Patrocinado Por:

Volver

Resultados de la búsqueda

Resultados para
FÚTBOL L a s próximas asambleas nales M a d r i d E l lunes próximo, día 18, comenzará la Asamblea nacional de delegados de Federaciones y Clubs, según, el siguiente orden del día: Primero. Lista de los delegados. Segundo. A c t a de la sesión anterior. Tercero. Memoria del Comité. Cuarto. Estado de cuentas y nombramiento dé l a Comisión. examinadora. Quinto. Presupuesto para el ejercicio próximo. Sexto. Proposiciones de las Federaciones y los Clubs. Séptimo. Proposiciones del Comité. Octavo. Propuestas de los delegados. Noveno. Calendario nacional e internacional. Décimo. Elección de los cargos vacantes reglamentariamente en el Comité. Undécimo. Elección de miembros del Comité central de arbitros, y Duodécimo. Ruegos y preguntas. N o obstante el largo itinerario a recorrer, parece que el tiempo que emplearán esta vez los asambleístas será corto, porque la temporada concurrió plácidamente y no hay casos n i temas que agiten las pasiones. L a s competiciones son, por ahora, intangibles, el Comité será reelegido por unanimidad, la ampliación del calendario internacional tendrá escasa resistencia y las propuestas, en el sentido de hacer más numerosas las divisiones liguistas, no es probable que prosperen. También se reunirá otra asamblea, acaso coincidiendo con la nacional: la de la Unión de Clubs, cuyos delegados están citados para el domingo próximo en el local de la Federación Española, a las once de la mañana, sin ningún asunto importante. Estas reuniones anuales de la Unión de Clubs no tienen más objeto que sostener la organización de combate que un día fué preciso poner en marcha, por si en el futuro su actividad fuera alguna vez precisa de nuevo. P o r ahora, ni los propios afiliados a la Unión de Clubs conceden importancia a su unión n i siquiera a sus Asambleas. nacio- fuera de juego recobra inmediatamente derecho reglamentario a intervenir cuando el balón viene a sus pies tocado de un contrario. ¿Qué novedad? N o no es descubrir lo que ya está descubierto; es demostrar que ese precepto reglamentario no se da l u gar a que se produzca, porque el referee, celoso de su golpe de vista, señala d fuera de juego en el instante mismo en que lo advierte por la colocación de los jugadores. De ahí que debiera puntualizarse cuando, en qué momento debe el arbitro señalar el offside. Generalmente, lo señala tan pronto como lo descubre. Otros, cuando el que está en offside intenta intervenir. Y de este modo la condición reglamentaria de hallarse en juego el jugador que recibe el balón de un contrario casi no existe prácticamente más que en el caso del penalty, devuelto el pelotón por el portero. Durante toda la temporada he observado cómo se ha venido arbitrando de esa manera con el unánime aplauso de los más conspicuos e- inteligantes aficionados. P e r o donde culmina mí asombro por una tal. forma de entender la regla del offside fué en un último y reciente, partido: en un avance, un jugador se adelanta, colocándose fuera de juego. L a p e l o t a qué se juega más atrás, es tocada por un defensa contrario, con la mala fortuna que viene a parar a los pies del atacante en offside; éste, naturalmente, intenta rematar. E l arbitro señala entonces la falta y nadie, absolutamente nadie, protesta, n i siquiera el bando perjudicado. Claro, suspendió el juego en el mismo instante; la colocación da indiscutiblemente la razón al arbitro; pero, futbolísticamente, ¿puede admitirse esta infracción? Y no es esto, entiéndase bien, una censura a los arbitros. Siempre, en toda mi vida futbolística, los he defendido con tesón. E n el mayor prestigio y respeto al a r bitro de un match estriba el mejor desarrollo del fútbol español. N o mi intención no es esa. Y o sé que nuestros arbitros nada tienen que aprender d los extranjeros. Los creo a casi todos capacitados para desempeñar tan difícil cometido. L a infracción en la rí gla que señalo no puede ser desconocimiento de la misma, sino un hábito que, poco ai poco, se ha impuesto, y que vino a dte- jari fuera uno de los preceptos más interesantes del Reglamento. Si fielmente repasan actuaciones y partidos, estarán conmigo en que la mayor parte de las veces es offside, e indica exclusivamente mirando a la colocación de los j u gadores. ¡Y lo mismo podría decir de l a jugada dé comer. N o h y offside en ella. Ciertamente, el corner- kik tiene un límite, traspasado eí ¡cual se suceden jugadas ante el marco, que ya nada tienen que ver con la jugada de la esquina. ¿Por qué entonces no se señala efe offside cuando lo haya? ¿O es que hay que considerar que la jugada de comer no estáterminada hasta que la pelota se despeja o sale fuera? Estas son observaciones nadamás. i! Conste que s i soy yo el que interpreto mal y se me convence de ello, reconocería mi equivocación. A s í como así, siempre es toy dispuesto a aprender algo. -Thedy, 1 4 1 BOXEO O r t e g a conserva su título de campeón Barcelona i 10 mañana. E n el Salón Nuevo Mundo se celebró anoche una velada de boxeo. E l combate más importante fué el que disputaron Ortega, actual campeón de E s paña de peso mosca, y el madrileño L a s Heras, que se disputaban el título. Ortega pesó 49.700 kilos. Las Heras, 50,300. E n el primer round ambos se tantearon y castigaron duramente los flancos y el estómago. I E n el segundo atacó rápidamente el madrileño, que fué replicado por Ortega, quien se mostró más preciso en el castigo, especialmente en el- cuerpo a cuerpo. i E n el tercer round, Las Heras trató dé llevar el combate a media distancia, i m poniendo Ortega el cuerpo a cuferpo. E l catalán se defendió muy bien y empleó laí izquierda con eficacia. E l cuarto round comenzó atacando Las; Heras, y después fué acorralado en las cuerdas en una hermosa serie a l cuerpo por; Ortega. E l resto del asalto fué favorable a Ortega. E n el quinto arribos se castigaron en e l cuerpo, y a la salida, Las Heras llevó v e n taja con crochets, que fueron anulados por; los- golpes de Ortega a los flancos. Se defendió el challenger con. directos de izquierda. E l round fué de. Ortega. En, el sexto round, Las Heras cambia dé táctica, empleando los. ganchos, y Ortega aprovecha las descubiertas para castigar los flancos. Séptimo asalto. Este fué de una gran movilidad y extrema dureza. Ambos demostraron una gran valentía. L a s Heras sé mostró muy seguro, apuntándose a su favor; el round. Octavo round. L a s Heras, se afianza, y más seguro que su contrincante ataca dé izquierda, haciendo sangrar a Ortega, y l é castiga repetidas veces en el rostro. Ortega falla muchos- golpes. Noveno. Ortega tiene una reacción, que sorprende a Las Heras, y le coloca algunos golpes muy precisos. Décimo round. E s un asalto de gran combatividad, partiendo siempre la- iniciativa di; Ortega, que castiga más. A l final del combate fué nuevamente con- firmado en su título de campeón, por puntos, Ortega, 1 ¿Quiere usted saber cual ha sido el m a y o r éxito artístico y e l m a y o r f r a c a s o de B e n a v e n t e M u ñ o z Seca, hermanos A l v a r e z Quintero, Benlliure, Jacinto Guerrero, H o r t e n s i a Gelabert, M i l a gros L e a l F l e t a y otros artistas? V e a e l r e p o r t a j e de C a r l o s F o r t u n y e n e l n ú m e r o de m a ñ a n a de D e y sobre eJ offside E l cronista deportivo tiene como una de sus principales misiones más que referir l i terariamente un partido, aleccionar o guiar al lector. P a r a esa labor docente- deportiva no basta únicamente encaramarse sobre una t r i buna, y desde ella dogmatizar. E s preciso también conocer la materia sobre la que se quiere tratar. Cuando menos, un poco. H a cer deportes con la misma tranquilidad que se hacen toros puede ser una prueba de agilidad, pero nunca de suficiencia en una y en otra especialidad. ¡A s í estamos de desacreditados! N o hay aficionado que ignore la rfegla del offside. P o r lo menos, l a unanimidad con que se advierte al arbitro un fuera de juego, así Jo hace suponer. ¡Y si el aficionado no- desconoce tari i m portante regla el arbitro, con mayor motivo, de puro sabida, casi la tiene olvidada. Pues bien, pese al gran conocimiento que todos tienen del fútbol, los partidos se están arbitrando mal en lo que respecta a esta regla, con el beneplácito de los arbitros, aficionados y. críticos. Sabe el aficionado que un jugador situado alie Y T í Servicio regular de autobuses Bussin y Minerva, por la carretera nueva, entre KCIJA- LA LUISIANA- SEVILLA H o r a r i o para el servicio de invierno, que regirá desde ei 20 de octubre hasta nuevo aviso: SALIDA D E ECIJA PARA SEVILLA: 7 mañana, 4,30 tarde. SALIDA D E SEVILLA PARA ECIJA: 8 mañana, 6 tarde. OFICINAS Y PARADAS: Sevilla, plaza Ce San Fernando número 6, teléfono número 26125. E c i j a Tetuán número 18, teléfono número 132,