Volver

Resultados de la búsqueda

Resultados para
MADRID- SEVILLA 1O DE D E 1932. 1 UL 1 Q NUMERO DIARIO DO. SIMO ILUSTRAVIGÉ 9.192 OCTAVO AÑO EXTRJO. 20 C E N T S NUMERO REDACCIÓN: PRADO D E SAN SEBASTIAN. SUSCRIPCIONES X ANUNCIOS, MUÑOZ OLIVE, CERCANA A TETUAN, SEVXLLA EL GOBIERNO, TATUTO Y EL MEN E L ESDICTA- L o que va a hacer el presidente del Consejo para encauzar en líneas concretas el alcance de Jas concesiones del. Estatuto es un regreso al único punto lógico de partida, la ponencia del Gobierno y reconocer el malgasto de tiempo. Decir abstractamente que el Estatuto sería lo que quisieran las Cortes, situándose el Gobierno n la abstención de expectativa, era teorizar en el vacío, contra la verdad del sistema parlamentario. E l Gobierno es siempre en el Parlamento el P o der ejecutivo, y no puede inhibirse en la elaboración de una ley, n i aun en el caso de la iniciativa del diputado. S i el Gobierno es siempre el órgano encargado de aplicar la ley, -no puede substraerse a la responsabilidad de fijar anticipadamente su criterio. U n a C á m a r a no puede ser un motor en marcha sin un volante que encamine el vehículo. U n Gobieron no es Gobierno ante l a Cámara, si no personifica a la mayoría de los miembros. Implícitamente, la voz del Gobierno es siempre la voz de la mayoría. Contra todo principio de doctrina y de realidad se ha pretendido ir en e l planteamiento de esta discusión. E l dictamen, sin el exequátur. declarado y detallado del G o bierno, no es dictamen. Y el discurso del señor A z a ñ a no tuvo fijeza de términos ni precisión de líneas. E n materia tan grave como es toda; l a del Estatuto, es indispensable el conocer punto por punto lo que acepta o lo que rechaza la responsabilidad de los gobernantes. ante las mismas Cortes y ante l a nación. E n este asunto, el Gobierno y los partidos han incurrido en el mismo pecado y en l a misma ficción engañosa, bajo el propio signo tan español de allá veremos Y a lo consignamos- oportunamente mucho antes de llegar el debate, cuando aún era tiempo de que los partidos. de l a situación se acordasen de sus apelativos y sus alardes verbalistas de: demócratas. L a verdadera democracia- -tan maltratada por las hirientes paradojas de estos tiempos- -exigía que un problema magno como el Estatuto, preñado de peligros para la unidad de España, se dilucidara en las asambleas o en los organismos generales de los partidos para que la masa jde los partidos esbozara, por lo menos, los linderos de las concesiones. E l argumento de que l a masa sea indocta, ni podía aducirlo n i n g ú n partido republicano, ni era admisible, porque el problema genéricamente es m á s político y sentimental que jurídico. P e r o como c- 1 pueblo, aunque no se vea solicitado, quiere opinar, y opina, se da el mismo proceso, aunque espontáneo. Y les elementos directivos no pueden desentenderse de la voz de la calle, de la. opinión pública, que al cabo, y siempre, es la que prevalece cuando se manifiesta y se sostiene henchida por sentimientos elevados y puros, que están muy por encima de bandería, de partidismo, de caudillaje; sobre todo cuando esa opinión sc condensa simultáneamente i todos los sectores como un movimiento nacional, que no puede contrarrestarse, escarneciéndola, con imputaciones ni con- improperios. E n resolución, -lo que vendrá a ocurrir ahora es que habrá esencialmente nuevo dictamen en los puntos culminantes del Estatuto, Los núcleos de la Cámara, más cerca- rnos o m á s sensibles al latido de la opinión, decidirán la viabilidad legislativa después de los regateos que señale el Gobierno- en busca dé coincidencias. Sobre la otra viabilidad, sobre la real y efectiva, el problema está y seguirá fuera de las Cortes, en la actitud manifiesta e irrevocable del país. cesos habría alguna derivación política; pero repito que yo estoy por. completo inhibido de este asunto, aparte, como es natural, de que al permanecer en celdas de políticos sa len beneficiados. En Agricultura La e x p o r t a c i ó n de frutas y hortalizas a Francia E l ministro de Agricultura, D Marcelino Domingo, al hablar a los periodistas sobre la exportación de frutas a Francia, hizo laS siguientes declaraciones E l Gobierno francés ha publicado en el Diario Oficial de hoy un decreto, cuya firma v e n í a anunciándose desde hace días, por el que se establecen, a título excepcional y transitorio, contingentes para la importación de frutas frescas y hortalizas. Desde que el Gobierno español, por nuestra E m bajada y oficina comercial en, P a r í s tuvo conocimiento de tales propósitos, se iniciaI ron, por parte de los señores ministros de Estado y Agricultura, activas e intensas gestiones en defensa de nuestra exportación frutera, de las que se han obtenido resultados francamente ventajosos para la misma. L a abundante cosecha de frutas registrada este a ñ o en Francia, ha motivado que el G o bierno francés persistiese en la concesión de establecer el contingente, por lo. cual el G o bierno español ha reiterado enérgicamente su protesta por la aplicación de este sistema, que restringe y perturba el intercambio comercial. Sin embargo, en este caso, se ha conseguido que el cupo correspondiente a España, en el contingente fijado para el mes de julio, que alcanza a 30.000 quintales para las hortalizas, sea bastante considerable para que la exportación frutera a Francia se realice normalmente y sin sensibles perjuicios. Las frutas comprendidas en el contingente son: Albaricoques, melocotones, peras. de mesa, manzanas, ciruelas, almendras, cerezas, uvas, fresas, grosellas y membrillos. L a fijación de cantidades que se permiten importar, se hace por períodos de diez días, y por las Aduanas que sé determinan, correspondiendo para, cada uno de dichos períodos los cupos siguientes Fruta fresca: Hendaya, 4.500 quintales; Cervera, 4.509; Burdeos, 600, y Marsella, 400 quintales. Hortalizas: Hendaya, 200 quintales, y Cervera, 200. S i esta distribución no se ajustase a l a proporcionalidad del. volumen de los respectivos envíos, elGobicrno francés se halla dispuesto a acomodarla a las conveniencias de nuestra exportación. Las cifras correspondientes a los cupos asignados a España, y l a forma de distribución, permiten que no tenga que verificarse la exportación por medio de previas autorizaciones y licencias individuales, sistema que causa siempre grandes perturbaciones y dificultades al comercio. P o r todo ello, puede afirmarse que se ha conjurado el peligro que en este momento álgido amenazaba a nuestra exportación. Conseguido este resultado es necesario y conveniente que nuestros exportadores se hagan cargo serenamente de la situación, y no comprometan con precipitaciones egoístas y. contraproducentes las ventajas obtenidas, y 110 aumenten las cantidades de frutas, que pensaban exportar. S i lo hacen s i guiendo el ritmo normal, no pueden sufrir INFORMACIONES Y NOTICIAS POLÍTICAS; En Guerra Visitas Madrid. A la una y media recibió el señor A z a ñ a a los periodistas, a los que di i o que había despachado con el general Masquelet, jefe interino del Estado Mayor. Después recibió la visita del general d i rector de la Escuela Central del T i r o señor Loriga, y del comandante Cañizares y el señor Martones Dorrién. En Gobernación Los sucesos de Villa de Don Fadrique. La suspensión de E l l m p a r c i a l L a d e t e n c i ó n de los hermanos M i r a l l e s Madrid 9. E l ministro de la Gobernación, al recibir en las primeras horas de la tarde a los periodistas, les manifestó que las noticias de V i l l a de Don Fadrique acusaban normalidad completa. -Como ya les dije anoche, se trata de un foco aislado, hasta- el extremo de que en los pueblos de los alrededores no se tenía ni la menor noticia de lo que se- preparaba. H a sido un hecho francamente comunista, y el movimiento estaba dirigido por uno de los médicos del pueblo, que venía haciendo constante y fogosa campaña revolucionaria. E s pero el informe completo del gobernador de; Toledo, que me remitirá a la mayor brevedad. A continuación hizo notar el Sr. Casares que algunos periódicos, al hablar de la i n cautación de l a imprenta de El lmparcial, como en otras ocasiones, tocaban la cuerda sentimental del perjuicio que se i r r o g á b a l a los obreros y a otros intereses ajenos al c i tado periódico. -Esto no es así, pues precisamente cuando se trata de obreros o de clase de intereses ajenos a la sanción, atiendo inmediatamente cuantas indicaciones se me hacen, para no irrogar ningún perjuicio a dichos elementos. Prueba! el que los periódicos El Mundo y El Tiempo, que se tiraban en la imprenta de El lmparcial, tan pronto me lo comunicaron fueron autorizados para que continuaran editándose en la citada imprenta. Igual ha ocurrido con otras publicaciones. -También he visto- -añadió el Sr. Casares- -que algún periódico habla con insisten- cia de la detención ds los hermanos Miralles, considerando injustificada su permanencia en la cárcel, por entender que es gubernativa; tampoco es cierto, pues dichos señores cont i n ú a n detenidos en virtud de órdenes del juez, porque están- sometidos a proceso por varios delitos comunes, entre ellos el de homicidio, desorden público y asalto. S i los c i tados señores están en celdas de políticos, es por disposición- judicial, pues sin duda el juez habrá entendido que en los citados su:
 // Cambio Nodo4-Sevilla