde luego, el record de altura en esta clase de experiencias. El record anterior pertenecía al belga W i l l y Coppens, con 7.000 metros La vuelta a Francia, por Jacinto Miquelarena. Notas de los deportes en el extranjero. Véanse las PAGINAS DEPORTIVAS del número de mañana dé anco y
 // Cambio Nodo4-Sevilla