Patrocinado Por:

Volver

Resultados de la búsqueda

Resultados para
A B C. D O M I N G O 1 D E J U L I O 7 EL TE PROYECTO LA D E ESANNA- D E 1932. EDICIÓN D E ANDALUCÍA P A G 21. 10 de dicho mes, y en plena junta general extraordinaria, según es público y notorio, se fugó del salón de sesiones, primero, y después del edificio por la puerta falsa, para escamotearnos los documentos acreditativos de l a ilegitimidad; que como consecuencia y, al parecer, avergonzados de ello, dimitió el día %i que el 13 decidió continuar, con agravio del Reglamento; que el sábado 2 de este mes, avergonzada también sin duda de su postura moralmente insostenible, presentó de nuevo su dimisión, y y a está otra vez con carácter irrevocable; que hoy sábado 16, en fin, sigue impávida, detentando el gobierno del Ateneo, no sé si irrevocablemente, pero al menos sin que en el horizonte visible se vislumbre por ahora el término de tal situación, quizá muy pintoresca, pero que acaso no favorezca demasiado al A t e neo de Madrid. Con mis gracias anticipadas por la p u blicación de estas líneas, se honra y complace en reiterarse de usted afectísimo amigo s. s. q. e. s. m. Rafael Marín del Campo. TATUTO CATALÁN OPINIÓN CIONAL L a U n i v e r s i d a d de Barcelona. N i d o b l e ni bilingüe H a advertido, con razón, A B C que desde l a ley Moyano- -1856- nadie ha fundado- en España ninguna Universidad, Y mucho antes, tampoco. Y n i antes, n i después de aquella ley eran, ni son todas- -muy pocas, por cierto- -Universidades completas. E l rótulo U n i v e r s i d a d es muy engañoso. Cuesta tan poco trabajo ponerlo en papel timbrado o a l a puerta de un edificio... Viene esto a cuento de la inconsciencia con que se habla y se escribe de l a doble Universidad en Cataluña o, mejor dicho, de dos Universidades en Barcelona. Como si no fuera un absurdo de tomo y lomo pensar e n un duplicado de l a única Universidad que allí existe, y que es tan española como la de Oviedo o l a de Granada. P a r a demostrar que es un desatino fund a r en Barcelona- -o en cualquier otra ciudad- -un Centro universitario nuevo, basta con fijarse en las cinco Facultades (Letras, Ciencias, Derecho, Medicina y Farmacia) y en el número de catedráticos necesarios para cubrir sus plazas. Tiene la Universidad de Barcelona unos, setenta, por mitad catalanes y de otras regiones de España. Prescindiendo de los auxiliares y ayudantes, del alumnado, del material, etc. etc. ¿D e dónde van a salir los setenta hombres preparados para el desempeño de las setenta cátedras? Cuando se trata de proveer una sola vacante se reclutan opositores en toda España y a duras penas acuden dos o tres al concurso, que, en ocasiones, se declara desierto. Esta imposibilidad física debería servir de freno también a las alocadas imaginaciones pedagógicas que estructuran programas renovadores, separando la función docente de la función examinadora. Nada menos que setenta por tres, doscientas diez personas, serían necesarias en sus Universidades completas- -excluidos los catedráticos- -para interrogar y juzgar sobre las más variadas disciplinas de los conocimientos humanos. ¡Cualquiera forma los setenta T r i bunales! Y es que, reducidas las cosas, o, como dicen otros, los problemas a sus dimensiones reales, de nada sirven los tópicos n i los v a cuos lirismos de los parados de la cultura. U n a Universidad verdadera- -no una birria- -requiere setenta catedráticos; como setenta tribunales de exámenes requieren doscientos jueces. Pues bien: n i en Barcelona n i en ninguna parte hay quien pueda lograr eso en España. A menos que las Universidades y los tribunales de exámenes no se confundan con los comedores de asistencia pública. P a r a que se vean todavía con más claridad los hechos y su antagonismo irreducible, con el mundo fantástico de la doble Universidad o de la fundación de Universidades, nuevas ya que hay muchos españoles que no reflexionan que el período fundacional universitario pertenece a un pretérito de centurias en toda Europa, y que l a continuidad docente universal es lo que las imprime carácter- -a las Universidades- -y las convierte en bienes tradicionales de la Patria, brindo esta idea al Estado y a su órgano oficial, el Gobierno del cias, Derecho, Medicina y F a r m a c i a con todo su personal- -setenta catedráticos y los auxiliares y ayudantes correspondientes, amén del personal burocrático y la servidumb r e- con su alumnado mínimo de cincuenta escolares por Facultad; con su material, con su capital desembolsado que asegure el funcionamiento de la institución por períodos mínimos de veinte años, a salvo siempre, claro está, la inspección sanitaria y de policía de las autoridades públicas, y el i n greso en el Cuerpo docente de las Universidades nuevas por el mismo sistema que se ingresa en las Universidades históricas. ¿A que no funda nadie ninguna Universidad? ¿A que no? Con lo escrito puede juzgar cualquiera a qué queda reducido el esperpento de l a doble Universidad en Cataluña. Dos Universidades en Barcelona no las verán nunca sus ojos. Y partir por gala en dos l a única que existe, que. es tan española como las otras, hacerla bilingüe o babilónica me parece todavía más disparatado que pretender fundar una nueva. Las Universidades existen y no es necesario inventarlas. E s mucho más sencillo consérvalas y perfeccionarlas. Pero este programa humilde y realista no permite a los partidos, políticos jugar con la enseñanza a l a pelota. Resignémonos, por tanto, a escuchar y leer estos dislates de la doble Universidad, de la Universidad bilingüe, y demás profundidades del Estatuto. -F. Pérez Bueno. E! homenaje al benemérito diputado señor R o y o ViJIanova V a r i o s socios del Círculo cantil Jerezano Mer- E n vísperas de Ja magna asamblea estatutaria S r Director de A B G Distinguido amigo: Aunque sin nombrarme se me alude, clara y agresivamente, en cierto deshilvanado escrito que acaba de aparecer en algún periódico con la firma de uno de- los- jóvenes secretarios de! Ateneo de Madrid, cuya personalidad individual no me interesa, escrito que A B C hoy extracta, y como el aludido joven pretende contestar en él, aunque por el método ds Ollendorf, a l a carta que sobre el mismo tema y en A B C del día 14 dirigí al señor presidente de la Defensa Mercantil Patronal, ruego a usted de nuevo hospitalidad para estas breves líneas, en las que me limito a declarar: Primero, que ahora, dadas las circunstancias, ni debo n i quiero contender con un miembro aislado, sea el que fuere, de la Junta d gobierno del Ateneo, que habla por cuenta propia y no en representación autorizada dé aquélla, con la que, por lo que a renglón seguido digo, y segundo, que yo, con otros amigos y consocios, entre ellos una gloria nacional tan excelsa como D Víctor Macho, hace ya algunas semanas hemos resuelto- -salvo que libremente rectifiquemos el propósito cuando a bien lo tengamos- -no pisar el Ateneo mientras continúe detentando el gobierno de la docta casa esa directiva, eme antirreglamentariamente tomó posesión a principios de j u n i o que el día Firmado por numerosísimos socios de esta entidad ha sido dirigido al Sr. Royo V i l l a nova un escrito, del cual son los siguientes párrafos: L o s que suscriben, comerciantes y particulares de esta plaza, amantes de nuestra Patria y d e l a inquebrantable unidad nacional, no podemos permanecer indiferentes ante la actitud patriótica, justa, heroica y viril adoptada por usted en las Cortes constituyentes en defensa de l a unidad nacional, digna de ser imitada por todos cuantos se precien de ser españoles. Nosotros; sin matiz político alguno, y sí solamente como españoles, felicitamos a usted con todo el entusiasmo de nuestros; corazones, deseando siga su campaña, teniendo bien seguro que se lo sabrán agradecer el noventa y nueve por ciento de los españoles. U n mensaje de Gijón Con encargo de que lo hagamos llegar a poder del Sr. Royo Villanova, recibimos un mensaje que dirigen al ilustre profesor n u merosos vecinos de Gijón. E l mensaje, (fue trae más de cien firmas, dice a s í U n pequeño grupo de buenos españoles, que fácilmente podía aumentarse hasta casi la totalidad de este pueblo, aplauden su actitud en contra del Estatuto catalán y le alientan a proseguir su campaña obstruccionista, que tan bien refleja el deseo de los que amamos de verdad. a España. M nial s e cs- iairá me a agáai eman Telegrama de adhesión de los p a tronos y colonos del campo d e Tordesillas Tordesillas 16, 12 mañana. L a Sociedad de Patronos y Colonos del Campo de T o r desillas ha, dirigido al S r Royo Villanova el siguiente telegrama: E s t a Sociedad i n t e r p r e t a d sentir de sus miembros y de la inmensa mayoría de vecinos de esta villa al felicitar a usted corrlialísimamcntc por la heroica y patriótica labor que realiza, reveladora de las grandes virtudes que atesora el dignísimo español, cuya inteligencia y patriotismo tanto admiramos. Nos adherimos al merecidísimo homenaje nacional, que se anuncia. E l presidente: de la patronal, -Ezequiel Alonso Casado. MAB. TARIMA Autorice- a iodo español (así, como dicen con su lenguaje olímpico las Constituciones) a fundar Universidades, incluso con la colación de grados. Pero Universidades verdad, con. sus cinco Facultades de Letras, Cien- Sr. Azañ. i: A 1.250 metros de altura. L a niebla es desconocida. M é d i c o d i r e c t o r D r Ferrer Allué. Informes y detalles, gratis, a P A N T I C O S A P I R I N E O S S. A. Pasco de Sagasta, 25, Z a ragoza. E n Madrid: Santa Teresa, nfim. 10, primero, derecha. P o l i c l í n i c a Dr. Tello. T e l é fono 36152. R E S T A U R A N T D A N U B I O T e l é f o n o 54024. Francisco Na va cerrada. 4 (Madrid Moderno) C O C I N A A L E M A N A F R A N C E S A y, H Ú N G A R A J a r d í n de verano. Bar americano. Pista luminosa, Orquesta tarde y noche. S A N A T O R I O P E PAOT 3 C SA
 // Cambio Nodo4-Sevilla