Patrocinado Por:

Volver

Resultados de la búsqueda

Resultados para
DIARIO DO. SIMO ILUSTRACT AYO DIARIO DO. IliUSTRA- AÑO VIGÉ- A Ñ O VI G E- SI M O C T A V O 10 G T S N U M E R O 10 C T S N U M E R O F U N D A D O E L i D E J U N I O D E 1905 P O R D T O R C U A T O L U C A D E T E N A LAS SESIONES PATRIÓTICAS Todo el mundo g r i t a b a ¡Viva España! GREAT ATRACTION 1 W a s h i n g t o n insiste en el cobro, Je s u s créditos. L A M A RC H A D E CÁDIZ L o s patrioteros e s p a ñ o l e s ai Entre la novela detectivesca, l a película- oponen a las justas é- inocentes de aventuras, las refriegas de y H e presenciado muchas sesiones patrióti. demandas dé Cataluña. cas. E n el antiguo régimen, siempre que h a- los ¡manos a r r i b a! por Bancos, joyerías y trenes, el espíritu sensacionalistáde- N o podrán negar ustedes que la cuestión bía que pedir a la nación un sacrificio de los Estados Unidos lleva y a varios años del Estatuto catalanista ha superado a todos millones, se organizaban magníficas sesiolos vaticinios. L o dramático, lo cómico y lo nes patrióticas. L o s jefes de los partidos po- manteniendo en el mundo su alucinante record. N o hay que olvidar que Norteamérica grotesco, lo absurdo y lo indignante se lít icos llevaban ese día a l a Cámara su voz es un país muy joven y siente todavía ese reúnen alrededor de ese pleito para convernúmero 4, una preciosa, voz con trémolos, gozo infantil de hacer miedo L o dice tirlo en una cosa realmente. memorable. E n grave, estrangulada a veces por una emola última semana, por ejemplo, se ha visto ción convencional de primera clase, una voz hasta en las iniciales con que gusta firmar: E E Ü Ü Primero, llama l a atención, y a un hombre solo, el S r Royo Villanoya, que todos guardaban, para aquella ocasión en la misma caja de las bandas dé. seda y de los luego, trata dé producir el susto: ¡E h! bracear contra el Parlamentó en masa y recibir las amonestadones y los insultos más collares. de la Orlen de T a l o Cual. Era. u n í ¡Eh- í; Quizá por esta cirgrayes. -Por qué? T o d b s s e lo lían dicho en voz espesa, de la consistencia dé 1 a miel, que, cunstancia cuida la exportación de tal p r o ducto con el afán descomedido, qué pone en todos los tonos posible. f; A estas alturas de asomaba a sus labios en chorro denso, se amontonaba un poco y. caía lentamente so- exportar sús automóviles, sus; talkies ó su la Historial- está, usted repitiendo La marmaquinaria industrial. Recientemente batió cha de CádizUnos querían abalanzarse bre las barbas canosas. A cádaj uno de estos sus propias marcas logrando mantener l a contra é l Ossorio y Gallardo lloraba; un torneos. oratorios, los reporteros d e- l a t r i diputado catalán le lanzó, por fin, la palabra buna- -a los qué el: hábito baña- en l a misma expectación en. todos los países de la tierra, y por. espacio de dos meses, tan sólo con el definitiva: ¡B u r r o! V e r d a d e r a m e n t e La aparente irreverencia del sacristán para con rapto de úh infeliz- niñifo? en su primera i n- marcha. de Cádiz es peligrosa y e x t e m p o r a l las imágenes- -le llamaban l a gran batuda fancia. Alarde semejante es, en verdad, Un neá; hasta puede resultar, -si ustedes quieren. L o s diputados del montón aplaudían muchas privilegio del prestigioso made in U. S. A. cursi. Pero bien quiénes son en este caso, veces y mucho tiempo, hasta cuartear las que, a las veces, A B U S. A (Alarm Butlos de La marcha déCádiz? Porque el señor. uñas. L a atmósfera del Parlamento se carcherliness United States America. Royo Villanova, en realidad, no. hace otra gaba de algo indefinible que se- parecía mu. cosa que oponerse, precisamente, a La marcho al olor de los cuerpos sudorosos, pero Pero aquel mágico país no se duerme j a cha de Cádiz de los catalanistas. Toda la Cáque en realidad no era sino el aire ozonizado más en sus laureles. Nunca siente fatiga el mara, con- rlos socialistas, internacipnalistaa por las descargas eléctricas del entusiasmó. dinamismo; yanqui; y su infantilidad gusta a la cabeza, da ia razó: y apoya a los catade sorprendernos de continuo con nuevos Después de esto, quedaba convenido que l a lanes, como defendiéndolos: contra un: dé potrucos de extremada potencia emocional. S i nación se sentía, muy contenta de dar u n tico llacionalismoL Y; c los. ca. talanes quiepoco más de oro o un poco más de sangre. agotado y a el interés que supo difundir el nes ostentan el más arrogante nacionalismo. melodrama del pobrecito baby, hubiera pre ¡Son ellos quienes, se ufanan de su pátrig. Pero no era verdad. Como asegura Azaña tendido el tío Sam volver a apoderarse de la catalana, de su Estado catalán. ¡Son ellos al referirse al Estatuto catalán, el pueblo atención del mundo con el asalto a un tren o Jos que adoptan; el- tóhóiy espíritu d e l g a s pocas veces se entera de lo que le conviene, con un tiroteo entre los: gángsters, es un he- cismo, los que se conducen: patrioter amente, y España no participaba de la generosa emocho evidente que rio lo habría conseguido; los que viven en plena exaltación de la m a s ción de sus representantes. Decía de ellos, lo porque en ésta Olimpíada del Sensacionalisextemporánea y cursi Marcha de, Cádiz! que ahora dicen de Galarza en Z a m o r a cjue nlo hay que seguir siendo campeón a fuerza no representaban más que a sí propios. Esta desigualdad de fuerzas es lo que hace Cuando se anunciaba una sesión patriótica de superar la propia marca con acontecimientos cada vez. más impresionantes, y nundel juego estatutario o, autonomista un es corría un estremecitniento de susto por todo ca repitiendo escenitas que el gran público el espinazo del país. pectáculo tan desconcertante. Y tan patético sabe de memoria. P o r eso, la nación dé los también. U n a bien preparada organización A cada nuevo conflicto, nueva sesión, padólares ha encontrado hoy, como en otras oficial ha pretendido presentar la cuestión, triótica. Comenzamos a murmurar sordadistintas ocasiones, el resorte infalible para, catalana como un mero problema autonomismente contra ellas y acabamos por declarar una conmoción universal. Y en forma senta; pero el país ha visto, ha adivinado, ha a gritos que y a n o queríamos mas, C o n el- cillísima; con una sola frase. ¡Oh, país porolido lo que verdaderamente. hay en el fondo último hilillo dé miel pendiente de la boca tentoso! L e basta el simple anuncio de que de la cuestión. Y no hay otra cosa que eso: -como el hilillo de baba de los belfos de piensa cobrar integramente sus créditos de una Marcha de Cádiz con pronunciado acenun buey- nuestros gobernantes de entonces, guerra. Y esto, que parece no tener importo catalán. E s verdad que los catalanes no cargados los ojos de tristes miradas reprotancia para quienes no somos sus deudores, han tratado de disimular mucho su acento; chadoras, nos acusaron de malos patriotas. es nada menos que una bomba explosiva cose les ha conocido pronto, y es posible que locada en Lausana, y cuyos trozos pueden Aquello desapareció, y la Dictadura cona ellos no les importe que se les descubra la her. ir al orbe entero. Porque si Washington tinuó llamándonos malos patriotas siempre le aprieta los tornillos a París, París tiene a intención v el dejo. L o patético del caso (y que nos atrevíamos a disentir de sus disposu vez que estrechar a Berlín, y como a la- lo que al Sr. Ossorio y Gallardo debiera harsiciones. capacidad económica alemana no le es posiberle hecho llorar con auténtico motivo) es- A h o r a creíamos ya para siempre desterrable hacer milagros y su vida política se. enque la protección del bloque -izquierdista a h das las sesiones de aquel tipo, y, sensibles a cuentra en un momento de peligrosa hiperesnacionalismo catalán, -al óérmiéo; que seese encanto indefinible de todo tiempo patesia, la decisión del yanqui podría originar les concede a los catalanistas para entonarsadoj aunque haya sido peor, añorábamos el sucesos... Varños, que. la guerra mundial tono patético, los trémolos, esa impregnasu Marcha de Cádiz se produce cuando al puede estallar de nuevo, gracias a las factución sentimental que los buenos cronistas español le cierran la, esperanza, es decir, el ras que el tío Sam ha, presentado al cobro. achacan a la presencia de lágrimas efi la mínimo derecho, a la ilusión patriótica. Ser voz Pero no ha sido así. L a miel patrióConque ¿sabe o. no sabe la infantil Y a n- -patriota en España despierta o la burla o el tica aún fluye. Nuestros hombres de hoy savituperio; ser patriota (de la patria: catalana) quilandia mantener siempre el record del ben, como los de ayer, acercarse a ¡a patria, en los estados de Maciá, puede arrancar toscr. sacionalismp? husmearle las heridas y aplicar sobre ellas rrentes de lágrimas al mismo Ossorio. y G a Y que este nuevo t r u c o va a dejar en la milagrosa cataplasma de un v i v a Espamantillas a todo k anterior. Según la frase llardo. Esta desigualdad de fuerzas y de: proñ a o de un v i v a la República calentada cedimientos es lo que -enturbia la triste fac- na lapidaria que, para- propagar una revista, essobre el propio corazón, bajo esa llanfita que del Estatuto catalán, -qué. lia de ser cada Vez tampó hace algún tiempo en sus carteles tienen los corazones de algunas imágenes cierto empresario catalán, ésto va a ser u n más triste para todos. Porque lía nacido, no, santas y de todos los diputados a Cortes. de un hecho diferencial, sino dé un -hecho dé éxito que sorprenda a la misma Empresa A ú n hay esperanzas. injusticia. RAMÓN L O P E -M O N f E N E G R O JOSK M. S A L A V E K R I A W, FERNANDEZ FLOREZ 1