Volver

Resultados de la búsqueda

Resultados para
T 4 A 2. P X T +7 seguido de D 7 A- ¡D 5 AD 4- i A l problema número 56, por Planck. -rL a clave es 1. C 4 T -M Gol- mayo. P r o b l e m a c ú m 57, p o r P M a t e o í (Xtetücado a l c r o n i s t a l a s miezas í o r m a n e n e l títolero ta l e t r a G. Si i R 4 D; 2. DsR. 4- R s A 3 Ir U m Vi V tí I puse a perseguir a Sharkey. Este empezó a huir- casi desde el comienzo mismo, y desde el cuarto round en adelante retrocedía sin cesar. Cuando nos hallábamos en el cuarto de vestir, Loe Jacobs decía que se me había robado la decisión. U n o de los jueces votó en m i favor. Jacobs no quería que Smith actuase de arbitro. Pero no hay que protestar ahora. Se ha rendido un veredicto contra mí y el asunto se ha concluido, pero no termina con- ello la cuestión de la supremacía entre Sharkey y yo. P a r a satisfacción mía, nuestro encuentro sirvió para establecer m i superioridad, a pesar de que h e sido Ivíctima de na mala decisión. L a pelea estuvo falta de grandes emociones no hubo ningún momento dramático salvo aquel en que Humphries anunció el resultado; porque l a insistencia con que Sharkey huía de mí hacía imposible el que él adjudicase algún golpe sólido. S i hubiera mantenido su puesto y ofrecido el com- bate, estoy seguro que le habría noqueado. E s natural que me encuentre deprimido por el giro que se dio a las cosas. Sinceráis mente, me sentiría mucho mejor si hubiera I perdido la pelea en el ring, por knockout en 1 vez de ganarla en la forma en que ocurrió, l p a r a que se diese la decisión a mi contral rio. M i encuentro no se perdió en el ring; se perdió en el riñgside y en la esquina, neutral, donde un juez y el arbitro votaron contra mí. Sharkey revelaba claramente que estaba ya derrotado, cuando esperaba, tambaleando, en su esquina a que se anunciase la decisión. Confío en que podamos encontrarnos de nuevo. E s mi opinión que los aficionados yanquis insistirán en que se actúe de esta manera. Este es- el medio con el que Sharkey puede probar al público que cree tener derecho a la decisión que ha recibido. -rMax Schrneling. (Exclusiva para A B C y para la NortÜ American Newspaper Alliance. (Bichas 9 L- K 5- Mate ea fios. FÚTBOL BOXE O M a x Schrneling escribe sus i m presiones después d e l combate con Sharkey encuentro sirvió p a r a demostrar m i superioridad Creo que gané m i encuentro con Jack Sharkey. Nunca, en toda. mi vida, fui tan sorprendido como cuando Joe Humphries anunció al término de l a pelea: Jack Sharkey, nuevo campeón del mundo M e parece que sólo había una persona más sorprendida que y o él mismo Jack Sharkey. N o hay para qué decir que me gustaría encontrarme otra vez con Jack Sharkey, en ¡septiembre, si Joe Jacobs es capaz de convencerlo para que negocie otro combate. Todo lo que yo pueda decir ahora está falto de significado. Cerca de 80.000 personas presenciaron la pelea, y estoy seguro que su opinión sincera es que continúo siendo el campeón del mundo. N o había n i una señal en m i cuerpo. Estaba tan fresco y campante, que hubiera podido pelear otros quince asaltos más. Pero Sharkey estaba agotado; tenía la cara hinchada y el lado izquierdo aparecía bastante herido. E l ojo izquierdo parecía querer saltarle de la cara y los párpados estaban completamente cerrados a consecuencia de los derechazos que habían dado en el blanco. Dos veces dejé a Sharkey tambaleándose, víctima de dos tiros certeros. con Ja izquierda. L a segunda vez, en el decimotercero asalto, se hubiera caído, de no haber recurrido al clinch. Fué el nuestro un combate bastante l i m pio. Sharkey tiró varios rolpcs bajos, especialmente en el cuarto re ...id, cuando, al fin, le llamé la atención. E s evidente que el arbitro, Gunboat Smith, no prestó atención a los golpes bajos de Sharkey. N o se han de tomar estas palabras coma los quejidos lastimeros de uno que perdió, pues estoy convencido de que no sucedió así, en lo que a mí concierne. Estoy satisfecho del combate que ofrecí a mi contrario, y estoy también satisfecho de que Sharkey sepa de sobra, más que nunca, que yo soy un boxeador superior a él. E n ninguna ocasión me encontré en el menor peligro y en ninguna ocasión sufrí Ss más leve herida. E n todo momento me E L B E T I S NO H A R E N O V A D O E L C O N T R A T O D E L E N T R E N A D O R SEÑOR L a noticia extraña, pero cierta. Sampere, el preparador técnico del club blanquiverde, a cuya competencia profesional atribuyen muchos aficionados buena parte del triunfo bético, no ha recibido sugestión alguna para que renueve su contrato. E s esto tanto más extraño cuanto que la directiva del Beti en un alarde previsor digno de aplauso, ha logrado la casi total renovación de fichas antes de que los jugadores se dispersaran en busca del descanso canicular. Aún el rumor sobre que se vaya a prescindir de los servicios prestados por Sampere ha tomado más cuerpo en l a noticia circulante de que la dirección del club recién ascendido se va a poner en manos de un técnico inglés. Todo esto parece un despropósito, y por ello el comentario es obligado, como obligado es que el Comité directivo del Betis B a lompié razone su decisión en caso de irrevocabilidad. E l resultado de la gestión de Sampere en las dos temporadas que ha preparado al Betis no puede ser en más alto grado satisfactorio. Durante la primera el Club, que tocaba ya el fondo de la sima, a punto de despeñarse en la tercera división de l a L i g a pudo trepar hasta la cumbre y ¡legar a ser actor en el encuentro final de la Copa. E n la temporada que finó recientemente ha logrado la suprema aspiración: el ascenso. l E n qué pueden fundarse, pues, los directivos héticos para prescindir de Sampere? L a competencia, profesional de E m i l i o Sampere se reconoció siempre y aun de mode solemne antes que comenzase el encuentro con el Deportivo de la Coruña. M u y poco tiempo ha transcurrido desde aquella fecha en que el público requiriese la presencia de Sampere sobre el terreno del Patronato Obrero para tributarle una ovación clamorosa en pleno reconocimiento de su labor. Descartada ésta, no queda más que la razón económica, y no podemos creer que sea apreciable el ahorro que logre el Betis con la sustitución. SAMPERE Eí S i existiesen otras razones que no pueden, alcanzársenos, sería caso de pública manifesífeción, ya que una directiva como la que rige los destinos del Club blanquiverde, que ha ido de acierto en acierto desenvolviendo la temporada precedente, no puede tomar, determinación, al parecer, tan falta de lógica, sin la debida explicación. D e otro modo quedaría la duda de que el capricho fuese dictador de la medida. De todas maneras los dirigentes héticos deben reflexionar, y si no existe algo de peso que aconseje la sustitución del entrenador, volver del acuerdo. L a responsabilidad que contraen es grande por motivos que no es preciso aclarar. Y es lástima que una actuación brillantísima, como la que han tenido durante la última campaña en que, merced al esfuerzo del Comité, el Club ha afianzado su posición en todos los aspectos, se empañe con un acuerdo aparentemente arbitrario y, en realidad, extraño. -A. O. En honor del presidente de la Seviilista Agrupación El próximo domingo, día 17, se obsequiará con un vino de honor al presidente de l a Agrupación Seviilista, Sr. G- ayoso, por su acertada gestión al frente. de la entidad referida. E l acto tendrá lugar en el bar SevillaMadrid, a las siete y media de l a tarde. Posibles bajas en el Español Barcelona 13, 12 noche. E l Español ha retenido a todos sus jugadores, pero sabemos que es posible que varios de ellos sean transportados y que a alguno se le entregue l a baja. Entre ios jugadores que permanecerán en el Club figuran, en primer lugar, el veterano Trabal, con Soler, Edelmiro, Bqsch, Pausas, Prat y Arater. A éstos se añade el joven medio del reserva, Franco, que ha pasado a profesional, y el nuevo defensa Miró. Los jugadores que probablemente serán traspasados son Juvé, por quien se han hecho ofertas de importancia, y Loyola, y entre la baja y el traspaso se hallaa MoJiné y Sastre.
 // Cambio Nodo4-Sevilla