Patrocinado Por:

Volver

Resultados de la búsqueda

Resultados para
A B C. M A R T E S 26 D E J U L I O D E 1932. EDICIÓN D E ANDALUCÍA. PÁG. mente sobre el tejado del Gran Hotel e 3 f Trocadero, Acuden, afanosos, los presentes en socorro del que creían malamente lesionado, si rio muerto; Santos Dumont estaba d i riigendo la operación de salvar su globo, i n clinado el cuerpo sobre el tejado. A l felicitarle por su demostración de valor, Santos Dumont, mostrando la medalla de oro con la imagen de San Benito, que le había regalado la condesa de E u y que nunca abandonaba, dijo: -J. -f í e aquí quien me salvó. E l autor de quien tomamos esta anécdota, añade: -L o s más escépticos se inclinaron; nadie se burla de las convicciones de un hombre que dá prueba ele tal coraje. L a empresa tenía que ser suya, como lo fué. E l 19 de 1901 (octubre) da fin de ella, realizándola en un tiempo de treinta minutos, cuarenta segundos. Estos cuarenta segundos dieron lugar a serias discusiones, a las que puso fin, con un espíritu de franco deportismo, el A e r o Club de Francia, adjudicándole el premio que había ofrecido el gran Mecenas del deporte, M H e n r y D e u t s h de: la Meurthe, con el aplauso de las gentes. Intentó el gran deportista ascensiones sobre el mar, que llevó a efecto en la bahía de Monaco, sin éxito alguno. A l volver de un pequeño viaje a su país, ya encontró en Francia en franco apogeo el problema de la navegación, aérea por el más pesado que el aire Los asombrosos ensayos realizados por los hermanos W r i g h t habían revolucionado el mundo de la aeronáutica. Las tentativas de Archdeachon, y los serios resultados de los hermanos V o i s i n quedaban relegados, ante las proezas que de América venían realizadas por los W r i g h t Santos Dumont abandona el dirigible, y se entrega al aeroplano. Construye un aparato: U n aeroplano formado por s eis células Hargrave, dispuestas por tres a cada lado d e l e j e del aparato, inclinadas con relación a éste, y de una manera que presentara, visto de cara, una V muy abierta. Delante de la pértiga armada, formando el. cuerpo del aeroplano, estaba el timón de profundidad, constituido por una célula movible. L a hélice, colocada detrás estaba accionada por un motor Antoinette, de 24 H p que luego se reemplazó por uno dé 50. T a l lo escribe Lecornu en su obra La navegation aerienne. Con este aparato ganó la copa Archdeachon, instituida para el que realizara el p r i mer vuelo controlado de 25 metros, y una prima de 1.500 francos para el primer vuelo controlado de cien metros como mínimum. Quedábale por ganar el premio de los 50.000 francos, ofrecido por Deutsch y A r c h deachon, al primer aviador que realizara en pleno vuelo el recorrido de un kilómetro, en circuito cerrado. Construye su célebre Demoiselle, y se inscribe; ante el no éxito de l a empresa, se decide a abandonar el aeroplano, para dedicar su actividad al hidroplano. M a s pronto vuelve a su afición de siempre, y con el Dcmoiselle hace preciosos vuelos por los alrededores de París, inaugurando así el. turismo aéreo. Con su Demoiselle estuvo en Madrid, siendo huésped de los marqueses de Ivanrey, y en los terrenos de las Cuarenta Fanegas, donde entonces estaba el Golf Club de Madrid, realizó algunos vuelos, ante un corto número de amigos. Allí tuvimos el honor de conocerle. Santos Dumont había nacido en el Brasil el día 20 de julio del año 1873; contaba, pues, al morir, cincuenta y nueve años. E r a ce estatura más bien pequeña (xM metros) y pesaba en la época de sus grandes actuaciones cincuenta nilos. Su cualidad más relevante fué la de ser siempre un perfecto caballero. ¡U n a oración por el eterno descanso V fl alma de tan gran deportista -Rv. hr H A FALLECIDO EL FAMOSO AERONAUTA A. S A N T O S DUMONT L a primera noticia Río de Janeiro 24, 12 noche. E l periódico O Jornal ha captado un radio, procedente de. Bello Horizonte (Estado de M i nas Geraes) diciendo que ha fallecido el famoso aeronauta Alberto Sanios Dumont, quien el día 20 de júlie había cumplido cincuenta y nueve años de edad. -United Press. El levantamiento militar impide la difusión de la noticia Río de Janeiro 25, 11 mañana. Las d i ficultades de comunicación derivadas del levantamiento militar del Estado de San P a blo impidieron la confirmación inmediata del fallecimiento del Sr. Santos Dumont. H o y la estación de radio militar confirma oficialmente l a noticia. -United Press. E l entierro. Pésames de los ministros de Guerra y Marina Río de Janeiro 25, 10 noche. U n telegrama retrasado de San Pablo dice que Santos Dumont debía ser enterrado hoy lunes, con los máximos honores, en el cementerio de sa familia, para más tarde, ser trasladados a Río de Janeiro. Aeroplanos militares volaron sobre San Pablo, dejando caer mensajes de pésame de los ministros de Guerra y M a xins. -r- United Press. después. E l globo, en el aire, evolucionó en todos sentidos; pero, falto de la suficiente, rigidez, se desinfló, se plegó en dos y cayó a tierra desde una altura de 400 metros. Santos no sufrió la menor lesión, gracias a que al tocar tierra la cuerda frenó; algunas de las personas allí presentes la agarraron y tiraron violentamente contra la dirección del viento, consiguiendo amortiguar la caída. A l siguiente año (2 de mayo) realiza otro nuevo intento, que tampoco tuvo fortuna, por causa de la lluvia, que aumentando considerablemente la pesadez de la envoltura hizo que se replegara sobre sí mismo. -Estos accidentes y otros acaecidos en las primeras tentativas de navegación dirigible movieron al insigne aeronauta a modificar la estructura de su globo, vista la falta total de su equilibrio y rigidez, y así, colocándole una pértiga o viga rígida, aseguró en cierta manera la consistencia de la forma, evitando el que pudiera plegarse, en dos por su mitad. Con el número tres, que cubicaba 500 metros y media veinte de largo y 7,50 en su más ancho diámetro, con el motor y la hélice. delante de la barquilla, el 13 de noviembre de 1899 salió del Parque de Aerostación de Vaugirád y por vez primera dio la vuelta a la torre Eiffel. Estos ensayos, realizados casi en secreto, adquirieron al poco una extraordinaria importancia, ya que dieron ocasión a que la opinión púbiica se apasionara por estos vuelos en la forma emotiva con que las masas se manifiestan. ¡U n anónimo donante establecía un premio de cien mil francos a título de gran premio de la Aeronáutica, nue ganaría el primer aeronauta, que saliendo con una máquina cualquiera del Parque de Aerostación del A e r o Club de Longchamps diera la vuelta a la torre Eiffel, para volver al pun. to de partida sin haber tocado tierra en un tiempo máximo de treinta minutos. Santos Dumont, adquiere desde entonces su gran popularidad. Acababa de realizar en N i z a con su globo de doscientos metros cúbicos, una movidísima ascensión, que terminó en un peligroso arrastre. Repuesto de las lesiones sufridas, emprende sus trabajos, construyendo el número cuatro, de doscientos metros cúbicos. Por barquilla puso una sencilla silla de bicicleta, que colocó sobre la quilla de bambú; unos pedales permitían poner en marcha el motor, a petróleo. Con el número cinco, realiza serias tentativas; que no tienen el debido éxito, por accidentes de motor. U n a de ellas termina de trágica manera. E l 8 de agosto de 1901, a toda velocidad, llega a la torre Eiffel, la dobla y vuelve a Sanit- Cloud; de repente el motor se para, y el globo cae violentar Alberto Santos Dumont. U n a gran figura, que desaparece T i p o del perfecto deportista, caballeroso, espléndido, emprendedor, a la vanguardia siempre de cuanto significara adelanto en el por entonces incipiente problema del motor, que más tarde había, de revolucionar el mundo entero, imponiéndose su dominio a l a i n dustria, al comercio, a l a navegación, creando serios problemas a l a mecánica, que los hombres de ciencia consagrados a estos estudios iban resolviendo con maravillosa exactitud, dando a la civilización insospechados alardes de lo que es capaz el genio del hombre, puesto al servicio del progreso, en el que funda su bienestar la Humanidad, Alberto Santos- Dumont merecerá el grato recuerdo que a su memoria guarda siempre la H u manidad entera. H i j o del opulento industrial brasileño que le valió el nombre de Rey del Café, desde sus más tiernos años demostró su gran afición por la mecánica. A los doce años conducía, a gran satisfacción de todos, las locomotoras que surcaban por los 64 kilómetros de vía férrea de los dominios paternos. Pero su vocación le llevaba a las cosas del aire, y como pasatiempo favorito se dedicaba a llenar y lanzar montgolfieres (por él construidos) en l a bahía de Río de Janeiro, y más tarde realizaba ascensiones en estos globos, que demostraba esa serenidad y sangre fría que si son necesarias a todo aeronauta, a él le valieron el llevar a efecto esas sus notables empresas que le colocaron en el más preeminente lugar entre los aerosteros de su época. E l globo libre era por equélla el deporte más en boga; y el magno problema de la dirección se hallaba planteado en toda su majsar intensidad. Santos Dumont se dedicó al estudio de és. U y en septiembre de 189 S infla por primera vez, en el Jardín de Aclimatación, de arís. su modelo Santos número 1. E l ensayo fracasó por rotura del aeróstato antes de salir, a causa de una falsa sr. aniobra ¡le los encargados de sostener las cuerdas de partida. L a prueba se realiza con éxito dos días IMEA Río DE AUTOMÓVILES Desde el 1. de Junio, las salidas serán las siguientes: R í o Tinto, 6,30 mañana. Nerva, 7 m a ñ a n a Oficinas en Sevilla: Albuera, 7. Telefono 25479. -Francisco López. 3 MPRJESA S A N M l G O E l í SERVICIOS DIARIOS Salidas: 7 m a ñ a n a Placentlnes, 63 Junto a la Giralda) Uno, por Villamartin, a Ronda. Otro, por Morón- Olvera, a Ronda. Salidas de Ronda para Sevilla: por Olvera. a las 2,16. Otro, por Villamartin, a las 3.30. Salida Se Morón para Sevilla: a las siete de la m a ñ a n a Salidas de Sevilla, para Morón, runa y Olvera, a las c u V r o de la tarde. Salidas de Sevilla, sólo para Morón, a las 6,80. Se reciben encargos y se despachan billetes en Placentlnes, numero 63. Teléfono 2473 S. Tárafo- Rlerva- ev 8liI a SEVJLLA A RONDA
 // Cambio Nodo4-Sevilla