Patrocinado Por:

Volver

Resultados de la búsqueda

Resultados para
MADRID- SEVILLA 28 DE IULIO NUMERO D E 1932. S U E L T O 10 C E N T S DIARIO ILUSTRADO. A Ñ O VIGÉSIMO O C T A V O N U M E R O 9.20 7 R E D A C C I Ó N P R A D O P E S A N S E B A S T I A N S U S C R I P C I O N E S T A N U N C I O S M U O Z O L I V E C E R C A N A A XETÜAN, SEVILIíA UNA JORNADA DEMOCRÁTICA D E IMPUGNACIÓN A L ESTATUTO CATALÁN CON L A SOLIDARIDAD UNÁNIME CLASES SOCIALES, D E L COMERCIO, 1 Y ASISTENCIA D E IMPONENTE MUCHEDUMBRE D E TODAS SE CELEBRO AYER E N Desde el mediodía cerró todo el comercio. Ordenada afluencia del público a Ja plaza de foros. Los oradores son acogidos con clamorosa ovación, que adquiere caracteres de conmovedora apoteosis para el señor Royo Yillanova. Discursos de los señores Requejo, González Guerra, Martínez Reus, De Gregorio, Azpeitia y Royo Vilíanova. La multitud dio durante el acto, y en el desfile, ejemplares muestras de civismo. Adhesiones de toda España. Comentarios en los pasilüos de la Cámara. Han sido estériles todas las propagandas y maniobras más o menos embozadas para reducir la importancia del acto de ayer o para deslucirlo con incidencias. El orden y el entusiasmo fueron parejos y la expresión del espíritu- españolista, tan arraigado y hondo en este pueblo de. Madrid, vibró como un latido de todos los corazones. Todas las capas sociales estaban ahí representadas, porque, pese al designio torcido y maligno de algunas gentes a las que nubla la pasión los horizontes de ideales puros, la opinión- sabía que el mitin no era político en el concepto más pequeño y limitado, sino de política nacional, de actitud y de conducta delante de un problema que atañe a la unidad de España. No se trataba de atacar, ni de menospreciar, en contraste con la táctica de los catalanistas, sino de justipreciar y defender. No se pedía el imperio del centralismo, sino el límite cuerdo y prudente de las concesiones autonómicas para que no afecten a la organización unitaria del Estado. No se pretendía desconocer o negar legítimas aspiraciones, sino de pedir que se encuadren obedientemente en la soberanía, suprema esencia de la unidad de la Patria. El mitin de ayer ha sido tina manifestación solemne y democrática y de un carácter y proporciones tales, que la elevan por encima de un suceso local, pues bien puede decirse que el pueblo de Madrid, al pronunciarse de por sí, ha llevado al propio tiempo la vos de casi toda España. El cierre del comercio, unánime, absoluto, con las únicas y descontadas excepciones del r- amo de alimentación, completó la grandiosidad de la jomada nacional, imprimiéndole un positivo valor de plebiscito. La emoción ciudadana de que tanto se habla estos vieses, tuvo ayer en la plaza de toros espontáneos y clamorosos desbordamientos, que fueron para el españolísimo diputado D. Antonio Royo Vilíanova- -objeto de fervorosas y delirantes aclamaciones -como un premio de gratitud popular por su civismo, su consecuencia y su firmeza indeclinable. Y ni o la entrada, ni durante el mitin, ni a la salida, los millares de personas que asistían- -entre las cítales, valga repetirlo, estaban personificadas todas las clases, y muy copiosamente la obrera- -dieron el menor pretexto para que los elementos i que ostensiblemente lo anunciaban o íntimamente lo deseaban desde anteanoche pudiese desnaturalizar la índole puramente patriótica de la ejemplar manifestación cívica. El pueblo de Madrid ha testificado ayer, de una manera tan grandiosa como categórica, la adhesión a los diputados que combaten el Estatuto catalán, y consiguientemente la repulsa a sus diputados, que se conducen en opuesto sentido. El voto auténtico de Madrid, aunque ya se conocía, queda desde ayer registrado. Se podrá mantener la contumacia de desoír o desdeñar la voz de la calle, pero no podrá negarse que ha resonado clara, imperativa y con acento soberano, en el pleito que plantean a España los hotnbres que se atribuyen ficticiamente la representación de toda Cataluña. A continuación tendrá el lector información detallada del acto. A través del relato se advertirán las notas mías pronunciadas de esta serena y ponderada exteriorización del sentir popular; pero no parecerá ocioso que nosotros las señalemos, no tanto para resaltar el éxito de las clases mercantiles, capaces de organizaciones ejemplares, como la sao comentamos, cuanto por rendir nuestro homenaje fervoroso al pueblo madrileño, congregado ayer en la plaza de toros. De todas las impresiones que el plebiscito de ayer prende en el espíritu, ninguna tan acusada como la señoril compostura y la disposición correcta del público, que anide a la protesta con la levantada y digna actitud que es su, mejor ejecutoria. La tradición madrileña está matizada de generosas comprensiones. En el peto de ayer, culminó esta característica. Ni un grito, ni una expresión rencorosa o díscola. Y este tono, que fué en el acto de ayer el que dio carácter a la protesta, el que, guió los pasos de los organizadores e inspiró la palabra caldeada de los oradores, envolvió a la multitud. Si no tuviera Madrid bien ganada su prestigiosa posición de centro, cerebro y corazón de España, el acto de ayer bastaría para concedérsela, porque su actitud correspondió a su historia y a su significación. Satisfechas pueden estar las clases mercantiles madrileñas del acto de ayer. La Defensa Mercantil Patronal y las ciento cincuenta, Asociaciones que la ayudaron, sentirán el orgullo, muy legítimo, de haber proporcionado, al país cauce ordenado y legal por donde discurrió ayer, sin una sola estridencia, el clamor popular. Animación en Jas calles Desde las primeras lloras de la mañana de ayer era extraordinaria la animación en las calles de Madrid, formándose nutridos grupos. frente a los diferentes pasquines anunciadores del mitin, surgiendo comentarios adversos al Estatuto. E n las entidades donde se han repartido las localidades para el mitin de ayer acudieron numerosas personas, solicitándolas, no pudiendo ser complacidas por haberse repartido ya más de 30.000 y no disponer de ninguna. L a s listas e l e c t o r a l e s N o debe olvidarse que el plazo para las reclamaciones de los errores que contengan las listas electorales provisionales, expuestas en la planta baja de la torre Sur de la plaza de España, termina el sábado próximo, día 30. E l que no haya examinado las listas debe hacerlo hoy mismo, para que tenga tiempo de formular las reclamaciones que procedan. U n deber y u n derecho cívicos elementales y sagrados aconsejan a todo lector, asegurarse de que, en su día, podrá emitir su voto. Cierre del comercio Después de l a jornada de l a mañana, el comercio, unánimemente, cerró sus puertas, a excepción de los del ramo de la alimentación y despachos de vinos. Los bares y restaurantes tenían los cierres echados, como adhesión al acto de ayer. Los militares y el Estatuto M a d r i d 27, 7 tarde. E n la orden de la plaza de hoy, el general de la Primera D i v i sión ha dado una orden circular, para que
 // Cambio Nodo4-Sevilla