Patrocinado Por:

Volver

Resultados de la búsqueda

Resultados para
A B C. VIERNES S DE J U L I O DE 1933. E D I C I Ó N D E ANDALUCÍA P A G iS rnos compartir. N i nosotros, ni los comerciantes madrileños, ni millones más de español- es que se oponen al egoísmo catalanista y pusieron todo su entusiasmo en la votación histórica del 12 de abril de 1931. Esperamos que al Sr. Royo Villanova no se le ocurrirá el leer, en una de sus intervenciones, estas líneas de La Libertad. Aunque el periódico oficial de París no lia insertado todavía orden alguna, todas las impresiones coinciden en l a certeza de que el Gobierno francés, cediendo una vez más a la presión de intereses parciales, va a l i m i tar las importaciones de legumbres y frutas de España. E l fundamento es injusto y se basa en informes intencionadamente inexactos, r so sólo porque es falso que haya aumentado! a entrada hasta centenares de vagones diarios, cuando el promedio es de unos cincuenta, sino también porque este año, como acontece casi siempre, l a fruta española llega a los mercados franceses muchos días antes de que l a fruta del país esté en sazón; por lo cual, no es verdad que se establezca competencia. N i en eso n i en ningún otro aspecto hay l a menor variante este año. Entonces, ¿por qué l a restricción, apelando- -como, por l o visto, se va a apelar- -sal método de los contingentes? Nuestra Embajada de París, ¿qué sabe de ello? Nuestro Gobierno, ¿qué se propone hacer? L a previsión sería preferible a l a reparación; suponiendo, y es mucho suponer, que se lograse ésta. Y a hemos dicho muchas veces que, de algunos años a esta parte, la política comercial de Francia- con España se ha enturbiado con recursos y modalidades, que respetando aparentemente el Arancel, en realidad lo adulteran y quebrantan. Y es conveniente que a esa política se res- ponda con- una reciprocidad fulminante y contundente. A estas horas nuestro ministerio de Estado debería tener ya dispuesta la réplica en recíprocos términos de limitación cuantitativa sobre productos franceses. Cruzarse de brazos para esperar l a declaración oficial es disponerse a l a repetición de otros casos semejantes, y de forcejeos posteriores y estériles. H a y suficiente y costosa experiencia. muy queridos- -muchas polémicas, cuando alguien muy significado de allí- dijo que se debiera enarbolar bandera blanca, si la escuadra yanqui daba vista a la cima de. Montjuich. Y cuando ya habían pasado unos quince años disde entonces se celebró un mitin en el Centro Autonomista de Dcpendets de Comers de Barcelona con motivo- de la Diada de la ¡lengua catalana, a cuyo mitin se adhirió el Ayuntamiento de la población, lo que dio- motivo para que el concejal catalanista Sr. Bofill presentara a la deliberación de aquél una propuesta, solicitando- se acordase por el Concejo: ...Segundo. Que se deseó del Ayuntamiento de Barcelona que como uno de los derechos inherentes a la personalidad de Cataluña fuese, en ella el idioma oficial la lengua catalana. Defendió esa proposición su mismo autor y la combatió, en nombre de la minoría radical el concejal y diputado a Cortes por Barcelona D. Hermenegildo Giner de los Ríos, todo bondad, rectitud y limpieza de conducta, discutir sereno, carácter firme. 4 Qué párrafos más interesantes los suyos y cómo vienen a la memoria en estos días. Y o creo- -decía el buen patriota- -que no hay más nación que una, que se llama E s paña; que no hay Castilla y Cataluña como dos naciones distintas dentro de España; que no hay más qué una bandera, que ha de ser l a bandera nacional; que no hay más que un escudo y un blasón en España, y vo atros creéis que hay dos naciones, dosregiones, que cada una tiene su vida e histeria propias. ¿Cómo queríais que yo comulgase en estas aspiraciones, contrarias a las mías, a las de mi partido? c democrático, detalles de la organización del plebiscito nacional que acerca del Estatuto, Y c o n la aceptación del jefe del partido, D. Melquíades Alvarez, viene preparando, i Dice el Sr. Ortiz Cañavate que l a Féde- ración de Clases Medias, el Círculo de la Unión Mercantil- y la Federación Patronal, han acogido con entusiasmo la iniciativa; j que sólo podrán tomar parte en el plebiscito aquellas personas que tuvieron derecho a I emitir el sufragio en las pasadas elecciones generales; que no puede creer que el G o- birno negará autorización para celebrar esta pública manifestación de la voluntad popu- lar, y que existe un enorme entusiasmo en i todas las esferas de la actividad nacional, que anhela exteriorizar de algún modo su protesta contra. el Estatuto, por creer entraña un peligro positivo a la unidad poíítica y económica del país. L o s diputados de la minoría agraria que defenderán las enmiendas presentadas al artículo quinto del Estatuto -M a d r i d 7, 7 tarde. Esta tarde fué entregada a los informadores una nota, que dice así: Interesa a la minoría agraria hacer constar que si en los momentos actuales toda la labor de discusión del Estatuto de Cataluña pesa sobre el infatigable y. cultísimo catedrático Sr. Royo Villanova, es porque este señor es el representante de l a minoría en la comisión dictaminadora y único por lo tanto facultado por el Reglamento de l a Cámara para defender sus catorce votos particulares que tienen prioridad en la discusión. Una vez concluida la discusión de los votos particulares se defenderán las enmiendas presentadas por la- minoría agraria al artículo quinto, según la distribución s i guiente Legislación penal, Sr. C i d legislación social, Sr. Madariaga; -legislación mercantil, Sr. G i l Robles; procesal, señores Gómez. y Armiño; ordenación, registros- e h i potecas, Sr. Casanueva; operaciones contractuales, S r Casanueva; regulación de Estatutos, Sr. Casanueva; propiedad intelectual, S r G i l Robles; propiedad industrial, Sr. G i l Robles; comunicados oficiales, Sr. Casanueva; documentos públicos, señor Casanueva; pesas y medidas, señor Solórzano; régimen minero, señores A r m i ño y Gómez; minas y montes, Sr. Solórzano agricultura, Sr. Martín; ganadería, don L a u r o Fernández; ferrocarriles, señores Calderón y Martín; carreteras, los mismos canales, los mismos; Teléfonos, señor Solórzano; puertos, señores Calderón y Martín; legislación sanitaria, Sr! C i d seguros generales, Sr. Guallart; ídem sociales, Sr. Guallart: aguas, Sr. Martín; caza, señores Armiño y Gómez; pesca fluvial, los mismos; régimen de Prensa, Sr. G i l R o bles; asociaciones, Sr. G i l Robles; reuniones, el mismo; espectáculos, el mismo; expropiación, el mismo; socialización de r i quezas naturales, Sr. Madariaga; aviación y radiofusión, Sr. Solórzano, y Confederación del Ebro, Sr. Guallart. E L PROYECTÓ D E ESTATUTO CATALÁN A N T E L A O P I N I Ó N NA. CI ONAL e L a marcha de Cádiz y Segadors Els Acabo de leer en la Prensa l a reseña de la sesión celebrada en la tarde de ayer por las Cortes constituyentes, de la que se destaca el incidente violentísimo suscitado durante la discusión del Estatuto y el corto discurso del Sr. Ossorio y Gallardo, quien dijo como síntesis de su breve y emocionante intervención ¡Patriotismo monopolizado, n o! ¡Patriotismo retrógado, n o! Marcha de Cádiz, no! (Grandes aplausos) E l plebiscito nacional sobre el añ. Tde Ja referencia. Quien estas líneas escribe es un poco meEstatuto nos joven que el Sr. Ossorio y Gallardo, U n redactor de la Agencia Mencheta ha que pudo oír como oí yo- ¡cuántas veces preguntado al Sr. O r l i z Cañavate, presidentodos los días festivos! allá por la época te de la Junta municipal del partido liberalde la guerra d e Cuba y en el paseo de Gracia de Barcelona los acordes vibrantes de La marcha de Cádiz y pedir el público enardecido su repetición, una y otra vez. Los muchachos marcaban el paso a sus acordes y muchas innumerables voces se unían a las d e la gente joven, repitiendo a pleno pulmón el ¡V i v a España! de la patriótica composición. Poco tiempo después ya no escuché la popular marcha en los paseos ele Barcelona, pero sí hube de sostener- -con amigos T T i l F F n i T n- -I Í m n i i t í ü i i i í i i r T T Si, todo eso el día de mañana equivale a decir que queréis- que en la península ibérica haya una nación, un imperio, que se llama Austria- Hungría; si ese día llegase, los que pensamos como mi partido, tal y como estoy exponiendo las ideas de los republicanos radicales, los que pensamos así tendríamos la tristeza de ver esa nueva forma de Gobierno confederada en la península ibérica; pero si nosotros hubiéramos contribuido a eso, no sería amargura lo que tendríamos en nuestra conciencia, sería en el fondo de nuestros corazones, el remordimiento del traidor. E l catalanista Bofill, a en aquella ocasión aludió y mencionó, como reproche a don Hermenegildo Giner de les Ríos, el socorrido tópico de La Marcha de Cádiz, y fué contestado así: M e parece que su señoría ha tenido un poco de retintín al hablar de las efusiones mías patrióticas. H u y a su señoría de este camino, porque si trata de ridiculizar la Marcha de Cádiz, yo puedo ridiculizar Els Segadors, y entonces eso puede conducirnos a cosas impropias de su señoría, de mí y de este recinto. l í a n transcurrido varios lustros y parecen esas palabras de rigurosa actualidad. -Mariano Matesánz. L a A s o c i a c i ó n Patronal de C o mercio e Industria de V a ü a d o l i d Dicha entidad ha dirigido al ilustre diputado D. Antonio Royo Villanova, el siguiente telegrama: Felicitamos cordialmente al representante en Cortes por Castilla y gran maestro en Derecho, que tan gallarda y razonadamente defiende en el Parlamento nuestros patrióticos anhelos de unidad nacional, y deseárnosle cuantas energías sean precisas para perseverar en tan culta y abrumadora labor, que todos los buenos españoles han de agradecer.