Patrocinado Por:

Volver

Resultados de la búsqueda

Resultados para
De los personajes que fia representado en el f a etro, ¿cuál hubiera usted querido ser eti la vida? Losqué han de representar las ficciones imaginadas por el autor viven por irnos momentos sobre el tablado de la farsa sus propias vidai asimiladas a- su arte, y en lo expresivo de su realización lo que es. apariencia- de verdad se, torna en humanos hechos al adquirir la corporeidad escénica. A la perfecta imagen de la vida se acomoda el acierto del comediante en las diversas interpretaciones que le son confiadas a su talento. ¿Pero en todos los personajes se logra igual medida? ¡Cuántas veces no coincidirá lo representado con lo vivido o con lo que se desearía vivir! Sobre este particular heñios interrogado a varias actrices, y he agid su respuesta: L a grandeza y glorificación del personaj e que ha de encarnar una actriz d r a m á t i c a e s t á en r a z ó n inversa con el bello ideal, amablemente alegré, que ha de tener para s u v i d a íntima. Cuanto m á s emocional, de mayor lucimiento, m á s deseado para su escenificación sea é s e personaje menos agradable, menos apacible, ha de ser para su vida cotidiana. Querer llevar a é s t a los sinsabores, las injusticias, las amarguras de que sé halla impregnada toda obra altamente dramática, r e s u l t a r í a de un masoquismo literario que no me a g r a d a r í a de modo alguno en el retiro de mi hogar. ¿P r e f e r i r uno solo de los personajes representados por mí en l a escena, hasta e i extremo de desear v i v i r l o humanamente? N o Precisamente es para m í el mayor encanto de mi profesión v i v i r la vida de muchas mujeres, -de muchas almas y de sentimientos opuestos. LOLA MEMBRIVES Como, generalmente, los personajes que represento tienen poco de humanidad, rae conformo con ser... como soy, sin otra i l u sión que seguirle gustando a l público f... a mi marido. AURORA REDONDO E n realidad, no l o s é me es difícil pensarlo. E n el g é n e r o lírico no se hacen, como en los dramas y como en las comedias, eso T e n g o una g r a n predilección por la R a i munda de La Malquerida; pero; no quisiera, ni por un momento, pasada lá ficción escénica, seguir viviendo su tragedia. N o obstante, esa labor humilde, resignada, tenazmente amorosa con que el glorioso G a l dos crea su V i c t o r i a de La loca dé la casa, no me i m p o r t a r í a sufrirla en l a vida corriente s i con el vencimiento, había de llegar a realizar el anhelo soñado. Su siempre amiga, ANITA ADAMTJZ De los personajes que he representado n eil teatro, el que m á s se parece a m í es l a Soledad, de Calla, corazón, con l a cual estoy de acuerdo siempre. A h o r a e l que me hubiera gustado ser. en l a vida es L a u r a Dolenti, de Los andrajos de la púrpura, del g r a n D Jacinto. Aparte la simpatía y l a gratitud que la ficción de arte me merece, por el buen é x i t o q M al coincidir con m í temperamento, me proporcionó en una noche inolvidable, por lo menos para mí, L a u r a es Eleonora puse, ¿y a q u é persona puede aspirar a parecerse mejor que a Eleonora una actriz que de verdad ame su arte? Claro está, que uría Kleonora sin D A n n u a z i o y que no se muriera en Nueva Yorl i Contesto gustosísima a la pregunta, De todos los personajes que he interpretado, escogería el de La noche iluminada, Titania. Convertirme en hada bienhechora y por virtud dé m i varita m á g i c a transformar lugares y personas, y r e í r reír. MARGARITA XIRGU MARÍA PALOU qué se llama caracteres L a s mujéréf del g é n e r o lírico- -r ¡Dios me perdone por meterme a opinar- -no tienen, a mi juicio, carne, sangre y hervios como las protagonistas de las obras de verso. Nos ponemos a cantar en los momentos patéticos, y en los mon ¡entos amorosos, y en todos los momentos en que el alma debiera escaparse de los labios; y nos salimos de s i t u a c i ó n humana para meternos- -eso sí- -en s i t u a c i ó n l í r i c a que es cosa bien distinta. Y o rio s é cuál de los personajes que he v i v i d o en la escena me hubiera gustado para v i v i r l o en las realidades de é s t e picaro mundo... M e gusta ser quien soy y como soy S i n embargo, me parece que la M a r i- P e p a de La Revoltosa vive un poco dentro de m í cuando me toca incorporarla. Quisiera ser