Patrocinado Por:

Volver

Resultados de la búsqueda

Resultados para
MADRID- SEVILLA 23 DE 1 ULIO DE ¡932. N U M E R O SUELT 010 CENTS. JL sim m JL W B Jf m to DO. ANO VIGE- SIMO OCTAVO NUMERO 9.203 REDACCIÓN: PRADO D E SAN SEBASTIAN. SUSCRIPCIONES S ANUNCIOS, MUSOZ OLIVE, CERCANA A T E T U A N SEVHJJA TEMAS V A R I OS Cierra la semana parlamentaria sin haberse avanzado un centímetro más en los forcejeos para la base de enseñanza del Estatuto. L a enmienda del Sr. Barnés, a pesar de la limadura con que ayer creyó perfeccionarla el Consejo de ministros, no puede ser la solución; los catalanistas, desde luego, l a rechazan, puesto que no les basta la figura de la Universidad bilingüe si ha de organizaría sobre la del Estado, lo que supondría el cuadro fundamental de catedráticos españoles y la competencia en la m a t r í c u l a entre los ministeriales tampoco esa fórmula tiene un ambiente de seguridad; muchos d i putados de la mayoría no quieren votarla y por lo menos se abstendrán. E n l a misma Prensa de l a situación no faltan periódicos que repugnan la enmienda. Alguno de ellos viene a coincidir con nuestra tesis, proclamando cómo el Estado debe mantener todos sus centres dé instrucción en Cataluña, donde se enseñe el idioma oficial, que es el castellano. Y también como A B C, considera que el bilingüismo será un desastre, una fuente de querellas y un manantial de odios. Bueno es registrar esta coincidencia fundamental y literal para los mixtificadores oficiosos que persisten en la mala fe de que les acusó severamente otro diario republicano, cuando fingen creer que se combate el Estatuto como pretexto con qué combatir lo otro. A I Sr. Prieto se le olvidó decir en su discurso, cuando hablaba del sacrificio de los socialistas, que no ha sido m á s román- tico y gratuito, sino al precio de una influencia preponderante, presente y futura. E l Sr. Cordero, más explícito o más cauto, no ha guardado el secreto en su reciente discurso, de Hendaya. E n el texto íntegro de ese discurso, que inserta El Liberal, de B i l- bao, puede verse esta declaración solemne: P o r haber intervenido nosotros en esta revolución y haber intervenido en ella con conocimiento exacto de las circunstancias y de nuestras conveniencias, nosotros hemos forjado una República intervenida por nosotros, que seguirá siendo controlada por nosotros, pase lo que pase en España. (M u y bien. Grandes aplausos. N o hay que olvidar para tener en cuenta el alcance de esta afirmación, que en E s p a ñ a lo único que está organizado, lo único que tiene vibración, lo único que tiene sentido de realidad, lo único que está encarnado en una organización viva, permanente y constante, es la Unión General de Trabajadores y el par. tido socialista. (Grandes aplausos. Y afortunadamente, en l a obra interna construc- tiva de nuestro país entre la Unión General, de Trabajadores y el partido socialista no, hay discordias ni diferencias. Esto nos da a nosotros una fuerza extraordinaria y por eso digo, Pase lo que pase en nuestro país, pase lo que pase en el mundo, nosotros seremos en adelante los que tendremos el con- trol definitivo de la política nacional. (G r a n des aplausos. Nosotros no tenemos una Re- pública socialista; pero la tenemos orientada hacia el socialismo. L a s afirmaciones son tan rotundas, que no necesitan comentario. Ellos, los socialistas, tienen ya orientada hacia su progra- m a a l a República española, y además ejerc s r á s siempre el predominio sobre este ré; gimen: una especie de dirección superior o doctorado sobre todos los Gobiernos y. pase lo que pase Bismark, en sus días mejores, no se hubiera atrevido a decir tanto. LA SITUACIÓN PARLAMENTARIA El Estatuto ante la Cámara El Gobierno delibera sobre Ja fórmula de enseñanza y acuerda entregarla a Ja comisión dé Estatutos E n el Consejo de ministros celebrado en Li mañana de ayer se habló extensamente del problema del Estatuto. Como se recordará, en la tarde del jueves se reunieron los Sres. Azaña, Canter y D o mingo con los representantes catalanes, para buscar una fórmula de arreglo en la cuestión de la enseñanza. E n principio se llegó a un acuerdo sobre la base de la enmienda presentada por, D Francisco Barnés. E l Gobierno deliberó ampliamente sobre la fórmula, ya conocida de nuestros lectores, y el ministro de Instrucción Pública sostuvo que uno de les párrafos de la citada enmienda estaba en pugna con el artículo 49 de la Constitución, que de una manera categórica confiere al Estado la expedición de los títulos académicos. E l Consejo acordó modificar el texto de ese párrafo y asimismo desglosar toda la parte de la enmienda que se refiere al pago de los servicios docentes en Cataluña. Esta parte se trasladará al título correspondiente. Los ministros encomendaron al S r A z a ña la gestión necesaria con la comisión de Estatuto, para que ía fórmula fuera incorporada al ditamen que se ha de discutir en la sesión nocturna del próximo martes. Iniciada ya la discusión sobre el tema del Estatuto, el Gobierno examinó la situación La comisión de Estatutos acepta política en relación con el problema. E s particularmente interesante para el Gobierno l a la fórmula del Gobierno actitud que adopten los diputados catalanes, Mientras estaban reunidos los diputados y si no se llega a transacciones que les satisministros catalanes, deliberaba la comisión: fagan. Cualquiera actitud extrema, que pude Estatutos, que terminó sus trabajos muy diera ser la de la retirada, colocaría al G o avanzada la tarde. bierno en situación difícil, puesto que el seSegún referencia de los vocales, se aprobó ñ o r Carner, miembro destacado de la mino- la fórmula entregada a la Comisión por el ría catalana, y autor del primer pi- 03- ccto de Gobierno; de modo que el dictamen será la Estatuto, habría de correr la suerte de sus enmienda del S r Barnés con las modificaciocompañeros. Sin embargo, terminado el Connes ya conocidas. sejo, tuvimos ocasión de hablar con algún Presentaron votos particulares, los señores ministro, quien nos aseguró que los catalaValle e Iranzo, este último manteniendo el nes no llegarán al extremo de una retirada. primitivo dictamen. L o que puede ocurrir es que voten en con- P o r su parte, los catalanes hicieron constra de algún artículo, con lo que salvarán su tar que defenderían íntegramente las enmienresponsabilidad. das del Sr. Sbert y del Sr. Campaláns, que para ellos era el único texto del posible dicSe reúne ía minoría catalana con tamen. E l Sr. Bello explicó que de la parte ecoJos ministros de Hacienda y Agrinómica desglosada de l a enmienda del señor. cultura Barnés, se haría una referencia en el capíA las cinco de la tarde se reunieron en una tulo correspondiente a Hacienda, y que en de las secciones de la Cámara los diputados cuanto a los títulos, l a Generalidad podrá catalanes, con asistencia de los ministros de otorgar certificados de aptitud, pero nada Hacienda y Agricultura. Estos habían de más. dar cuenta a la minoría de los acuerdos adopL a Comisión acordó asimismo que el A r tados en el Consejo de la mañana; chivo de A r a g ó n dependa directamente del Dos horas duró la deliberación y los d i Estado. 1 1 putados se mostraron reservadísimos, por; entender que el momento no. es a propósito para hacer declaraciones, que pudieran ser, luego mal interpretadas. E l Sr. Sbert se limitó a decir iSüe no se había llegado a ning ú n acuerdo concreto, salvo el de mantener; los puntos de vista de l a m i n o r í a catalana, y sobradamente conocidos. Dio una noticia interesante y fué la de que el lunes p r ó x i m o se reunirá en Barcelona la minoría en pleno para continuar su deliberación. Se había acordado así, porque; al cambio de impresiones de ayer no habían acudido sino quince diputados de los cuarenta que forman el grupo. También hablaron los informadores cotí el Sr. Campaláns. -Se han examinado- -dijo- -todas las fórmulas presentadas para el artículo de la enseñanza, especialmente l a del Sr. B a r n é s adoptadas por el Gobierno, que las ha modificado en dos de sus aspectos. E n el de H a cienda, que se desglosa del artículo, 3 en el que se refiere a la expendición de títulos. T a l fórmula, aun sintiéndolo mucho, no puede aceptarla la minoría. i U n periodista hizo observar al Sr. Campaláns que el presidente del Consejo había dicho en los pasillos que se podía otorgar a la Generalidad la concesión de certificados de estudios, que podrían servir para obtener los títulos definitivos. A esto contestó el Sr. Campaláns que l a minoría catalana no podría dificultar a esta transacción. Las dificultades estaban en otros aspectos. -Lo único c o n c r e t o a ñ a d i ó el diputado catalán- -es que la minoría mantiene íntegramente l a enmienda que yo tengo presentada. N o soy pesimista, porque el diálogo prosigue y mientras lo hay se puede llegar a conclusiones satisfactorias para todos. De la reunión que hoy han de tener en Barcelona los d i putados de la Generalidad, y de la que tendremos todos también en la capital catalana, el próximo lunes, dependerá el porvenir. Ert ambas se concretarán nuestra actuación y el límite a que podemos llegar en nues tra transigencia. r
 // Cambio Nodo4-Sevilla