Volver

Resultados de la búsqueda

Resultados para
MADRID- SEVILLA 2 2 D E 1 U L 1O D É 1932. N U M E R O SUELT 010 CENTS. DIARIO 1 LUSTRA- DO. A N O VIGÉSIMO O C T A V O N U M E R O 9.202 SEVILLA R E D A C C I Ó N P R A D O D E S A N S E B A S T I A N S U S C R I P C I O N E S X A N U N C I O S MUÑOZ O L I V E C E R C A N A A T E T U A N UNA. ASAMBLEA DE PRODUCTORES Ante las dificultarles que surgieron a fines del pasado mes, interrumpiendo la normalidad de nuestras relaciones comerciales con Francia y con otros países, l a Unión N a cional de l a Exportación Agrícola convocó una asamblea de productores, señalando para su reunión en Valencia l a fecha del. ¡próximo día 24. Se proponían los iniciadores de esta asamblea someter a discusión de los delegados de las Asociaciones de Productores las medidas que pudieran proponerse a l Gobierno para defender nuestra exportación agrícola de los obstáculos que se le oponen. Cuando se hizo la convocatoria, parecía posible que la discusión de los delegados quedara l i m i tada a tratar, más con carácter técnico que polémico, de las dificultades de orden arancelario y crediticio y de los arbitrios caprichosos, como señalamiento dé contingentes, certificados sanitarios y otros, con que varios países quieren cerrar sus fronteras a los productos agrícolas españoles, dificultades que se agravaban por otras que surgían en el propio mercado nacional: impuestos municipales, encarecimiento de las tarifas de transportes e imposiciones de la mano de obra. Estos propósitos habrán de modificarse, sin duda, para que la asamblea convocada recoja el estado de opinión creado en los núcleos españoles dedicados en el extranjero al comercio de los productos nacionales importados. Parecía que el optimismo reflejado en algunas declaraciones del Gobierno sobre la Inclinación benévola, hacia E s paña de los gobernantes franceses había calmado l a inquietud que se produjera cuando surgió el nuevo señalamiento de contingentes hecho por Francia. L a realidad, sin embargo, no permite seguir alentando las concebidas esperanzas. E l rigor con que se ha aplicado en la A d u a na de Cerbere el primer ensayo del nuevo régimen cerrando el paso a numerosos vagones de fruta percibible que pudo computarse sin ningún dañopara Francia, a cargo del contingente autorizado para l a Aduana de Hendaya y no agotado, da idea de que tal arbitrio es un pretexto, para amenguar nuestra exportación, sin otra mira. Así también se ha visto cómo aumentaban las exportaciones de vinos hechas por Italia y Grecia y las de pescados de Portugal, precisamente por haber impedido las que venía haciendo España, con lo que nuestro sacrificio no ha representado beneficio ninguno para productores franceses. Y a l a vez- -ya recogimos este- testimonio, hace algunos días- hay diversas organizaciones mercantiles francesas que protestan del trato que se está dando a España, y que atribuyen al régimen de contingentes el creciente encarecimiento de l a vida en el país vecino. E n estas circunstancias, l a Cámara de Comercio Española, en. París, y la Unión Frutera, formada por l o s importadores españoles, se han dirigido al Gobierno, pidiéndole adopte l a resolución enérgica que parece indicada, y declarando con absoluta firmeza que aceptan las consecuencias que se derivaran de tal determinación. Será inexcusable, pues, que la asamblea de Valencia, en que ha. de estar representada toda l a producción agrícola española, 1 examine la arbitraria situación creada de las injustificadas modificaciones introducidas en el convenio comercial francoespañol, nominalmente vigente, y compulse l a actitud enérgica adoptada por l a Cámara de Comercio Españolaren París, ya que no se confirman los optimismos con que Francia quiso acanallas protestas españolas. E l Estatuto ante la Cámara El día de ayer se dedicó por entero a buscar fórmulas conciliadoras sobre el Estatuto Apagados los ecos del debate político, la atención del Gobierno y los grupos parlamentarios volvió al tema del Estatuto de Cataluña, que es, sin duda, el más fuerte escollo de la situación. L a s reuniones, los cabildeos de entre bastidores y las conferencias del presidente del Consejo con los m i nistros catalanes y los miembros más significados de la Esquerra, sólo tuvieren por motivo. el examen de las dificultades que el problema regional encuentra, en la Cámara. Para obviarlas han sido estudiadas fórmulas diversas. y ayer el Consejo de ministros las estudiaría detenidam te. Debemos advertir que estas fórmulas que se refieren concretamente a los problemas de enseñanza, justicia y orden público y que se han elaborado sobre los dictámenes de las comisiones técnicas, que fueron nombradas hace pocos días, tienen como p r i n cipal objeto el de conciliar los distintos pareceres de los grupos gubernamentales y el grupo catalán, porque las minorías de oposición, desde los agrarios a los radicales, nada tienen que ver con ellas. Relatamos a continuación los trabajo parlamentarios de ayer, orientados en ese sentido. LA S I T U A C I Ó N POLÍTICA Y P A R L A M E N T A R I A Los ministeriales de la Prensa y de los escaños se- ufanan en repetir que han enterrado la vieja política con procedimientos de entre bastidores, y que ahora todo se hace en la escena, públicamente y a plena luz. No será con referencia al Estatuto catalán, porque todos los remiendos se vienen hilvanando- en los rincones de los despachos. Así, ayer mismo- -como otros días anteriores- -el debate no estaba en el salón, donde se entretenía el tiempo baldíamente alrededor de un voto, sino en las conferencias reservadas del Gobierno o de los amigos del Gobierno y de los catalánes. El atasco en las bases de la enseñanza, debería resolverse delante de los taquígrafos para que la opinión sepa algo más que los acuerdos de los estipulantes, porque tiene el derecho de saber que se regatea y con qué argumentos se hace el regateo. Hay dos posiciones definidas: la del dictamen, en el que parecía aceptada por la mayoría y por otros grupos la clara y. j irme obediencia a la Constitución, en el sentido de que el Estado soberano no abandone la enseñanza; otra, la nacionalista, aferrada al absurdo de apoderarse de todos los Centros de instrucción para traducirlos al catalán, y, como autorizadamente atestiguaba ayer un diputado, hacer imposible la vida a los estudiantes castellanos. ¿Es que la Comisión, el Gobierno y la Cámara pueden ceder ni un paso en ese deber indeclinable? Por su parte, los catalanes se mantienen inflexibles. No hay la transigencia, la conformidad que gratuitamente presumían o auguraban los optimistas oficiosos. Lo menos que se pretende es mediatizar. Y desde luego que la cultura privativa de Cataluña- -esa cultura peculiar que disputan los catalanes en Medicina, en Ingeniería, en Ciencias y en Ihimanidadcs, para codearse con propia personalidad con las grandes naciones- -se costee como cosa exclusiva suya, pero a expensas de iodos los españoles. Y lo que no dicen en las negociaciones lo dicen en los pasillos con el gesto torvo y con las medias palabras de sombría amenaza. Les ha ido demasiado bien con su método coactivo para no ensayarlo hasta el finaL En estos momentos lo aplican a esa peregrina aspiración de formar ellos su presupuesto de gastos de enseñanza, pero no para satisfacerlo de los recursos globales, sino para que, en renglón aparte, se lo costee el Tesoro nacional. Se reúne la comisión de Estatutos y no llega a un acuerdo Ayer mañana se reunió la comisión de Estatutos, con el fin de estudiar las distintas enmiendas presentadas al artículo relativo a la enseñanza en el Estatuto catalán. E n primer lugar se estudió una presentada por el diputado Sr. Sanz, que después de una pequeña discusión fué desechada. L a m i s m a suerte, corrió otra del diputado federal Sr. Valle. A continuación se pasó a examinar l a enmienda de los representantes de las minorías gubernamentales, figurando como primera firma la del señor Barnés. Esta enmienda, que es la que estudió l a E s querra catalana en la reunión de anoche y que ho i fué sometida a la deliberación de la minoría catalana en- pleno, no obtuvo l a aprobación de la comisión de Estatutos. N o obstante esto, dicha enmienda es la que cuenta con más probabilidades para servir de base a l a redacción definitiva del dictamen, de l a Comisión. Según nuestras noticias, el punto de mayor dificultad para l a aceptación de dicha enmienda es principalmente el extremo que se refiere a la cuestión económica, pues los catalanes desean se haga constar en dicho artículo la concesión de la cantidad necesaria para atender a los gastos que se originen. A esta tesis se oponen la mayor parte de los diputados de la Comisión, unos, por considerar que los gastos de sostenimiento de la enseñanza en catalán deben de correr a cuenta de l a Generalidad y otros, por estimar que cuanto hace referencia a Hacienda debe ser tratado en el título correspondiente. U T I L I D A D D E L A TELEVISIÓN E N LOS VUELOS. -ÚLTIMOS E N S A Y O S R E A L I Z A D O S -Véase, en el próximo número de B L A N C O Y N E G R O este estudio, de Natalio L ó pez Redondo, en la S E C C I Ó N R A DIOTELEFÓNICA-
 // Cambio Nodo4-Sevilla