Volver

Resultados de la búsqueda

Resultados para
A B C. M I É R C O L E S 27 D E J U L I O D E 1932. EDICIÓN D E ANDALUCÍA. P A G 31, DE ECOS SOCIEDAD DIVERSOS números, y creo no haberme equivocado. De todos modos, cuando el dinero nos falte iniciaremos l a vuelta, y en paz. El padre. Eres todo un sabio y puedes contar conmigo. El hijo (alzando la voz. -Papá, no sé cómo agradecerte... (Suenan unos golpes en la puerta. El padre. -Calla... Esos nudillos que golpean son los de tu madre. Hé sido amable contigo y conviene que no lo sepa por ahora. ¡Se llamaría a la parte... Compren, des... (Alzando la voz) Adelante. La madre. ¿Os interrumpo... Necesito hablar contigo. El padre (guiñando un ojo) -Anea, hijo mío, anda. Y a oyes. T u madre necesita hablar conmigo. Asunto reservado. La madre. -No, no. P o r mí que se quede. El padre. -Hasta luego, Tito. L o acompaña a la puerta y antes de dar frente al enemigo, dice entre dientes: Pues, señor, la mañanita se inicia bastante bien. Ah ora que la segunda vez, ¡n o E n este trance sí que caigo con todas las de la ley. -Gil de Escalante. LA SITUACIÓN POLÍTICATA- CA Y SOCIAL D E LUÑA Diálogo sin importancia El padre. -Hola, hijo, ¿qué te trae- por mi despacho? Él hijo. -Nada... Quería hablar contigo... E n realidad, a lo que vengo es a pedirte una autorización. Él padre. -Si no se trata más que de una autorización... El hijo. -Me la concedes, ¿no es. eso... T e voy a hacer una pregunta: ¿Estás satisfecho de mí? El padre. -Loestoy. S i existeen el mundo- un padre satisfecho de su hijo, ese pa. dre soy yo. Moralmerite eres una buena persona, y vas sin tropiezo por la cuesta a r r i ba de una carrera difícil. T e portas tan bien en todos los sentidos. Indudablemente estoy satisfecho de t i El ¡lijo. -Entonces me atrevo a... El padre. -Atrévete. ¿Por qué no... El hijo. -Verás: Pepe Moreiras, m i íntimo amigo, sé marcha a hacer un largo viaje en su coche por el extranjero. M e ha invitado á ir con él. Aparte la amistad, me ha indicado lo, conveniente que ha de serle mi compañía. Y a sabes que entiendo bastante I d e motores. P a r a cualquier avería del ca minó podría serle útil. A mí me encanta. la proposición. Pero no me he atrevido a dar una respuesta hasta contar contigo. El padre. ¿Durará mucho ese viaje... Él hijo. -Un par de meses. El padre. -Entonces quiere decir que no Vendrás a vernos a Biarritz. El hijo. -No podré. -El padre. Esto me molesta en principio. Pero me molesta más todavía el traslado con t u madre y tu hermana más allá de las fronteras. Las mujeres piensan únicamente en su capricho. Este año se les ha metido en la cabeza l o d e Biarritz, y no hay quien las contradiga. N o piensan en lo difícil que es sacar dinero de España. ¡Figúrate cinco mil pwatas para una familia! Todo un problema. El hijo. -El mismo problema mío... sólo que al contrario. El padre. ¡Ah! ¿Tú. también tienes tu problema... El hijo. -Te digo que sí, pero que es justamente al revés del tuyo. A tí: te preocupa el hecho de que no te dejen sacar de España más que cinco m i l pesetas, y a mí el cómo podré llegar a esa cfra de cinco m i l pesetas para- salir de España. El padre. -Pero, ¿no te convida tu amigo? ¿N o le eras tan necesario en la excursión, El hijo. -Me convida a coche. N o sin embargo, a hotel y manuntención. A t i m i s m o no te gustaría que tu hijo fuese en clase de chofer honorario. El padre. -Desde luego, no. Hablaba únicamente por bromear. O ¿es que, te crees que yo ño conozco a mis clásicos... Y a ves: T ú no me tienes acostumbrado a pedirme dinero. Hasta en eso reconozco tu virtud. A tus primeras palabras, sin embargo, comprendí que ésta vez venías con el sable en alto. El hijo. ¿Y caíste en guardia para parar el golpe, El padre. -Todo lo contrario. T e presenté él pecho bien descubierto, para que pudieras darme la estocada a tu gusto. El hijo. -Eres un hombre encantador. El padre. -Tu madre no dice lo mismo. Pero, en fin; he, vivido lo suficiente para saber lo que es. la juventud. U n solo reparo tengo que oponerte: ¿Tendrás bastante con ese dinero durante dos meses? El hijo. -Vamos en plan de turismo, a contemplar, pero no a tomar parte en los espectáculos. Y o he hecho mi presupuesto. Y a m e sabes en buenas relaciones con los KI señor M o l e s habla del m o m e n to político Barcelona 26, 3 tarde. Comentando, la situación política el gobernador, a quien preguntaron los periodistas, se negó a hacer manifestaciones, y a uno dé ellos que le preguntó sobre los acuerdos tomados en la comida que celebraron en Sagaro, y a l a que asistieron los cuatro gobernadores de la provincia y el consejero de la Generalidad, Sr. Terradellas, contestó que en dicha reunión no se tomaron acuerdos; cada cual hace en estos casos lo que cree conveniente y su conducta, en lo sucesivo, depende naturalmente de su lealtad personal. -P o r m i parte- -terminó diciendo el gobernador- -en estos casos no admito coacciones de nadie. Noticias M a d r i d 26. E n el Castillo del Condado de Caltilnovo (Segovia) hoy residencia del secretario de Embajada D Alejandro Escudero y de su esposa, se ha celebrado la boda de su encantadora hija Elena con el ingeniero de Caminos marqués de Quintanar, conde de Santibáñez del- Río. Los contrayentes fueron apadrinados por la madre de la novia, señora de Escudero, y D Rafael Calleja, primo hermano del novio. Como testigos firmaron el acta el marqués de Lozoya y los señores Solís, Grau, Ansaldo (D Francisco, D Juan Antonio y D J o sé) y d Abbadie Arrast, tío de la novia. L o s citados señores de Ansaldo, acompañados de sus respectivas esposas, llegaron en avionetas a Castilnovo. A causa del delicado estado de salud de l a marquesa viuda de Quintanar, madre del novio, la ceremonia se celebró en Ja más. absoluta intimidad. Los nuevos marqueses de Quintanar, que recibieron muchas felicitaciones, han salido para una de sus fincas de la misma provincia de Segovia... E l señor M a c i á asiste a la inauguración de un puente Lérida 26, 5 tarde. E l presidente de la Generalidad, Sr. Maciá, visitó Seros y A y tona. E n la primera asistió a la inauguración del magnífico puente que enlaza Seros y M a yáis. A l Sr. Maciá le acompañaba el gobernador civil, Sr. Ventos; el jefe accidental de Obras Públicas, Sr. Velda, y su familia. T e r minada la inauguración se celebró un banquete. 1 A continuación visitó Aytona, regresando después de visitar el monasterio de Poblet a Barcelona. Se habla de la dimisión del c o Genera- misario de Lérida en la lidad E l día 2 del próximo mes de agosto se celebrará en la- parroquia de San Marcos, a las diez y media de la mañana, l a boda de la bella. señorita María Luisa de L o m a y F e r nández de Córdoba con D C i r i l o Ramiro de Carranza. Últimamente han salido: P a r a San Juan de L u z la marquesa de Santa María de Silvela; para Miraflores de la Sierra, don José María Cervantes y familia; para A l z a Pjasajes, la condesa de Romanones; para San Sebastián, el conde de Almaraz, los Sres. de Bruguera y los Sres. de Urquijo (D. Juan Manuel) para Villagarcíá, los señores de Albarrau (D José L u i s) para Marbella, D José del M o r a l para Luarca, D. Gumersindo R i c o para E l E s c o r i a l don Luis Sáinz de los Terreros familia, y para Orrnaiztegui, D Eladio Hiera. Con motivo de celebrarse mañana jueves 28 el aniversario de la Independencia del Perú, el ministro, Sr. D Juan de. Osma, recibirá a sus connacionales en el local de la Legación (Amador de los Ríos número 3, Madrid) de doce a dos, p. m. -Barcelona 26, 12 noche. Esta mañana se ha dicho en el Palacio de la Generalidad que había dimitido el cargo de comisario de Lérida en la. Generalidad el Sr. Belli. También se dijo que esta tarde, a última hora, se reuniría el Consejo de la Generalidad y trataría de la referida dimisión. El señor Moles desmiente un rumor Barcelona 26, 12 noche. E n el expreso de esta noche ha marchado a M a d r i d el consejero de la Generalidad Sr. Tarradellas, quien estuvo a despedirse del gobernador. E l Sr. Moles, hablando con los periodistas, ha insistido, refiriéndose a la comida que celebraron los cuatro gobernadores en Sagaro con el Sr. Terradellas, que todo lo que se ha dicho acerca de ella son bulos y que la situación dé cada gobernador sólo é, l puede apreciarla y su conducta depende de su lealtad. E l rumor que el gobernador desmiente fué acogido de un modo rotundo por el periódico L Humanitat, que dirige el señor. Companys. Según este periódico, en la comida, el Sr. Terradellas llevaba el encargo de preguntar: a los. cuatro gobernadores cuál sería su posición en el caso de que l a minoría catalana tuviera que adoptar jsna actitud de rebeldía. L a información gráfica le! présenle numero continúa en l a penúltima página.
 // Cambio Nodo4-Sevilla