Patrocinado Por:

Volver

Resultados de la búsqueda

Resultados para
C R Ó N I C A DE PARÍS (Dibujos de Carlos S. de Tejada. E S C Á P E N S E USTEDES DEL COLEGIO o se asusten ustedes de este titulo, señoras mamas; no se trata de dar malos consejos a sus hijas: aunque desaprobando ese medio de educación, sé que hay ocasiones en que es preciso el colegio, y nunca aconsejaría a las alumnas que se escapasen. La palabra colegio- internado representa, para mí, el uniforme; es decir, la monotonía del traje, la constante repetición de una forma anticuada; en resumen, la obediencia a la ley del menor esfuerzo. Para mí es un tema de verdadera tristeza ver mujeres que aceptan la moda sin tomarse el trabajo de interpretarla paseando un vestido que carece defl corte y de la línea que ellas necesitan. Estoy persuadida de que los momentos tan desagradables que vivimos, tendrán, al menos, la ventaja de forzar a las mujeres a no vestirse todas siguiendo el mismo modelo; cada una se ve obligada a tener costurera en casa, a dirigir por sí misma la confección! de un traje o el arreglo de otro. Es un aprendizaje que no carece de dificultades: pero, ánimo, señoras; ustedes vencerán, si quieren, y como tienen ustedes obligación de querer, puesto que las economías son de rigor, después de algunos fastidiosos les espera uno feliz, el de la victoria. Los cuellos, muy originales este año, tienen interés. ¿Me permiten que las ayude? El escote dé un traje de día, siendo cuadrado, con las esquinas redondeadas, se pueden adornar: primero, con un rizado de lencería o de encaje; luego, con un volante plegado que suba sobre el pecho, y no cayendo sobre el vestido, como la vulgaridad acon- N TRAJE D E TARDE, DE B A G G H E R A AZUL N A T T Í E R (MODELO JANE REGNY
 // Cambio Nodo4-Sevilla