Volver

Resultados de la búsqueda

Resultados para
MADRID- SEVILLA DIARIO 1 LUSXRA- 2 7 D E 1 U L 1 O D E 1932. N U M E R O S U E L T O 10 CENTS. J JLJk m ML Jr Wlb lL to WL- Jg M D O A N O VI G E SIMO O C T A V O N U M E R O 9.206 SEVILLA REDACCIÓN: P R A D O D E SAN SEBASTIAN. SUSCRIPCIONES I ANUNCIOS, M U S O Z O L I V E C E R C A N A A T E T U A N ca la soberanía de la opinión es la efectiva y se impondrá, prevaleciendo sobre toda otra. Bastaría con que se le abriera el- cauce de aquel acto comicial, que al pleno ejercicio de la libertad ciudadana fué entregado- el Los tiempos son tales, que para comentar 12 de abril de 1931. brevemente el. discurso pronunciado en OvieFrente a este discurso claro, limpio, hodo por D Melquíades Alvarez parece i n nesto, servidor de ideas proclamadas en excusable señalar l a consecuencia y lealtad muy distintos tiempos y en muy diferentes con que este hombre público sirve a sus ocasiones, D Miguel Maura pronunciaba ideas doctrinales. N o hay mudanza en su en Valencia otro discurso de calidad bien concepción del Estado y en la gobernación del pueblo, y habla. pasado un año en que contrapuesta. Parece innecesario someter a juicio ideas que se toman y se dejan por la República ha envejecido ciento, según su frase y ante unas Cortes divorciadas- -tam- temporadas, sirviendo apetitos del momento. A h o r a parecía. propicia ocasión ir a la bién según sus palabras- -del pueblo español sede levantina de todos los matices repua los pocos meses de constituida, igual lenblicanos para recolectar adeptos entre los guaje que hablara durante muchos años anque se suponen desilusionados por l a última tes y que hablara en el período dictatorial intervención parlamentaria de D Alejany. que hablara, finalmente, en aquel mitin de dro Lerroux. Y ya en la tribuna, el señor la Comedia, en que declaró facciosas a estas Maura, obsesionado por este apetito precaCortes, por entender que, prolongando. abusirio, habla de respeto al derecho ciudadano vamente su vida, han mixtificado el mandato y de acatamiento a la ley y de amparo de que recibieran. la libertad, cuando siendo ministro de la Esta lealtad consigo mismo y este acataGobernación ha tenido en suspensión arbimiento del propio ideal no son ahora fretraria e injusta largo tiempo a El Debate, cuentes y vale l a pena hacer su mención A B C y otros muchos periódicos, sin que antes de señalar cómo resurge llena de actuviera siquiera por disculpa jurídica la ley tualidad y sobrecogiendo a muchos republide Defensa de la República, no inventada canos su doctrina de la accidentalidad de todavía. las formas de Gobierno. N o estuvimos conCuando D Miguel Maura da voces a las formes- con esta teoría cuando Azcárate y derechas para que le sigan imagina que. éstas Melquíades Alvarez fundaron sobre ella el han perdido la memoria y que no advierten partido reformista y la combatimos en d i que no se puede ser caudillo cuando se i m versas ocasiones. E l juicio adverso y la, críprovisan y mudan y cambian las razones y tica implacable que merece a D Melquíalas causas que- se pretenden hacer prevalecer des Alvarez l a situación creada a España en con Wl caudillaje. P a r a D Miguel M a u r a la poco más de un año es prueba evidente de accidentalidad de las formas de Gobierno no la inconsciencia de aquel principio. es un principio filosófico más o menos encaAntes de que España se manifestara en jado e n l a realidad de cada nación, es la el acto comicial, que ha sido tomado por realidad misma que se acomoda a las conuna revolución y como tal aprovechado, repitió A B C que el régimen con que a l- veniencias o pasiones personales. E n las postrimerías de l a Dictadura, contra la que no gunos soñaban como término del período empleara el Sr. Maura los exaltados fervodictatorial, no podía ser, no llegaría a ser res republicanos que invadieron su ánimo otra cosa que lo que es, por el impulso fatal muy a punto, las derechas le oyeron decir de su propia naturaleza. Con la Monarquía que l o único que no estaba podrido en E s pudo haber en la evolución de una serie de paña era la Corona Contrasta esta afirmaadversidades y contingencias, que todas las naciones han sufrido, siete años sin libertad, ción con su situación actual y con la variedad de sus discursos actuales. De España ha sin que, en verdad, l a reclamaran acuciadodesaparecido la Corona y el Sr. Maura sirve ramente algunos de los partidos que ahora se erigen en fuente de poder, de carácter y exalta todo lo demás que quedó. Y pide el Sr. Maura a las derechas que. le proclamen personal, profanando completamente todos jefe de un partido que consolide y salve aquelos derechos según frase del orador; pero aquel eclipse de la juriqidad y de la ley se llos restos de la política que él describiera remedió dentro del mismo régimen en lo con tan vivo color y afirmación tan rotunda. que fué posible, sin que lo evitara el Poder público, n i lo intentara siquiera aquel acto comicial que ha dado los frutos de una revolución, como fué posible en aquel período LAS NOVELAS D E BLANCO Y de un año en que se preparara la normaliN E G R O -T e r m i n a en el próximo dad, otorgando al país más libertades que durante toda l a restauración, realizar toda número la publicaciÓr de lá interesansuerte de propagandas y toda clase de críte novela sintética titulada H O M ticas. B R E S -C o m i e n z a en el próximo núMelquíades Alvarez, con la autoridad que mero la publicación de E L P A S A D O le da su consecuencia y el hecho de haber D E M I S S B Á L M A I N E deliciosa norechazado el ejercicio del Poder, ha querido atenuar el efecto del severo examen de la vela, rica en emoción, interés y amenisituación presente con la esperanza de que dad. Verdadera obra maestra, original sus males se puedan remediar con un gesto de B M Croker, adaptada del inglés justiciero y sabio del Poder moderador, cuya tardanza o cuya equivocación serían, a j u i por L u i s R o i g e ilustrada por Máximo cio del orador, peligrosas y temibles. Y Ramos. Para las lectoras de B L A N hasta en esta esperanza de una rectificación C O Y N E G R O encierra singular atracdentro del régimen el pensamiento sincero tivo E L P A S A D O D E M I S S B Á L de D Melquíades Alvarez se rinde a l a realidad, adyirtiendo que en la vida públi- MAINE. DOS DISCURSOS POLÍTICOS LA S I T U A C I Ó N POLÍTICA Y P A R L A M E N T A R I A El diputado radical señor Marracó, contra la mayoría rnsnisteriaí D o n M a n u e l M a t r a c o dimite 511 vicepresidencia de la Cámara. Unas duras frases contra Ja m a yoría E n un periódico de la mañana sostenía- ri una agria polémica el diputado de Acción, Republicana y director general de Estadísticas, D Honorato, de Castro, y el diputado radical y vicepresidente segundo de la Cámara, D Manuel Marracó. Ayer, y como punto final de la discusión, publicó un breve artículo, el S r Marracó, que terminaba del modo siguiente: Algún día hemos de hacer el cómputo de lo que cada partido extrae a la nación por mano de sus diputados. Y aparecerá, con l a brutalidad de los números, que, -por. exactos, no admiten réplica, que la conducta de la mayoría ministerial, haciéndose el sordo, para no interrumpir la colecta, es, ni más ni menos, que indecente. U n a proposición incidental para que explique su conducta el señor Marracó Ayer mañana, a primera hora, se firmó una proposición incidental con motivo de haber aparecido en El Sol un artículo, firmado por el S r Marracó, que contiene palabras ofensivas para- la mayoría de la Cámara. E n dicha proposición se dice que el Sr. M a r r a có no goza de la suficiente serenidad para ostentar la primera vicepresidente de la Cámara. Dicha proposición incidental ha quedado aplazada, para su discusión, hasta que sea tramitada previamente en el seno de la m i noría radical, que se reunirá para tratar de este asunto. S e entera el señor L e r r o u x de l o sucedido E l Sr. L e r r o u x se enteró de lo ocurrido al entrar en la Cámara. E l Sr. Guerra del Río le informó de la proposición incidental presentada, y recibió instrucciones para que él incidente se resolviera mediante trámites normales. Poco después el S r Guerra del Río citaba a la minoría radical para una reunión, que habría de celebrarse antes de que la sesión se levantara. Conversó también con ol presidente de- la Cámara, quien le prometió que la proposición incidental no se discutiría hasta la tarde de hoy. E l señor M a r r a c ó dimite ante la minoría radical Reunida la minoría radical, el Sr. M a r r a có explicó el fundamento de su actitud y anunció a sus compañeros oolíticos eme nan.
 // Cambio Nodo4-Sevilla