Patrocinado Por:

Volver

Resultados de la búsqueda

Resultados para
CRÓNICA DE PARÍS (Dibujos de Carlos S. de Tejada. PEQUENECES m H OY indicaré con el dedo (esto es de mala educación) todo lo que. me parece interesante, relacionado con la moda; se trata de sombreros, jo as, vestidos, ropa interior, medias, guantes, zapatos y no sé qué más. E n cada rincón, en cada escaparate encuentro un detalle desconocido, que anoto para enviarlo volando a mis lectoras. Ustedes conocen la gracia de la boina vasca; pues bien, una sombrerera la copia exactamente en paja, sin adorno, y con su pirulito en el centro. Cuero y fieltro luchan para cubrir el cuello, las solapas y las carteras de los abrigos prácticos; su aire rígido no es desagradable, pero creo que será más seductor sí fuesen de color distinto al del gabán y en tono más obscuro. E l bolero largo, cerrado con doble nía de botones, ancho y provisto de solapas, tiene aspecto de conspirador, no sin fundamento, puesto que ha despojado de sus derechos a los que con él compartían, gracias a sus subterfugios y quizá a sus traiciones de todos modos, él triunfa en toda la línea. No dejemos a ese hechicero sin indicar que se completa con una corbata de muselina o de georgetfe, arrollada al cuello, y anudada delante, a lo Dantpn... a lo Robespiérre, etc. Los escotes de los trajes de noche, cada día se hacen más modestos i dónde está entonces su aire provocativo? en que ocultan loque había costumbre de ver. Hago notar que para asistir a comidas íntimas o teatros, se pasa bajo las hombreras de cuerpo cuellos muy cortos, que cubren solamente los hombros, y el lado práctico queda satisfecho sin destruir la armonía del traje, unido con cierto gusto artístico el doble de un solo vestido. Los tejidos ligeros se prestan mejor que ios otros a esta pequeña superchería. Nadie abandona el terciopelo; en todas las estaciones se les testimonia la fidelidad que- merecen. Sobre vestidos blancos, de muselina, es ideal una banda ancha de terciopelo azul espliego, haciendo un lazo de largas caídas, que caigan hasta el borde de la falda en el lado izquierdo; otro lazo se pone en la pamela de muselina, como en el vestido. Encuentro encantador también los adornos recortados en terciopelo de varios tonos, para formar magnífico ramo, que se incrusta, bordando los contornos en el vestir. VESTTnO BLANCO ESTAMPAIX) E N NKORO. (MODELO JENTíY)
 // Cambio Nodo4-Sevilla