Patrocinado Por:

Volver

Resultados de la búsqueda

Resultados para
AJEDREZ OS A L A D E R R O T A D E A L E KH 1 NE POR E L SUIZO NAEGEL 1 L a confianza del campeón, causa principal de su derrota. M A L a s revistas profesionales se haca ík cen eco de la profunda sensación que ha causado en los medios ajedrecísticos la derrota del campeón del mundo, doctor A l e khine por el profesor suizo Naegeli, en el reciente torneo de Berna. Sabido es que el campeón, desde. que gañó el supremo título en el match de Buenos A i r e s no ha vacilado en acudir, impulsado por su espíritu combativo, a casi todos los torneos importantes- -San Remo, Praga, Bled, Londres- para revalidar en ellos su investidura en nuevos y difíciles combates con los más grandes maestros. A s í puede afirmarse que la aureola de superioridad incontestada que hoy circunda la fisura del campeón, no procede, sino en parte muy pequeña, del citado match, y Que en su casi totalidad debe atribuirse a los magníficos resultados de estos torneos, en los que ha obtenido porcentajes asombrosos, y trasponiendo decidido los parapetos de cautela tradicionales en esta clase de luchas, ha sostenido una invuluerabilidad, tejida de audacias y de intuiciones geniales, a las que han venido a rendirse subyugados los desarrollos combinatorios. Cierto que Aíekhine perdió en Praga contra Mattison, en una partida que pre- sencié, y que me hizo perder una apuesta contra mi compañero de equipo, el joven maestro Sanz- -yo había apostado cinco contra uno a favor de la invulnerabilidad del campeón en aquel torneo- pero fué por un error grosero, cuando el juego y a estaba ganado. D e modo- que, habiendo estado superior, fué vencido, no por el talento de su adversario, sino por un accidente casual. Pero esta partida de Berna ha sido otra cosa, y Naegeli no sólo ha ganado, sino que h a merecido l a victoria, lo cual podrá no tener importancia para un espíritu contable, que sólo atiende a los resultados numéricos del score, en el que todas las victorias valen un punto, y las tablas, medio; pero que sí l a tiene, y mucha, desde un i punto de vista crítico más elevado. E n la interesante partida que transcribo a continuación, puede observarse, sin embargo, que la confianza de Aíekhine en sus propias fuerzas ha sido l a causa principal de su derrota, pues en ella su atrevimiento y su desdén, por las medidas de precaución, chocaron con l a serenidad, inspirada en Nacgeli, que en lugar de turbarse ante el ataque del coloso, se contagió de su intrepidez, y por una vez le superó en arrojo. Torneo de Berna. Apertura de l a dama. Defensa Nimzowitch. Blancas, Aíekhine; negras, N a e g e 1 i i P 4 D C R 3 A 2. P 4 A D P 3 R C D 3 A A í C 4. D 2 A P 4 D s- P X P P x P 6. Á 5 C, P 3 A 7. P. 3 R, A 5 C 8. C R 2 R (L a maniobra parallevar luego el caballo a 3 C R es muy propia del estilo de Aíekhine, pero en el caso actual tiene el inconveniente de i r a ocupar una casilla que necesita el A D blanco, a menos de cambiarse contra el caballo contrario, cambio que, como es sabido, repugna mucho a los maestros modernos) C D z D 9. C 3 C P 3 T R 10. A 4 A R (Esta retirada no parece conveniente, porque el cambio del alfil no v a a poder ser evitado, y habrá de efectuarse luego en peores condiciones. Parecía, por lo tanto, preferible resignarse a la continuación natural 10. A X Q C X A 11. P 3 T R, A 3 K 12. A 3 D quedando las blancas con ligera ventaja si acaso, a pesar de quedarse con dos caballos y alfil, contra dos alfiles y caballo) P 4 C R! 11. A q R, C Y A 12. P X C, C 2 D 13. P 3 T R A R 14. 0- 0- 0. D 4 T (A h o r a pueden apreciarse con claridad las funestas consecuencias de 1 a jugada 10 de las blancas. E l alfil tuvo que cambiarse, el peón en 5 R está comprometido, todas las piezas negras han adquirido un súbito desarrollo, y el gran enroque blanco va a mostrarse muy débil, por tener abiertas las columnas de A D y dama, así como la diagonal 1 C D- 7 T R, mientras que el gran enroque negro quedará con una solidez inquebrantable) 15. P 4 A P X P 16. P X P 0- 0- 0! (Las negras ofrecen con esta jugada su A D por dos peones, y el ataque, pero éste aparece tan peligroso, que Aíekhine no se atreve a aceptar el ponzoñoso obsequio. E n efecto, si 17. P S A CXP; i S P X A P 5 D! y el ataque negro adquiriría una pujanza terrible. 17. C R 2 R, P 5 D! (Con este sacrificio, las negras abren nuevas líneas para su ataque, impiden el taponamiento, intentado por el blanco con C 4 D) 18. C X P C 4 A 19. C X A T X T 20. C X T P X C 21. A 4 A T i D 22. C 3 A T j D! 23. CiQ P 4 C 24. A X P R (obligado, pues, el alfil se encuentra ante un dilema desagradable; si desatiende la casilla 3 o, el negro, dando jaque en 6 D, con su caballo ganaría en seguida l a dama contraria, y si deja de proteger el P T D las negras lo tomarían en seguida con su dama, amenazando después C 6 C- K que dejaría a las blancas sin recurso) C X A 25. P 3 C D (Las negras han llegado a obtener una superioridad ganadora, pero hay que realizarla, lo que todavía es difícil, teniendo enfrente al campeón del mundo) C 4 A 26. T 1 D D r D! 27. P 3 T (Véase el diagrama) (DIAGRAMA NXJM. 1) Negras: Nacgeli. R 3 R, D 7 D 36. D 4 C T 6 D 37. R 2 A, D X P 38- P 6 R D 4 D 39. D 7 C- 1- (Es muy probable que con 39. P 5 A las negras hubieran teñido que conformarse con las tablas) R 3 T 40. T 7 R D 6 A 41. R i R D 8 T 42. C 1 C, D 5 R 43. C 2 R T 6 R 44. D 4 C D X P R 4 Í R 2 A T x C 46. D x T D X D- H 47- R X D- R 3 C 48. R 3 R R 2 A 40. R 4 R, R 3 D so. R 5 A R 2 R 51. R ó C R i A abandonan. 5, p? L a Federación Catalana de A j e ase y drez ha tenido l a atención de remitirme copia de la carta que, con fecha 5 del corriente, ha dirigido al vicepresidente de la Federación Española, en l a que después de consignar su sorpresa porque el presidente electo, Sr. Santasusagua, no haya tomado posesión del cargo, afirma y renueva su propósito de reanudar con toda cordialidad sus relaciones con la Federación Española, lamentablemente rotas por una mala interpretación y termina invitando a la Española a reconocer este propósito y atenderlo. Creo que todos los aficionados se enterarán con satisfacción de la actitud que adopta la F C y que l a F E D A hará, por su parte, todo cuanto pueda para reanudar el acuerdo a que se la invita, y al que siempre se mostró propicia. P o r omisión involuntaria dejó de 2 p lür consignarse en la lista de solucionistas de primera categoría del concursoensayo, publicada en la crónica anterior, a D. Ramón Moreno, oficial del Cuerpo de Prisiones, con destino en Cádiz, que ya he citado en otra ocasión como resolutor entusiasta y de extraordinario mérito. Por esas cualidades lo tengo clasificado con los señores A A r g i l a de L i n a r e s M C. C de Granada; A Leizadó, de A v i l a P Mateo, de V a l l a d o l i d Pérez de M i g u e l y con algún otro en el pequeño núcleo de aficionados, cuya clase debe impulsarles a enfrentarse en la partida con los valores de primera fila ya conocidos, y estoy en 1- a creencia de que su aparición habrá de causar sorpresas. También he de rectificar el nombre de un solucionista de primera categoría, que apareció equivocado, por lo difícil que es descifrar firmas manuscritas. Se trata de clon Pedro Antonio Cuyas y Ortiz, que, a los dieciséis años, revela ya grandes aptitudes para el ajedrez, y un entusiasmo que le lleva a expresarme su aspiración de vencerme a l guna vez. A l felicitar a mi joven lector, puedo asegurarle que mis propósitos coinciden de un modo genérico con sus pretensiones, pues mi mayor deseo, a tal respecto, es que esta página de A B C contribuya eficazmente a que nuestra juventud estudiosa se aficione al juego- ciencia y obtenga en el tablero éxitos muy superiores al indicado. a terminado torneo de B a M dfcj HSliac, en el que. elhan tomado parte, d nr mé. 1 2 1, WMÉH WW ii Lo? IS 3 (Fichas, 10 4- 9. Blancas: Aíekhine Posición después de la jugada 27 de las blancas. A 8 R 28. D 5 A (Claro que tomar el alfil con la torre hubiera costado la dama con C 6 D seguido de C í C- f- R 2 C 29. T X A C 6 D 30. R 2 D, C X T 31. R X Q D 4 D? (Aquí D 5 T 32. R 2 R, D 6 C hubiera decidido rápidamente la partida) 32. C 3 A D X P C R 33. descontando a Capablanca, Aíekhine y N i m zowitch, las figuras más destacadas del ajedrez mundial. P a r a el primer puesto resultaron empatados Flohr y Vidmar, con 9 puntos y medio. Siguen Pire, con ocho y medio; Canal, Maroczy y Spielmann, con 8, y fuera de premio los restantes, hasta 14 concurrentes, entre los que se encuentra el gran Bogoljubow, que ha estado muy desgraciadoj pero cuyo score sigue mostrando la decisión de su estilo con 6 derrotas, 6 victorias y tan sólo un empate. SOLUCIONES AL PROBLEMA C 2 R, D 8 T- 34. R 2 A T 7 D 35. D X C T X D 3. C X T Si S JÉ EO 55, POR A N D R E W S -L a clave es A 8 A con las sig- uientes variantes: S i r. C 5 A 2. P 4 R etc. S i 1. T X P 2. C s C etc. S i 1. D X P 2. C X T 5 A- f TXC; 3. D 7 D S i 1. C D 3 3 NUAIE- b