Patrocinado Por:

Volver

Resultados de la búsqueda

Resultados para
Una fiesta- homenaje a Madrid. Desordenado y cruel roba, incendia, asuela y y es más bárbaro pirata que los vencidos por él. mata, Aún hay tela cortada para entretenerme c i la carta de m i suave comunicante anónimo, y hasta me gustaría echar mi cuarto a espadas sobre el mal uso del gerundio, tiempo de verbo que siempre se aparea con otro, aunque no lo tengan presente les mal hablados. Así no puede decirse que F u l a nita cantó muy bien, siendo muy aplaudida porque si la aplaudían mientras cantaba claro está que no la oyeron; ni tampoco, Fulano llegó encontrando muerto a sú amigo porque la acción de llegar no se junta a la de encontrar, como quiere el gerundio, sino que antes fué el llegar y después el encontrarlo. Hasta me referiría a cómo los junta Cervantes, cuando dice de su D o n Quijote: Yendo, pues, caminando nuestro flamante aventurero, iba hablando consigo mismo y diciendo... donde se ve que todos los gerundios se compadecen en el mismo tiempo con la acción de ir. Pero quédese todo esto para Un Crítico de la Alcarria, y él eche, si a ello se aviene de buen grado, su rociada de miel dulcísima sobre tan áspera salazón. Y o insistí una vez más en mi tontería. No será la última, m i palabra de honor. Asegúrame un amigo que en ocasión memorable D. Miguel de Unamuno exclamó: L a Gramática sirve tanto para hablar como saber Fisiología para digerir bien Y o i g noraba esta opinión del gran vasco, gran salamanquino y gran español de nuestros Para corresponder al homenaje lencia, la Cantará de Comercio ios Viveros municipales. Maja que el pueblo de Madrid, tributó estos días a Vade aquella capital organizó una fiesta goyesca en (x) y parejas de valencianos que tomaron parte en el acto. cabo si en lo militar es separar del Cuerpo principal una porción de tropa y en pintura hacer resaltar los objetos de un cuadro por extensión bien puede destacarse todo lo que se separa por sus méritos y cualidades de lo corriente: codo lo que resalta entre o sobre sus iguales en especie, género o materia de que se trate Y o le digo a m i vez: Que, aparte le mal que está el uso de una palabra que gramáticos de fuste tildaron de galicada, ni siquiera la necesidad justifica la extensión de que quiere valerse, pues oue hay en castellano un verbo bellísimo, desechar que quiere decir sobresalir, y no tiene ninguna otra acepción y está en el idioma sólo para esc. y así el que sobresale descuella v no destaca, portille desco lamiento y descuello significan execro en la estatura, elevación o altura con que sobresale entre todos sus semejantes un hombre, una montaña o un edificio Y significan también- -y en este sentirlo es cuando peor se usa aquel destacar ouc Dios confunda- -elevación, superioridad, eminencia en virtud, en talento o en ciencia i Está claro? De memoria escribo y no tengo a mano ei Diccionario di Autoridades pero todavía no ande tan mal de aquélla que no recuerde algún ejemplo. E l poeta peruano fosé Santos Chocano, que, como hombre de nueva España, debiera ser dado a neologismos v galicismos, escribe, sin embargo, en su Oda Olímpica a la j u ventud Pindaro sea el lírico maestro que entre los nueve clásicos descuella quien su l i r a mo dé, para que en ella tenga un oasis l a aridez de mi estro. Grupo de artistas qué intervinieron en la representación de Gaya. (Potos Barbera Mqsip. de cuadros plásticos ¿Supone el lector cuál hubiera sido el consonante obligado si llega a escribir destaca? Viniendo a los de casa, acordémonos de D Gaspar Núñez de Arce, a quien se le podían discutir las ideas v hasta la enjundia poética, pero nunca la forma impecable y bellisima. A s í escribe en La Visión de Fray Martín: Próximo a l muro, tosco crucifijo de colosal tamaño descollaba ¿Y ésa? ¿E s coche o calesa? ¡A h! Y cuenta que en ese casó, ateniéndose a la acepción admitida- -muy mal admitida- -pudo el poeta escribir destacaba pero no quiso, y prefirió el descollaba, como hemos de preferir siempre descollar y descuella porque suena mejor, porque son más bellos, porque riman con brillar 3 estrella, y tienen una acepción exacta, limpia, clara, única y propia. Claro está que a condición de conjugarlo bien, sin poner un descolla como una cebolla según los que dicen yo asoló en el presente de indicativo del verbo asolar. Aquí de Núñez de A r c e otra vez, cuando escribe en El vértigos días; sabía, en cambio, de un apostrofe de Víctor H u g o Moi je m enfíche de ta grammairc. Bien está. j L o s maestros, por tenerla olvidada de puro sabida, pueckn saltarse a la torera la Gramática. Siempre será pasar por encima de ella y esta: ya del otro lado. N o es l o mismo el desdén ignorante- -pretexto de la zorra ante las uvas de la fábula- -de los que, por n o haberse llegado a ella, no saben n i siquiera cómo huele. Algunos, más modestos y estudiosos, sabemos que huele a limpio. Y que si, como dijo Buffon, e l estilo es el hombre el idioma es el alma. FELIPE S A S S O N É