Volver

Resultados de la búsqueda

Resultados para
DE RE PERIODÍSTICA LA INFANCIA DEL PERIÓDICO ILUSTRADO lanuarius 6 ti. DE 14. TVVEEDE ce días; pero algunos años más tarde, a partir de 1617 una ve ¡á cada semana, siendo el número de páginas el que imponía la cantidad de original, y así, unas veces constaba de ocho, otras de doce y otras de dieciséis, Igualmente, y con el deseo de informar a sus lectores con la mayor rapidea posible cuando los acontecimientos lo exigían, sin vacilar en gastos ni en el esfuerzo de trabajo, llegó a lanzar en Un mismo día diversos suplementos. Esto sucedió, por ejemplo, el g de octubre de 1620, en que fueron distribuidos cuatro números consecutivos de la Gaceta. E l editor belga se había adelantado por este procedimiento tres siglos a la publicación de las ediciones especiales de los periódicos modernos, acaso sin conceder a la innovación toda la importancia que andando los tiempos había de adquirir, ya que en nuestros días es Una de las características de las Empresas poderosas. Pero no fué ett este solo aspecto en el que la imaginación Inquieta del impresor flamenco se habla de adelantar a sus contemporáneos, sino que también creó el Cuerpo de corresponsales, y con especialidad de los corresponsales de guerra de que tanto se han ufanado cott posterioridad los ingleses, y echó asimismo los cimientos de lo que mucho más adelanté había de constituir la Prensa ilustrada. E n cuanto a lo primero, y aparte de las noticias obtenidas en el propio teatro de la guerra, y que fueron la base de su publicación; merced al extraordinario movimiento del puerto de Amberes y a la universalidad de sus relaciones comerciales con gentes de todos los países, recabó correspondencias de las más apartadas regiones, insertando cartas interesantísimas, fechadas en Lisboa, en Madrid, en París, en Londres, en Viena, en Roma y hasta en las Indias Orientales. Por lo que respecta a las ilustraciones gráficas, en la Gaceta de Abraham Verhoeven nuede hallarse la infancia del periódico ilustrado moderno y de fa revista ilustrada Cuando lo estimaba oportuno acompañaba a los relatos un dibujo- -que él mismo grababa- -relativo al asunto de mayor interés; modalidad que fué intensificando, siendo muy raros los números que no ostentaban algún grabado por lo menos; en el correspondiente al 28 de agosto de 1600 se insertaban tres, y siete en f Dc 5 micocslanuarij, aonoi (íii. 3 oct atíMo 2 autaís e t t nutbeti tttpfft entic en raü ban Jtott quoptfffl cttocfeetinaírtjonfleften. gérfl grjeDftickc ínjanuariue. i t n PORTADA D E U N NUMERO D E LA GACETA U N I V E R S A L D E A M BERES, QUE MARCA LOS ALBORES D E L PERIODISMO ILUSTRADO MtíDERNO. E L GRABADO REPRESENTA A L EMPERADOR FERNANDO íaícutiitimgijc banljen (Sracff batuíttcínwi Bife bjcBftomopnhítrwkerttsf mttrtjííttounfftiof imnmmbtte mnttüt m oftwtítthghrflaojífn Detiatt uflffW io 0 üf án nffejB ttibt b t Cemmett tr 3 ttanb i nam gmomm la Gaceta de Verhoeven. i lector que mediante una cantidad módica adquiere un ejemplar de los modernos periódicos ilustrados, orgullo de la Prensa- -y buen ejemplo de ello este mismo, que a tanta altura ha sabido colocar el nombre de la española- no sé da cuenta, por mucha que sea su buena voluntad y su certera i n tuición, de los desvelos y de los sacrificios que han sido necesarios para que ese ejemplar haya podido salir a la calle. Bien que en lo enunciado se advierta todo un complicado mecanismo y una compleja organización, que al público, ávido de penetrar en las interioridades de las cosas, interesaría conocer, no es mi propósito, en la ocasión presente, divulgar los métodos de su funcionamiento. Algunos de sus aspectos pueden dar materia a posteriores trabajos, en el de hoy, lie de ceñirme a uno que tiene relación con la historia misma del periodismo ilustrado. Entre los profesionales y aficionados a investigar en este género de asuntos, se ha tenido siempre a Teofrasto Renaudot, nacido en 1584, médico y publicista francés, hombre de poderosa imaginación y de vasta facundia, a quien ayudó abiertamente el cardenal Richelieu, como precursor del periodismo moderno, por haber sido el fundador de La Gasette de Frunce, cuyo primer número apareció en 1631. E s justo, no obstante, reivindicar tal primacía en favor de Abraham Verhoeven, que nació en. Amberes en 1580, y que ya en 1605, o sea veintiséis años antes de aparecer la Gaceta de Renaudot, había dotado a Bélgica de una publicación periódica. Era Abraham Verhoeven grabador e impresor, y con ocasión de la guerra sostenida por los archiduques Alberto e Isabel contra los Estados Generales de Holanda, solicitó y obtuvo de sus Soberanos el privilegio de publicar las noticias que conseguía recoger del teatro de las hostilidades. t a Gaceta, que así tituló desde un principio Verhoeven a su periódico, era de formato muy reducido; pero contenía mucho texto y se publicaba en las dos lenguas del país: el francés y el flamenco. A l principio aparecía irregularmente, cada diez o quin- E r antorrptn Bp abogara itoipnim opte omter r totftt iitiKguibt onnt. i t tfftrpiutMn J mt 1610. e. M Gratie ende Pitui! cg E L CONDE BUCQUOY DERROTA A LOS BOHEMIOS E N AUSTRIA Y H A C E NUMEROSOS PRISIONEROS. GRABADO D E LA GACETA UNIVERSAL D E AMBERES, CORRESPONDIENTE A L AÑO l620.
 // Cambio Nodo4-Sevilla