Patrocinado Por:

Volver

Resultados de la búsqueda

Resultados para
de íueru; esenciaSj pues c stá r recordar l a variadísima flora que desde Málaga a las vertientes del Pirineo esmaltan ios campos, para adquirir la certeza de que es un aspecto de actividad aerícola, que, indudablemente, por su modestia, no ha llamado la atención. Nosotros, ante l a constante preocupación de que los viejos, y nuevos regadíos tengan cada vez más cultivos, liemos abordado, con el concurso de buenos amigos, especialistas en cuestiones químicas, el cultivo de la menta, que hoy en día no se produce en nuestra nación, y es materia de activo comercio con Norteamérica, I n glaterra e Italia. De la resultante de estas experiencias eremos podrá, el día de mañana, obtenerse una nueva modalidad para las alternativas de regadío y aun para zonas de tierras frescas. Pertenece la menta a la familia botánica de las labiadas, encontrándose espontánea en muchas de nuestras regiones. S i n embargo, ¡para la destilación no sirven muchas de las variedades espontáneas, sino que precisamente tiene que ser la. variedad menta Piperita, por ser la que da esencia más delicada. E s l a denominada por los ingleses piperm. it o black mitcham. Nuestros ensayos obedecen a la recogida ¡de antecedentes del Norte de Italia, donde en un plazo de veinticinco años se ha difundido este cultivo, pasando a ser de país importador, exportador en gran cuantía. ¿N o podemos nosotros, en condiciones similares, evitar asimismo nuestras importaciones, cada vez más crecientes, de este aceite esencial? Creemos que sí, y a ello tienden nuestros esfuerzos en estos años de ensayos de todo linaje Puede cultivarse esta planta con dos distintas finalidades: l a obtención de hierba seca o la del aceite esencial. Bajo el primer aspecto tiene poca importancia; segadas las plantas, se ponen a secar, y posteriormente se fraccionan y muelen, obteniéndose una especie de té de menta de algunas aplicaciones farmacéuticas. E n cambio, el aceite esencial obtenido tiene cada vez mayores Curiosidades del muhdo vegetal. LA FLOR DEL PELICANO. -En la sociedad vegetal, como en la humana, hay ciertas tendencias a romper moldes. Algunas variedades de plantas, como la Aristoloquia, adoptan formas extravagantes. El mundo, cansado, con acierto o no, de lo vulgar, acoge con simpatía tales manifestaciones tan de fantasía como los del presente ejemplar, que recuerda a las palmípedas y es de la variedad de la citada planta. La especie de ésta, además de contar con ejemplares ornamentales, tiene otras muy varias aplicaciones en farmacia, como vermífugos, antirreumáticos, eménagogos y para la dispepsia, hidropesía y parálisis. (Foto Ortiz Keystone. LAS ENORMES HOJAS DE LA VICTORIA REGIA. -Esta planta nimfácea acuática, que decora estufas con estanques, es frecuente en los ríos cuvas aguas alcanzan 25 a 35 del Brasil, Guayana, Paraguay y República Argentina; forma verdaderas islas flotantes, con hojas de dos metros de diámetro, que pueden soportar a un timo, (hoto Urrios. 1 i