Patrocinado Por:

Volver

Resultados de la búsqueda

Resultados para
El guardia Pedro Cabello García, del puesto de Tembleque, ordenanza del teniente D. Mariano Ferrer López, iba. al lado de éste al entrar en Villa de Don Fadrique. Un balazo en la cabeza lo mató. El cadáver, fué llevado al cuartel de la Guardia civil. Al fondo se vén parte dé las armas cogidas a los revoltosos. D. José Díaz Maroto, uno de los vecinos más destacados del pueblo, al sentir el tiroteo, en las primeras horas de la mañana, marchó a las eras. Los sediciosos dispararon sobre él, causándole tres heridas graves. Ahora, en su domicilio, el juez de Quintanar, don Manuel Soler, le toma declaración. Junto a una de las casas desde las que más resistencia se ofreció a la Guardia civil, sobre unos montones de grano, rodeado de aves de corral, apareció así el cadáver de un hombre. En el salón de sesiones del Ayuntamiento, los médicos prestan asistencia a los heridos.