Patrocinado Por:

Volver

Resultados de la búsqueda

Resultados para
A B C. M A R T E S 26 D E JULIO DE 1932. E D I C I Ó N D E ANDALUCÍA. P A G 18. S e reúne en el Palacio de la G e n e r a l i d a d la minoría catalana U n a nota del señor DoJcet. E l señor M a c i á se niega a hablar. Parece que en la reunión h u b o acuerdo y se harán determinadas gestiones en M a d r i d Barcelona 26, 1 madrugada. A y e r tarde se celebró en el Palacio de- la Generalidad la reunión de los diputados que constituyen la minoría catalana, para tratar de la situación parlamentaria del Estatuto. Las manifestaciones hechas por el señor Companys y otros parlamentarios, tanto en M a d r i d como en Barcelona, dando la impresión de que la situación era crítica para el pleito de la autonomía, daba a la reunión cierta importancia, que, según algunos, había de traducirse en actitudes especiales de la minoría frente al Gobierno. P o r la mañana hubo ya una reunión preliminar en l a Generalidad, y por la tarde, a partir de las cuatro, comenzaron a llegar parlamentarios, que pasaban seguidamente al antedespacho de la Presidencia. E l primero en llegar fué el Sr. P u i g y Ferrater, quien no hizo manifestación alguna de interés. Los señores Ventosa Roig, Grau y Silva, así como el Sr. Maciá, procuraron todo? rehuir las preguntas de los reporteros, y el Sr. Campaláns, por su parte, dijo que los momentos actuales son graves: A h o r a sabremos, dijoj si l a República es lo que queríamos; o bien, si es un camelo E l Sr. Ventura Gassol, que había escuchado las palabras de su compañero, asintió con la cabeza. Mientras tanto los diputados pertenecientes el partido de izquierda republicana, pasaron al salón de sesiones, reuniéndose bajo la presidencia del señor Maciá. Los diputados catalanes que no están afiliados a dicho partido, permanecieron en el antedespacho, cambiando impresiones. A l llegar el Sr. Companys, los periodistas le abordaron, preguntándole si estimaba que los actuales momentos son los de mayor gravedad por que ha atravesado el Estatuto. -No- -contestó el Sr. Companys- Son delicados, simplemente. N o veo la gravedad que algunos dicen, y espero que entre todos hallaremos una solución. Llegaron después los Sres. Dolcet, Nogués y Serra Moret. Este último dijo que en el seno de la minoría catalana se habían manifestado dos tendencias; favorable la p r i mera a la enmienda Barnés, y otra contraria. E l Sr. Serra sie declaró particularmente contrario a dicha fórmula. D i j o que si los certificados de aptitud que diese la Universidad catalana fueran reconocidos por el Estado central, no habria conflicto; pero, como el Sr. De los Ríos entiende que las licenciaturas y los doctorados deben darse en Madrid, esto supone poner a los alumnos de la Universidad catalana a una revál i d a por consiguiente, resulta inadmisible l a fórmula de que se trata. A este efecto, citó el ejemplo de diversas Universidades librs de distintas naciones, y concluyó d i ciendo que, con la excepción de l a parte relativa a ¡a Enseñanza, los artículos aprobados del Estatuto le satisfacen. A las cinco y media de la tarde, quedaron los diputados reunidos en sesión plenaria, bajo la presidencia del Sr. Maciá. E! primero en salir fué el doctor Dolcet, quien, dirigiéndose a los periodistas, les entregó unas, cuartillas, en las que declara que se considera desligado, a partir del día de hoy, de todo partido, y condena toda intransigencia catalana, porque las palabras han de ser confirmadas por los actos, y especialmente porque se deja entrever una posibilidad de concordia que no han de ser los catalanes quienes l a intenten romper; por ello, reasumiendo su indicada nota, dice que su posición es de transigencia, ya que prefiere traer cualquier Estatuto, que regresar a Cataluña s i n ninguno. A las siete, aproximadamente, salió del salón, el Sr. Suñol, quien, preguntado acerca de cómo marchaba la reunión, dijo que de la misma se daría una nota oficiosa. E n cuanto a las manifestaciones del señor Dolcet, manifestó que conocía las que había hecho en el salón de sesiones, pero que no quería opinar de las expuestas a los periodistas. A las ocho menos cuarto, salieron todos los diputados, por haber terminado la reunión. A l conocer el contenido de l a nota que el Sr. Dolcet había facilitado a los periodistas, se produjo un pequeño incidente entre dicho señor y algunos diputados de la izquierda, discusión en l a que intervino y zanjó el Sr. Maciá. E l Sr. Companys pasó ante los periodistas sonriendo, y como éstos se disponían a i n terrogarle, les d i j o -N o me pregunten nada: eso, el presidente. E l Sr. Maciá, dando muestras de gran nerviosismo y contrariedad, trató de marcharse, pero los reporteros le cerraron el paso interrogándoles: -N o me pregunten nada- -contestó- es inútil, hemos de confiar en la. serenidad de los de allá. -P e r o el Sr. Companys nos ha dicho que el señor Presidente nos diría lo tratado. -N o des diré nada, nada. ¿P e r o habrá nota? -N a d a no esperen ustedes nada. -lY. de l a nota que nos ha facilitado el doctor Dolcet? -Allá él; lo que yo puedo asegurarles es que ese señor no volverá a entrar más en el salón donde se reúna la minoría. Se hicieron algunos comentarios acerca del contenido de dicha nota, y cuando la conversación se generalizaba, los periodistas insistieron en sus preguntas sobre lo tratado. -P e r o al menos, ¿no puede decirnos- -preguntaron al Sr. Maciá- -si ha habido acuerdo? -N o insistan ustedes, que no les diré nada. Hemos hablado de todo y ha habido un amplio cambio de impresiones. -I Irá usted a Madrid? -A c e r c a de esto he dicho varias veces lo que tenía que decir, y me atengo a lo d icho en otras ocasiones. L o s periodistas comprendieron la inutilidad de sus esfuerzos, desviaron la conversación de nuevo hacia la nota facilitada por el doctor Dolcet, manifestando al Sr. Maciá que ya había sido transmitida a Madrid. P o r último volvieron a preguntarle: ¿Pero no puede decirnos si la enmienda Barnés ha satisfecho, o no? -L a enmienda del Sr. Barnés- -contestó el Sr. Maciá- -existía, pero ya no existe, y no me pregunten más, porgue no quiero hablar. Según noticias particulares que pudimos obtener, la sesión fué muy laboriosa, y- en ella se manifestaron más de dos tendencias. Parece ser que en J a reunión preliminar que tuvo efecto por la mañana, quedó esbozado un proyecto de fórmula, que aceptaba la enmienda Barnés, con una ligera modificación, que se creía fácil la aceptara el Gobierno, pero en la sesión de la tarde hubo alguna nota extremista, que provocó otra también de tonos radicales contrarios, y ante esta manifiesta divergencia, y en vista de la imposibilidad de aunar pareceres, no pudo recaer acuerdo concreto, hasta el pun, to de que se dejó confiado a la resultancia de determinadas gestiones que han de hacerse eü Madrid cerca del Gobierno. V. LAS FIESTAS D E VALENCIA L a Semana Cultural Valencia 25, 12 noche. Se está desarrollando brillantemente la Semana Cultural que, bajo los auspicios del Ayuntamiento, ha organizado el Centro de Actuación ¡Valencianista. Ayer se celebró, bajo 3 a presidencia del alcalde, la sesión inaugural, en l a que pronunció un discurso el presidente del Centro, Sr. Cebriá. E l secretario, Sr. D u r a n y T o r tajada, len su discurso, manifestó que se han inscrito 1.600 entre personas individuales y Centros. El éxito del A e r o C l u b de A n dalucía E n el magnífico concurso de aviación qué sz ha celebrado en Valencia ha obtenido, un rotundo éxito el A e r o Club de Andalucía, que concurrió con tres aparatos, los cuales se han clasificado en los tres primeros puestos. E l primero ha sido D Manuel del C a mino, el segundo D Fernando Flores y el tercero D José del Camino. Con este motivo existe gran júbilo entre los socios del A e r o que piensan agasajar al los tres pilotos por su extraordinario triunfo LA SITUACIÓN POLÍTICA Y SOCIAL D E CATA L U Ñ A Precauciones en Barcelona. R e unión clandestina de comunistas, disuelta. Seis detenidos Barcelona 26, 1 madrugada. Durante las madrugadas del domingo y el lunes se observó en la Jefatura de Policía que se habían adoptado medidas extraordinarias, reforzándose bastante el servicio de vigilancia! y estableciéndose retenes en todas las Delegaciones y Comisarías. También cumpliendo órdenes, superiores, ayer quedaron de retén en los respectivos cuarteles, una compañía, un escuadrón y una batería de los distintos Cuerpos y Armas. Sobre los motivos de dichas precauciones se guardó la mayor reserva en todos los Centros, oficiales. E n la Jefatura de Policía también se reforzó la guardia durante. l a noche. Con motivo de la verbena de San Jaime, en la Plaza de España, junto a la fuente monumental, se formaron varios grupos de individuos, que, al parecer, eran espectadores de las iluminaciones y festejos que se estaban celebrando en Montjuich. Como los guardias de Seguridad en aquellas inmediaciones observasen algo anormal en el modo de producirse los grupos, los vigilaron atentamente, pudiendo comprobar que se trataba de una reunión clandestina de elementos comunistas. Dado aviso a la Jefatura, ésta envió fuerzas de Asalto, que disolvieron a los reunidos, procediendo a la detención de seis de ellos, que fueron puestos a disposición del Ji; z gado.
 // Cambio Nodo4-Sevilla