Volver

Resultados de la búsqueda

Resultados para
C R I T I C A Y N O T I C I A S D E LIBROS H e r v o r d e tragedia d e T e ó f i l o O r t e g a p o r J L ó p e z Murcia de J o s é de María Ibáñez García. Lluvia Prudencio. La v i d a y la l e y d e D A n t o n i o C a s e s L a Prensa periódica en d e pétalos P G o n z a l o de Córdoba. O t r o s libros. en este volumen, uno que, por sí solo, requeriría varias páginas, si habían de enumerarse sucintamente sus calidades de excelencia artística. E s el estudio que Ortega consagra a l a personalidad y a la obra de A n tonio Machado. Pertenece esta labor a aquel género excelso de crítica que el autor ensay ó tan triunfalmente en La Vos del Paisaje, sobre l a obra poética de Jorge Manrique. A l comentar en estas páginas, hace algunos años, esta admirable obra, l a primera que conocimos, de este joven escritor, expusimos cuál es este género de crítica y l a calidad de dotes que se requieren, para ejercitarla. E l joven escritor palentino las posee, por fortuna, en alto grado. y en. esta ocasión las ha manifestado gentilmente, haciendo de l a obra del gran poeta uno de los estudios más acabados y mas llenos de emoción que ha sugerido el tema. D e los demás ensayos que en este volumen se contienen- -de menos extensión, aunque no de escaso alcance- n i aun nos es posible dar sucinta cuenta, porque, como esperábamos, el espacio se nos acaba. Y bien lo sentimos, porque: hay en ellos afirmaciones que bien quisiéramos comentar y discutir reposada y extensamente. Lopes Prudencio, L A V I D A Y L A L E Y -E l distinguido abogado D A n t o n i o Cases ha publicado, con el título de L A V I D A Y L A L E Y u n nuevo volumen sobre temas jurídicos, que viene a aumentar l a y a copiosa obra de este autor. Novelas y ensayos alternan con cuestiones políticas y didácticas en l a fecunda pluma del señor Cases. E s t e último l i b r o a b o r d a varias cuestiones de Derecho de los modernos Códigos, anar tizándolas con gran agudeza de percepción y de crítica. t. os Comités p a r i tarios, la ley de P r o piedad intelectual, el divorcio, las Sociedades anónimas, los arrendamientos y desahucios, los seguros y otros temas no ANTONIO CASES menos i n t e r e s a n t e s son certeramente tratados por el S r Cases y presentados con sus deficiencias y a m bigüedades. L a última obra del S r Cases es m u y útil para quienes se interesen por l a nueva legislación de la República. H U E L L A S por Feliciano Rolan. -El c a tedrático de l a Facultad de Derecho de Santiago, D Feliciano Rolan, ha publicado un libro de poesías titulado H U E L L A S Son muestras de la lírica subjetiva, en que se cantan diferentes emociones de l a ciudad y el campo. S u- autor maneja con gran arte los ritmos nuevos. LA PRENSA PERIÓDICA m MURCIA, José H E R V O R D E T R A G E D I A se titula el íibro que estos días h a dado al público el joven pensador Teófilo Ortega. L a razón de esta denominación está en el principal de los v a rios ensayos que el ilustre escritor ha recogido en este volumen. Está hecho este trabajo sobre las glosas que el autor publicó en 1927 sobre l a Tragicomedia de Calixto y Melibea. Quizá sena más exacto decir que las d i o a l a imprenta en vez de afirmar que las publicó, puesto que, editadas en la colección titul a d a Libros para luí amigos, su escasa t i ff ¡rada no ha podido trascender a l gran público. A este t r a bajo ha unido otros ensayos sobre diversos temas, y encabezado el volumen con un prólogo de R a fael M a r q u i n a y cerrado con un epílog o dle R o s A r e í r niega, ha t e n i d o l a gentileza de enviarbosta. Cada uno de los T E Ó F I L O ORTEGA trabajos c o n t e n i d o s en este interesante volumen demanda para sí, en particular, bastante más espacio del que aquí podemos disponer para su comento. P o r eso aplazamos l a satisfacción de este deseo para o c a s i ó n m á s propicia, y nos hemos de l i m i tar aquí a dar cuenta, sucinta, escuetamente, del bello contenido de este volumen, en el cual el autor parece que ha querido encerrar, como en un estuche, alhajas, tocias de valor, pero, de heterogéneo atractivo, con el fin de evitar su dispersión. E n l a obra central el joven pensador hace un profmido estudio del copioso contenido que se atesora en la tragicomedia i n mortal. U n o a uno estudia y analiza minuciosamente la estructura psicológica de cada uno de los personaje? entre los que se desenvuelve la acción, y hace de ésta un detenido, profundo y emotivo examen. Pocas veces se ha llegado, en los numerosos estudios que h a suscitado esta obra culminante de nuestra literatura, a l a intensa y emotiva penetración que alcanza este comentario del ilustre escritor palentino. Podrán ser discu- tibies las conclusiones que formula ante l a disección de los elementos estéticos y h u mano que se encuentran en l a formidable creación artística. P e r o lo que no se puede discutir es la visión honda y certera con que este gran pensador penetra en alcance de todos los elementos artísticos y de todos los temas psicológicos que se contienen en a composición. Rafael Marquina, en el prólogo, hace un profundo estudio- de l a labor realizada por Ortega, y Rosa A r c i n i e g a en el epilogo, expone, c o n ágil y elegante desenvoltura, su manera original de ver el tema de l a obra inmortal. Ambos trabajos tienen un subido interés y contienen afirmaciones que quisiéramos tener espacio más holgado para exponer v comentar. Sobre todo, l a atinada apreciación que! a escritora americana hace de los sentimientos que agitan las almas de los protagonistas de l a tragicomedia. H a y además, entre los ensayos contenidos interés, con el título trae e n c a b e z a estas lineas. Como él i n dica, se trata de un estudia muy acabado de la vida de l a P r e n sa murciana. E l trabajo, del señor Ibáñez García, concien zudamcn. t. e realizado y cierto, en el estilo pulcro y correcto, que hace del autor del libro uno de las más destacadas figuras de l a l i teratura m u r c i a n a ocupará u n l u g a r preferente en ¡a b i blioteca de todos los que sientan i n t e r é s por l a historia. de l a JOSÉ M IBAJJEZ bella capital levantina, GARCÍA figurando muy dignamente junto aquellos otros que escribieron, murcianos de tan relevantes méritos como Banquero, Díaz Cassou, Boguena, T o r n e l Tejera y Frutos Baeza. También para la historia del periodismo español es un. documento de gran importancia el libro del S r Ibáñez García, con el que acredita una vez su afición a las investigaciones históricas y su amor a la ciudad de l a que es ilustre cronista. A 1 R U T A D E S I G L O S -E d u a r d o N a v a r r o de la Cámara, redactor de El Adelantado de Segmña, poeta de fértil imaginación y de hondo sentir, ha escrutado en el glorioso pasado de nuestra historia, tejiendo con verso fácil, no exento de emoción, unas bellas leyendas segovianas, que son las que integran el precioso libro titulado R U T A S D E SIGLOS, editado a expensas del Ateneo Segoviano, como homenaje al poeta y como ofrenda de amor a l a noble ciudad castellana. Los versos de Eduardo N a v a r r o sfonoros, fragantes, cadenciosos, avaloran y prestan singular encanto a las viejas tradiciones, que, engarzadas en el oro sutil de l a poesía, son. ricos joyeles de l a más pura y elevada espiritualidad. Por su delicadeza, por l o armonioso del ritmo y por su belleza descriptiva, cabría mencionar todas las composiciones que forman el volumen; pero, ciñéndonos a las que principalmente se destacan, habrá que citar las tituladas: La cabellera de ¡a Reina- En el Azognejo clásico, Rosa de Pasión, Viernes de dolor y Lon flor de azahar. E n el prólogo, del presidente del A t e neo. D A l b e r t o Camba, se hace, con el elogio d e b i d o u n bosquejo de l a personalidad literaria de! poeta. ¡L L U V I A DE. P E T A L O S por P G o n z a l o de C ó r d o b a -E s t e autor, que ya ha p u blicado otros tomos de versos, sble hoy a l a p a l e s t r a con LLUVIA D E PETALOS, M Ibáñez García. -El competente erudito murciano 1 José M Ibáñez García, acaba de dar a la estampa un libro de gran P. G O N Z A L O D E CÓRDOBA pétalos que son estrofas casi todas de arte mayor y del estilo más acendradamente clásico. E l S r Gonzalo de Córdoba- las agrupa en Visiones de amor y de dolor y Visiones de paz.
 // Cambio Nodo4-Sevilla