Patrocinado Por:

Volver

Resultados de la búsqueda

Resultados para
A B C. MIÉRCOLES 13 DE JULIO DE 1932. E D I C I Ó N D E A N D A L U C Í A P A G aiV sión de Marina, para que, una vez oídas todas las opiniones expuestas en la información pública, procediera a redactar el dictamen. Este fué aprobado por el ministro y más tarde por el Consejo. Por tanto, no se ha hecho precipitadamente. Por otra parte, fué la propia Compañía la que pidió, caso de irse a la anulación del contrato, y no a la revisión, que se fijaran unas normas, que son las que ahí están. Claro es que el Gobierno aceptaría las modificaciones adecuadas, parque no hace cuestión cerrada del dictamen. Declara que en realidad las normas que se fijan en el dictamen son de contabilidad. Rechaza algunos extremos del voto particular del Sr. Pérez Madrigal, sobre la forma de elección de los miembros que han de formar la comisión liquidadora propuesta por el Sr. Madrigal, y expone las dificultades que existen, por ejemplo, para que en quince días l a Compañía designe al representante suyo de entre su personal. Estima que es un plazo insuficiente, y también juzga equivocada la petición de que los distintos representantes tengan voz y voto en las deliberaciones. E l Sr. G U E R R A D E L R I O interviene para manifestar que los que examinan objetivamente este problema y 110 ven otra cosa que el interés general, observan que está planteado por el decretode la Dictadura, que modificó el contrato, el cual es nulo, en v i r tud de acuerdo unánime de la Cámara; pero, no obstante, al llegar al artículo quinto de este proyecto, se levantan las voces del señor Pérez Madrigal y del orador, en contra de su aprobación, que sentaría un precedente funesto. Añade que en el dictamen aparecía hace pocos días una partida que se llevaba al debe, y ahora dice el Sr. Rodríguez Pérez que se ha sufrido una errata de imprenta, y que la partida se debe llevar al haber. E l Sr. E G O C H E A G A L a minoría radical tenía conocimiento de ello hace varios El Sr. G U E R R A D E L R I O afirma que, de aceptarse el voto particular del Sr. Pérez Madrigal o la enmienda de los radicales, el ministro de M a r i n a no podrá dictar las normas que señala el proyecto. Nosotros no decimos otra cosa sino que el contrato de la Dictadura es nulo y que las consecuencias de esto, serán las que señalen las leyes. Afirma que la liquidación deben hacerla los Tribunales. E l Sr. D E L A V I L L A interrumpe. E l Sr. G U E R R A D E L R I O E l contrato ha existido hasta el 30 de junio último. Recuerda que lo que él defiende es lo. que proponía el ministro de M a r i n a y el jefe del: Gobierno, en el proyecto de ley que aquí trajeron. E l ministro de M A R I N A dice que el señor Guerra del Río quiere que esta liquidación no se traiga a las Cortes, porque sabe muy bien que si se trae no hay posibilidad de recurso contencioso. E l Sr. G U E R R A D E L R I O declara que es absurdo que las Cortes determinen los t i pos de liquidación y la valorización de los barcos, a tal o cual feclía. A las Cortes- -dice- -sólo le compete la nulidad del contrato, y no puede meterse en los derechos de empleados, obligacionistas, acreedores de buena fe, etc. N o puede inmiscuirse en si han de cobrar antes, unos u otros. E l Sr. V I Ñ A S (de la Comisión) Nada de eso dice el dictamen. E l Sr. G U E R R A D E L R I O ¿Cómo no? E l artículo sexto fija las normas. Estoy por decir que los diputados de la Comisión no han leído el dictamen. E l Sr. V I Ñ A S Las normas son para defender el primer derecho del Estado. POR L A T A R D E C O N T I N U O DISCUTIÉNDOSE E N L A CÁMARA E L A R T I C U L O Q U I N T O D E L E S T A T U T O D E CATALUÑA, Y E N L A SESIÓN N O C T U R N A E L P R O Y E C T O D E R E FORMA AGRARIA O r d e n del día. E l contrato c o n la Transatlántica. Estatuto de C a t a l u ña. Sesión nocturna. R e f o r m a A g r a r i a P r o p u e s t a de base intermed i a S e acepta una enmienda del señor M a d a r i a g a Quedan aprobadas las bases tercera y cuarta del p r o y e c t o minoría radical en este problema, ante la veleidad e integridad de sus representantes en el seno de aquélla. E l Sr. Besteíro abre la sesión a las cuaN o cree que por un espíritu de revancha tro y diez. H a y poca concurrencia en los esse deba hundir a una Compañía sin diálogo caños y mucho público en las tribunas. alguno, que ha prestado méritísimos servi (E n el banco azul, el ministro de M a cios al país durante setenta años. rina. E l Estado, serenamente, debe evitar que O r d e n del día. E l contrato c o n surja la competencia, porque, desaparecida aquella Compañía, otra habría de venir a Ja Transatlántica sustituirla. Se pone a debate el dictamen ya empeConsidera incapacitada a la Cámara pazado a discutir dí s atrás, sobre la anulara señalar unas normas fijas sobre un proción del contrato con la Compañía Transblema cuyos extremos, cuentas, partidas y atlántica. contrapartidas desconoce. P o r tanto, no deE l Sr. R O D R Í G U E Z P I N E R O consube suscribir ese dictamen. me un turno en contra de la totalidad del (Entra el ministro de Hacienda. dictamen, y le contesta en nombre de la C o La- Comisión ha empequeñecido el problemisión el Sr. R O D R Í G U E Z P É R E Z Dema con el afán de dar una gran amplitud i n clara que en realidad, el Sr. Pinero no vestigadora y además desvirtuar el acuerha impugnado el dictamen y se ha limitado do. del Gobierno, sintético y exacto, al cona marcar algunas objeciones. vertirlo en forma inapelable, ajustando al Hace historia del curso- de las relaciones céntimo. lo que ha de ser la Compañía Transentre el Estado y la Transatlántica, a paratlántica dentro de tres meses. tir del año 9, en que tuvo su iniciación. Cuando se esperaba un dictamen de justiD e estos detalles del miembro de la Cocia y equidad, se encuentran los que parmisión, se deduce que fué de 9,50 pesetas lamentaron con la Comisión con un mazaque percibió la Transatlántica como subvenzo que los destruye. ción, por milla navegable, y llegó a cobrar, Nosotros, nuevos en estas lides, no podesin causa que lo justificase, 28 pesetas. mos venir y decir: Esta partida de treinta y E n la época de la Dictadura, período neocho millones, debe i r al debe. ¿Por qué? fasto para España, según el orador, el mi ¡A h! Porque lo decimos nosotros sin más nistro de Marina, de acuerdo con el dictaargumentos. d o r prorrogó el contrato hasta el año 1950, Y o espero que la Cámara no accederá a y, al propio tiempo, se hizo cargo de cuantos que estas normas prevalezcan. débitos se derivaban. Entiende que la encargada de fijarlas debieD e las gestiones de la Compañía, tales ra ser una comisión de técnicos, con reprecomo la de veintiocho millones de pesetas, sentación de todos los interesados en el proque no fué suficiente para hacer frente a las blema. necesidades, y en vista de ello, la TransDicha comisión, en un plazo de tres meatlántica quedó autorizada para emitir oblises, podría redactarlas, y ya tendríamos una gaciones con el aval del Estado, cuyos integarantía que. ahora no existe, por nuestra reses se abonarían a cargo de dichos veinincapacidad, por nuestra incomp etencia matiocho millones. Con ello lo que se hizo fué nifiesta y por un apasionamiento, del que hay aumentar los gastos y dio lugar al actual que prescindir. estado de cosas. P o r tanto, yo me opongo a que se aprueAnte esto no cabían más que dos caminos: be ese artículo quinto. (E l Sr. Madrigal se sancionar las ilegalidades de la Dictadura o sienta sobre el vaso de agua que tiene al volver a la situación en que se hallaba la lado y se producen grandes risas. Transatlántica antes del golpe de Estado, y E l ministro de M A R I N A explica cómo se este último es el que se decidió seguir. concedió un margen de libertad a. la comiE l señor Rodríguez Pérez cree, por tanto, que no procede combatir la totalidad del dictamen, ya que éste no constituye otra L A FUENTtí D E MOISÉS; U N cosa que ana orientación en la marcha del BUSTO D E C A R L O M A G N O GEIdebate, pues al discutirse el articulado poSHA JOVEN, TOCANDO E L KOdrán hacerse sugerencias que, por atinadas, vayan encaminadas a mejorar el dictamen. TO; E N LAS R E G A T A S UNA Rectifican los señores Rodríguez Pinero y Y A C H T V O M A N dibujo de TejaRodríguez Pérez. da; P E B E T E R O D E J A D E Y P L A Queda terminado el debate de totalidad y T A D E L ARCHIPIÉLAGO D A L comienza a discutirse el articulado. S i n debato se aprueban los artículos primero, seM A T A L A INVASIÓN D E L O S gundo, tercero v cuarto. B A R B A R O S cuadro de C h e c a -E s E l Sr. P É R E Z M A D R I G A L defiende tos títulos corresponden a algunas de una enmienda al artículo quinto. Se lamenta de que sea él quien vele los las dieciséis páginas en color que pu ¡últimos momentos de la Transatlántica. blica el próximo número dé B L A N C O Dice que la Comisión no supo nunca con Y N E G R O cretamente el verdadero pensamiento de la La sesión de ayer tarde