Patrocinado Por:

Volver

Resultados de la búsqueda

Resultados para
LA MISTERIOSA D A M A (Crónica DEL AUTOMÓVIL B L A N C O mundana) cétera, etc. que tan bienxohocéSi lá damas de la buena sociedad. Recibió el obsequio de Una niáscotita v a s c a para el flamante? Opel, y partió... Partió otra vez hará ei paseo dé Colón, ahora al U n nombre mágico G A M A Z O L o llevaba escrito en u n a impoluta t a r jetita de cantos de ófoj ¿Quién le dio a ella este nombre? ¡A h sí! U n a ilustre duquesa española, ett B i a r r i t Visítelo en San Sebastián ó en M a d r i d Alcalá, 60. E s el único que tiene siempre los Verdaderamente últimos, modelos en Vestidos y abrigos de las más esclarecidas firmas parisinas, Sus ereacióttes son también elegantísimas, porque G a m a z o es U n delicado artista que sabe sacar todo el partido posible dé la magna belleza de las líneas femeninas 3 Y medias? N o podía i r a otro sitio mejor que E L P A L A C I O D E L A S M E D I A S (Loyola, 4 y Fuenterrabía, 20) d o n dé la gentileza de A n t o n i o Otaño le h i z o la preciosa oferta de sus divinas mareas Joly y L u i ú exquisitas medias vaporosas, flexibles, de eterna duración, c o n las que la escultura de SU pierna realzó sus naturales encantos. P e r o Como era l a h o r a del té, fué a cumplif con este mandamiento de l a ley de toda dama elegante. j S A C H A! en l a evocadora A v e nida, la hora del flirt, de las bellas mujeres y de las oraciones de amor, S A C H A! vértice dorado al que afluyen el buen tono, la alegría y la exquisitez. j S A C H A! l a sabrosa pastelería, de elevada finuras los dulces venenos de los aperitivos; los licores i n cendiarios; l a copa de cristal en que se liban las frases galantes, la voluptuosidad, los celos... L a dama misteriosa dejó deslizar horas de delicia en S A C H A y ordenó: t r e n t e a l a sublime maravilla dé lá Concha, que parece i n cendiada por u n coreógrafo, y en l a soberbia terraza de úrt hotel cosmopolita y fastuoso, lá bella desconocida, muellemente sentada en Un blando silloncitó de frágiles mirnbresj hace desfilar por el veronés de sus pupilas l a b r u j a sonata del sumario de B L A N C O Y N E G R O A r t e H i s t o r i a Literatura, Modas, G r a n M u n do... Suspende un instante lá lectura para encender u n perfumado egipcio, emboquillado Co pétalos de rosa, y el maíiré, qué está cerca y sabe sus obligaciones, se aéerca, como üh perfecto gentleman, para ofrecerla lumbre, l o que da lugar á u n breve diálogo: -T e n g o que salir a hacer compras, ¿sabe? Y lo siento, porgue estoy algo cansada y me encuentro tan a gustó en este sillori cito... M u y mono, ¿verdad? ¿E s t á fabricado aquí? M e gustaría comprar u n juego del mismo estilo. -N a d a más fácil. señora. L a fábrica está en S a n Sebastián; es l a famosa C M A R E Y 2 A G A y puede visitar l a Exposición, en Urbieta, 64. Verdaderas preciosidades en j u n t o y mimbre. M e permito recomendársela a l a señora... -S í s í iré. Que telefoneen al garagó; no tengo más remedió que salir. Y se ausentó, dejando tras sí una emborrachadora estela de Crepúsculo, el último perfume de C a r ó n Ü n ligero guiño bastó para que el maitré, compréiisivOj se me acercara. Inquirí noticias, y mientras saboreaba una copa de K u mel, de R i g a supe que l a dama había llegado de lá frontera l a noche anterior, quedando decomisado en l a A d u a n a el coche, con todo el equipaje. S u primera salida, por l a mañana, fué para dirigirse ala A g e n c i a GIMÉNEZ, M i r a c r u z donde, s i n regateos, adquirió un magnífico O P E L Í blanco, de seis cilindros, el t r i u n A RADIOSAS Grietaría, 2. Había decidido pasar todo el. fo más reciente de G E N E R A L M O T O R S Preguntó por u n buen verano en S a n Sebastián, y añoraba un verano de continuada alegarage, y le recomendaron el G A R A G E M O D E R N O el g r a n gría, de dulces expansiones musicales reparadoras, U n aparato de garage dotado de todos los adelantos, que D P a c o Iturzaeta b r i n radio, un buen gramófono y discos, muchos jr bellos discos, ¿Dónde da a l a gente bien en l a calle de Iparraguirre. Luego, l a dama encontrar toda esta sana alegría electromecánica mejor que en el pidió una lista con los más suntuosos comercios de Donostia, y- magnifícente laboratorio musical del joven ingeniero D A n t o n i o aquí llegaba el mattre en sus informes cuando el Opel blanco, suaR e c o? C o n R a d i o e a s o no hay competencia posible, y a que es ve como una góndola, paraba a l a puerta del hotel. el almacén más especializado y mejor surtido, y allí una gentil empleada colmó con creces sus ansias filarmónicas, surtiéndola Á v i d o de reportajes sensacionales, tomo m i modesto cochecillo de los aparatos más modernos y mejor construidos. ramplón, de peregrino de emociones, y me dispongo a seguir a l a Y ya el Opel Se dirigía de nuevo al hotel, para depositar allí extraña beldad, y he aquí, lectores amigos, l a órbita que en el su dulce carga, cuando otro automóvil gigantesco, trepidante, pincoche blanco recorrió aquella tarde la bella mujer desconocida. tado de gris, se precipitó sobre el coche blanco, haciendo c r u j i r P a r a l a aristocrática P e l u q u e r í a d e s e ñ o r a s J U A su carrocería, rompiendo sus cristales, aboyando su radiador... M T O Paseo de Colón, 6, fué la primera visita. Tiene fama esta Dos voces desgarradas salieron simultáneamente de ambos vehícucasa de un gusto selectamente parisino y de tal escrúpulo en sus los: ¡J o r g e! ¡M a g d a y el auto ¡gris se llevó el cuerpo inaniartísticos trabajos, que nuestra amiga debió quedar encantada. O n mado de la dama misteriosa. dulación permanente, u n discreto tinte para unos prematuros c a C o n srrandes cuidados él Opel blanco fué conducido a las C A bellos blancos y una colección de enervantes perfumes y otros R R O C E R I A S I M A Z calle de Tomás Gros, 8. Solamente José productos de tocador para el maquillaje cotidiano. Tomó el númeImaz, concienzudo C O N S T R U C T O R Y R E P A R A D O R D E C A ro del teléfono, que es el 14580, y se dirigió a Urbieta, 1, M o d a s R R O C E R Í A S sería capaz, con su arte soberano, de devolverle L E V T donde manos de hada confeccionan los últimos y su perdida belleza, su arrogante gallardía, s u pulcra nitidez, l a mas graciosos modelos de sombreros, con tal arte y tan suprema augusta armonía de sus líneas y de su regia prestancia... elegancia; que toda femenil cabecita se transforma con ellos en una beldad. Chic, modernidad y distinción es el tríptico que la R I C A R D O S. D E Y N E S T R I L L A S Casa t e v y h a bordado en sus banderas. Anotó que puede visitar ésta en M a d r i d en C A S A G A M A Z O Alcalá, 60, y salió para los m t morosos trajes de baño, mullidos albornoces y las más destacadas novedades que en la temporada ha presentado l a alta costura de París en ricas telas y crujientes sederías. Se maravilló después, al i r a pagar, pues todo lo encontró baratísimo. Contentísima, hizo que el coche, la condujera al número 4 de la calle de Santa Catalina, al sugestivo saloncito de L u i s a R i c h a r d A s t i e r la excelsa creadora de modelos para hacer enloquecer, a- las novias: frousscaux, Doctor P E T S C H E H Parios. Enfermedades de l a mujer. Rayos X finísima ropa de mesa y de cama, batas, pijamas, camisones, et- layeHes, lindísimas combinaciones, delicados li.i euses, P r i m 17, e n t r e s u e l o S A N S E B A S T I A N r T
 // Cambio Nodo4-Sevilla