Volver

Resultados de la búsqueda

Resultados para
CRITICA Y NOTICIAS D E LIBROS Lo Rojo y lo Azul de Benjamín Jarnés, por J. López Prudencio. Historia de la Inquisición de D. Jorge Vinaixa. Otros libros. Lo Rojo y lo Aztd, la reciente novela de Benjamín Jarnés, acusa un momento interesante en la trayectoria de sa vida espiritual. Hay, entre las altas excelencias de este joven escritor, una que culmina, por su valor ético, sobre todas las demás: la sinceridad. Jarnés es un atento espectador de 9 a vida. N o es mero observador, frío e impasible. Asiste al espectáculo con emotiva interés. Cuando esto ocurre es inevitable que los panoramas presenciados irradien sobre el espíritu espectador ondas de intensa influencia. E l oleaje de esta eficacia emotiva va suavizando, d e s v a n e ciendo l a s aristas del e s p í r i t u L a s aristas i n e v i t a b l e s que brotan, en los espíritus sencillos, al fragor del choque de los ensueños adolescentes con las sequedades frías de la realidad, e s q u i n a d o durante un período más o menos largo, la estructura de las almas. N o es raro el. fenómeno. L o raramente meritorio es la franca sinceridad con que el proceso se va acusando en este espíritu de excepción. Acaso a él mismo le BENJAMÍN JARNÉS sorprenda, esta interpretación nuestra de su trayectoria espiritual. Mas adelante, cuando el proceso haya andado más camino, se desvanecerá su sorpresa y nos dará la razón. DEBERES Y DERECHOS DEL MILITAR RETI- ra trayectoria. L a trayectoria del odio, aceptado cómo norma redentora, Es verdad que los hombres que no atienden al hambre de los otros son unos canallas pero es. también verdad, y verdad más temible y dolorosa, -que son más canaulas los que utilizan el hambre de los otros para nutrirse ellos bien. y ése suele ser- -lo fué siempre- -el HISTORIA DE LA INQUISICIÓN. -La firma programa de los caudillos de masas Es verdad que el miserable dura poco. E n se- del autor, D. J Jorge Vinaixa, periodista y guida lo atrapa la sociedad y lo convierte publicista radical, nos inspira una legítima en pobre Pero no es menos verdad que prevención al abrir este volumen; sospecha: suele ocurrir algo semejante con él líder. mos que se trata de un libro para la gaL a sociedad le da un cargo público y lo lería. Es, en efecto, convierte, de apóstol, en burgués Y en una obra p a r a los último término, resulta que el hecho- -treaficionados a los mendo, pavoroso- -puede enunciarse a s í manjares fuertes, y Hoy i para todo el mundo, la indisciplina que por el solo es ya un placer. Se ha convertido en tópico to- anuncio de su conmar esto como saludable sed de renovación, tenido parece asey el día en que la orquesta social se- congurarse el éxito de vierta en az 2- hand dejarán de percibirse librería. No obstan lo más bello del mundo: las diferencias. Y te, una simple ojeapretender uniformar lo multiforme es desda a sus capítulos nos invita a reconotruirlo cer que no se trata Y asi la experiencia, en el áspero perede un trabajo megrinaje, por la senda de los absurdos, arriramente efectistas, ba al puerto de claridad de que a generoplagio o reproducsidad de no matarse los hombres no es coción de tanta otra bardía; al contrario, debe considerarse como literatura semejanuna religión, ¡como la única religión fete. No. El. autor ascunda! p i r a una labor dé Hasta aquí llega hoy Jarnés. E l camino s í n t e s i s histórica, DON JORGE VINAIXA es largo. L a juventud tiene por delante la que se remonta a la exégesis, a los orímayor parte de su cuantía. Jarnés es joven y es capaz de afirmar el paso con sincera genes, y enlos estudios preliminares no deja de estudiar los puntos más debatidos respecnobleza en la senda generosa- Lopes to a Santo Domingo, cómo fundador, y a las Prudencio. primeras etapas de la inquisición antigua. E n el protagonista dé esta novela el ilusL a parte más extensa refiérese, naturalmentre escritor ha hecho un admirable y conE N DEFENSA DE NUESTRA ECONOMÍA NACIOte, a la Inquisición moderna, con sus leyes cienzudo análisis de una juventud que ha NAL. -Este es el título de un interesante libró orgánicas y autonomía. N i que decir tiene visto y sentido transcurrir muy al alcance que acaba de publicar el joven e ilustre in- que a Torquemada y a su período se dedican de su vista escrutadora y ha sentido palpigeniero de Minas D. Leopoldo Barcena y prolijas descripciones, citas y comentarios. tar muy cerca de su propio corazón. Pero este análisis, tan certero, tan hondamente Díaz, director de uno de los más importan- Sucesivamente van desfijando otras figuras minucioso, está hecho a la distancia necehistóricas y episodios y procesos hasta Cartes centros industriales españoles. saria para discernir y valorar atinadamenL a serenidad con que enfoca el proble- los II. Por último, la tercera parte se dete todos sus pormenores. A la lu enrima es la característica del autor, que em- dica a la decadencia y fin de la Congregaquecida con potentes reflejos de experienpieza por despojarse de todo matiz político, ción del Santo Oficio, con sus últimos mocia, que le permiten descubrir y aquilatar aunque se ve claramenitie, y él mismo viene mentos fuera de España, detalles cuya presencia y cuya ca idad y a declararlo, que es hombre de derechas; dimensión resultan, al cabo, muy diversas Abundan en el texto las partes episódicas, derechas, por sa ardorosa cristiandad; pero en las que- -huelga decirlo- -el autor carga la de las que ofrecieran en el día, ya distande izquierdas, porque los medios en los mano para transcribir a los lectores las imte, de su presente E l andar de la vida, soque prevé soluciones prácticas para el pro- presiones de horror ante el refinamiento- de bre todo en estos días en que la vida anda tanto en cada jornada, ha enseñado mucho. blema social no rehuyen procedimientos torturas y suplicios, y de propina sé añaden H a enseñado, sobre todo y ante todo, una sensatamente radicales. algunas láminas que, como las conocidísimas verdad fecunda, que ha de ir sembrando el No sería extraño que los practiqué en de la plaza Mayor, de Madrid, ponen los pecamino de otras muchas, capaces h sta de algún centro fabril puesto bajo u direc- los de punta. s Suavizar al cabo el áspero contorno de la ción. Eso se deduce de la lectura (de algugeneradora. Esta aparece formulada en esSe ha escrito tanto sobre la Inquisición, no de sus razonamientos, y si ello es así, y con tanta vehemencia y tan copiosa ayutas concisas palabras: Que aquel que no constituye el mejor aval de sus teorías, da de índice documental, que parecía difípueda gozar de una libre e intensa vida se orientadas magistralmente desde un puntó cil el servir otra vez el mismo plato con encadene odiando de vista firme y conocedor de toda las los mismos excitantes; pero el Sr. Virj ixa E l andar numeroso de esta vida, que anda tanto en nuestro presente, ha multiplicado doctrinas sociales, incluso el más integral ha logrado este récord en menos volumen de papel impreso, lo que no quiere decir la intensidad de la luz en el alma de este d é l o s marxismos. Como ideales de un apostolado, preconi- que sea corto el. tomo, -rayano en las 350 protagonista, creado por Jarnés, en tales términos, que le ha dejado al descubierto za el Sr. Barcena la justicia social y la páginas. toda la esterilidad redentora del odio para intensificación del trabajo, que acabaría con Cumplimos simplemente la módica misión el dolor de os hombres. E l prodigio luminola pobreza de nuestro agro y fortalecería de registrar la aparición de este libro, sin so llega hasta el extremo de que brota en las iniciativas industriales, para base segu- entrar en su análisis, porque se trata de un la senda del protagonista un espíritu nuevo, ra de la regeneración de nuestra economía que es como un desdoblamiento del propio. y prosperidad de los intereses morales y trabajo de laboriosa preparación y de índole histórica. E l tema ha sido siempre apasioEs el amigo que va señalando los hilos innante y de inacabables controversias. L o que sospechados de la verdad, tan escondida en- materiales de la nación. E L libro del Sr. Barcena es, por su fon- no puede negarse es el fondo de realidad, que tre las asperezas de los prejuicios que brodo, una verdadera novedad y, por su alcan- ni aun juzgada trasladándonos al ambiente taron a 1 primer choque de los anhelos generosos con! as esquiveces de la. vida. Y este ce, un enunciado feliz de sana doctrina y a la sensibilidad de aquellas sociedades, amigo va señalando los escollos de la prime- social. deja le suscitar, un movimiento de repulsión. 1 1 1 RADO. -El distinguido oficial de Oficinas M i litares D Narciso Gibert ha hecho un detenido estudio de la situación en que quedan los militares que han pedido su retiro. Y resultado de esta labor es el libro que ha dado a la publicidad con el título de MILITAR RETIRADO. E n forma de repertorio alfabético, para su más fácil consulta, contiene el volumen cuanto compete a los derechos y obligaciones militares, así como las que tienen con el ministerio de Hacienda. E l libro del Sr. Gibert es de gran utilidad para los militares;
 // Cambio Nodo4-Sevilla