Patrocinado Por:

Volver

Resultados de la búsqueda

Resultados para
España debí escribir Maier, ya que nadie más que Maier ha llevado a Wimbledon la representación de España. L a ha llevado dignamente y con gran lucimiento, pues al iado de la veterana miss Ryan, ganó los campeonatos mixtos, y en los individuales de caballeros hizo un excelente papel, venciendo a cuatro jugadores, entre ellos a dos tan buenos como Borotra y el campeón húngaro, barón de Kehrling, y sucumbiendo en la. quinta vuelta, o sea en los cuartos de final, ante un rival invencible, el campeón ¡Vines, Maier ha sido este año uno de los jugadores favoritos, y si se entrena en serio y vuelve a Wimbledon, dará mucho que hablar todavía, pues sóio tiene veintiún años y le sobra tiempo para llegar. E n los dobles de caballeros no pasó. de la segunda vuelta; pero con un compañero mejor podría haber ido más lejos. Maier se merece un aplauso El formidable Borotra es el acróbata del tennis y nadie puede recuperar a tiempo ni tan fácilmente, un equilibrio con frecuencia perdido. Helo aquí su compañero Brugnon, ganador con él de los dobles de caballeros. ogrado, y otro, por haber venido á W i m bledon. Aprendió el camino a Inglaterra en 1031, y es de esperar que lo recorra anualmente durante un buen período de tieniop. Falta le hace a España figurar fuera del capítulo de sucesos, que es el único donde brilla en la actualidad el- nombre de nuestro país, al menos en lo que a Inglaterra se refiere. N o conviene que nos demos por bien servidos compareciendo solamente en la comisaría de la opinión pública internacional. H a y que hacer más, y Maier lo ha hecho. Maier ha demostrado ante el extranjero que en España no todas las cosas están agrias y atormentadas, enconadas y revueltas; también hay juventud y alegría, decisión y esperanza. Bien por Maier. Que vuelvas a Wimbledos, y que ganes. Y diles a los que se quedaron eft casa, que en el tennis, como en todas las cosas, el español que se entrena y trabaja, y tiene constancia, vale tanto como cualquier extranjero; tú lo has demostrado ya, como lo demostraron antes los Alonso, Gomar y Flaquer. Que el miedo al ridículo es ta con La jugadora inglesa señora de más conocida por su nombre de soltera- -Eileen Bennett- es tan célebre, por su belleza, como por su dominio del juego. ridículo en sí misino, porque aquí no se ríe nadie de nadie, y el que hace lo que puede ha hecho todo lo que es precise. Que las entida. des que se interesan por el tennis formen j u gadores, y los obliguen a entrenarse y a trabajar, para enviarles después i Wimbledon disputarle trofeos a las demás naciones. Y que esto mismo se haga en lo. referente al golf, y al remo, y a las regatas, v a los concursos hípicos, y al fútbol; que si el año pasado hubo en el fútbol una de cal y otra de arena, más vale eso que brillar por la ausencia en todos los campos. H a y que salir, si no para vencer, al menos, para luchar para que se acuerden de que existimos. Los españoles del siglo x v i no se quedaban en casa por temor a hacer el ridículo, y los del siglo x x están obligados a actuar para que lio nos olviden los demás, y, sobre todo, para que no crean que únicamente somos capaces de dar cierta clase de espectáculos. Luis ANTONIO BOLÍN Londres, julio, 1932. j Los Soberanos el infortunado ingleses presenciando en Wimbledon el partido entre Borotra y Maier, A la derecha de la fotografía, D. Manuel de Portugal- (x) que estuvo en Wimbledon el día antes de morir. En segundo término, a la derecha de la Reina María, el embajador de Francia, M. Fleuriau. (Potos- Central Press.
 // Cambio Nodo4-Sevilla