Volver

Resultados de la búsqueda

Resultados para
A B C. D O M I N G O 17 D E J U L I O D E 1932. EDICIÓN D E ANDALUCÍA. P A G 25. blo su secretario particular, el cual llevaba órdenes de clausurar el Sindicato de l a U G. T. por ser el agresor vicepresidente de dicha agrupación obrera. E l gobernador terminó diciéndonos que había conferenciado con el capitán ayudante del Cuarto Tercio de la Guardia civil para que mañana se concentren en el referido pueblo algunas parejas por si se intentara perturbar el orden durante el entierro de la víctima. CON PLUMA MENA E l manifiesto de los socialistas A l g u n a s serenas consideraciones Con estos títulos publicó ayer el diario republicano La Libertad: No nos engañábamos atando suponíamos que el manifiesto del partido socialista y la Unión General de Trabajadores, que insertábamos en nuestro número de ayer, había de ser el tema obligado de los comentarios en los Círculos políticos, y aun fuera de ellos. Fué, en efecto, comentadísimo- -y el respeto de la verdad obliga a consignarlo- -en términos desfavorables. Generalmente, se reconocía su inoportunidad, y su ausencia, de sentido político. Nü faltaban los comentaristas, que atribuían al documento una indudable gravedad. La tiene, ciertamente, por lo que encierra de amenaza y por lo que supone como coacción. Porque una y otra imprimen al desafortunado manifiesto un espíritu dictatorial mal avenido con el carácter liberal demócrata de la República implantada en España, que lo es de toda clase de trabajadores, y no de trabajadores de una sola clase. Desde el punto de vista del socialismo, el manifiesto no puede ser más impolítico. El ingrato efecto que ha producido en la opinión así lo prueba. Pero este es extremo que no nos incumbe y que sólo a los propios socialistas puede interesar. Lo que a nosotros nos importa como republicanos, es la inoportunidad del documento, que agudiza el malestar y acentúa el desasosiego en un momento delicado. Nadie se explica el propósito que haya podido guiar a los redactores del irreflexivo documento. ¿Se ha querido responder con él a los discursos del Sr. Lerroux en Zaragoza? Si es asi, la contestación parece hecha por el método Han. El Sr. Lerroux, en uso de sus derechos, ejerció una función crítica. A ésa critica puede contestarse con otra. Nunca co el veto, con la amenaza, con la violencia. Y no ya tanto por respetos personales, sino por la inquietud qué tales procedimientos han de producir en él país y en las altas esferas del Estado. A nadie puede beneficiar en estos momentos esa insólita actitud del socialismo. De ninguna manera a éste, porque todavía ha de restarle mas opinión que la perdida por su participación en el Poder. Tampoco al Gobierno, al que, con tres ministros socialistas, le crea una situación difícil. Mucho menos a la República, o la que infieren íifí positivo daño los procedimientos que no sean democráticos. Y no digamos a la Constitución, menospreciada y malherida en ese documento. Ante él, nosotros, constitucionalistas, partidarios de una República liberal, democrática, parlamentaria, por igual apartada del fanatismo y la presión de la derecha y la izquierda, sentimos la amargura de ver truncado aquel ideal por cuyo triunfo tanto hubimos de luchar y padecer en los tiempos de la Dictadura monárquica, tan cómodos para otros, que en ellos sesteaban sin la preocupación del porvenir de España. No queremos nosotros una República del tipo de la portuguesa; tampoco de las características de la rusa. Aspiramos a vivir lejos de las Dictaduras, en una democracia como la francesa, donde la comprensión y el patriotismo han salvado siempre las situaciones difíciles. La serenidad que a nosotros nunca nos falta la quisiéramos en quienes tienen la responsabilidad de los destinos del país. No puede estar éste a merced de las pasiones personales ni de las luchas de partidos. No debe vivir bajo la coacción y la amenaza de nadie. Tiene derecho a manifestarse libremente, a significar, sus deseos, a expresar, su voluntad, a elevar la vos de sus aspiraciones, por si mereciera ser escuchada y atendida. No, no es lícito tratar de imponer al. pueblo v a quien le representa el criterio de un sector político. Menos amenazar con procedimientos dictatoriales que tienen él doble peligro de entorpecer el normal desarrollo de la vida política y de provocar dictaduras de otro carácter. A nosotros nos parecen todas ellas funestas: las de derecha y las de izquierda. Lo mejor será apartar las unas y las otras, y no jugar con fuego, como lo hacen los. socialistas en su manifiesto, con exposición de ver convertida en cenizas una democracia que tantos sacrificios nos ka costado conquistar. Otras noticias Las autoridades velan en el Ayuntamiento, donde se ha constituido el Juzgado de Instrucción de Sanlúcar la Mayor para la práctica de las diligencias encaminadas, principalmente, para la busca y captura del agresor. Hemos podido saber que ante el juez de Sanlúcar ha depuesto un hermano del agresor, y un individuo que tiene un establecimiento donde, según parece, José Fernández estuvo después de cometido el hecho. H a llegado también el secretario particudel gobernador, señor Delgado. Hablando con algunos vecinos de este. pueblo sobre las causas que puedan haber motivado el suceso, nos manifiestan su extrañeza por el mismo, pues aunque lo atribuyen a carácter eminentemente social, en el momento actual las pasiones no estaban exacerbadas. A la hora de cerrar continúa el Juzgado en el Ayuntamiento, practicando diligencias y aunque se han verificado algunas detenciones preventivas, créese no tienen mucha i m portancia. DISPARAN CONTRA E L PRESIDENTE DE LA PATRONAL D E CA RRION D E LOS CÉSPEDES, CAUSÁNDOLE L A MUERTE C a m ó n de los Céspedes 16, 12 noche. A l salir de su domicilio el presidente de esta Sociedad Patronal, D Juan Ramírez C r u zado, fué agredido por un individuo, quien le hizo dos disparos, que le causaron la muerte. Parece ser que el motivo de la agresión ha sido por. cuestiones sociales, y, aunque el autor de ella no ha sido habido, pues se dio seguidamente a l a fuga, díceseque es el vicepresidente de la Sociedad Obrera, José Fernández Pazos. E l Sr. Ramírez Cruzado, que falleció ins- tantáneamente, presentaba un tiro en el corazón y otro en el vientre. L a Guardia civil práctica diligencias para esclarecer el suceso. LAS RESPONSABILIDADES Y LA JURIDICIDAD A título de republicano y adicto, por tanto, a la situación, nos pide nuestro compatriota y reputado abogado, del Colegio de L a Habana D Bautista P. de Cabo la i n E l gobernador civil, S r V a l e r a Valverde, serción de una carta en que protesta contra recibió anoche a los periodistas, a los que lo que él conceptúa uno de los errores dio cuenta de un trágico suceso de carácter, más inexplicables que puede cometer un al parecer, social, desarrollado por la tarde Parlamento en cuyo seno ha resonado como en el vecino pueblo de Carrión de los Césuna esperanza de rectificaciones liberales la pedes. palabra juridicidad Se refiere al T r i b u Resultó, muerto de un disparo el presidente de la Patronal, D Juan Ramírez C r u- nal Parlamentario de Responsabilidades y al acuerdo de que no debe atenerse a las lezado, cuando se disponía a marchar desde yes vigentes para la definición de! delito su casa al Casino. y la determinación y aplicación de la pena. Nos dice el gobernador que el expresado Estima que esa doctrina viene a situar a patrono había estado durante todo el día en España más allá de los tiempos del mard campo y que a la caída de l a tarde marqués de Beccaria y añade: chó a su domicilio, en donde permaneció M i s queridos correligionarios se han unos quince minutos, saliendo en seguida, sentido, sin duda, envidiosos del mote atrisiendo agredido cuando, había andado unos buido a los que en nuestro concepto gusquince metros. tan más de las tinieblas. de la prehistoria Cuenta un vecino que se encontraba senque de la luz de los tiempos presentes, y patado a la puerta de su casa, que vio casi ra emularlos y superarlos en reaccionarisdurante todo el día, que un sujeto, conocido mo han echado por tierra el principio de por el Orejón y llamado José Fernández, irretroactividad de la ley penal desfavoraestuvo rondando la casa del Sr. Ramírez ble al acusado, sin respetar. siquiera la proCruzado. hibición terminante del artículo 28 de la E l tiro que recibió éste lo fué en el cora, Constitución vigente. Y sin la protesta de zón, siendo la muerte instantánea; en un reJiménez Asúa ni la de Sánchez Román, tan conocimiento posterior que se le hizo al caescrupulosos en materias de juridicidad dáver se comprobó que tenía otro disparo lian arrancado con manos de auténtico caen la espalda, razón por la cual se supone vernícola la dorada inscripción que resplan- que debieron ser más de uno los agresores. decía en el arco del renacimiento: Nullurri E l José Fernández (Orejón) no ha sido cimen, nulla pena sine lege Comprenda, detenido aún, creyéndose que debe enconseñor director, la pena de un republicano trarse en el pueblo. español que, con el alma henchida de entuAgregó el gobernador que inmediatamensiasmo, viene. de tierras extranjeras a conte de conocer la- i t i c i a salió para dicho puetemplar el panorama de la nueva España y se encuentra con sus correligionarios más conspicuos destrozando con el hacha de pedernal los más bellos principios de la civiO n e- N e v e r í a Ursi versada I lización y hasta la propia obra de la revoH o y domingo, y m a ñ a n a lunes, lución, bautizada por ellos en 10 de diciemJosé M o j i c a c o n C o n c h i t a Montenegro, e n bre de 1031, con el sonoro nombre de Cons HAY Q U E C A S A R AIj P R I N C I P E titución de la República española. L a más bella opereta, e n E S P A S O Í Informes oficiales. Clausura del Sindicato de Ja U G T
 // Cambio Nodo4-Sevilla