Volver

Resultados de la búsqueda

Resultados para
A E C. J U E V E S 28 D E JULIO D E 193 a. EDICIÓN D E ANDALUCÍA. P A G 23. esta forma la Comisión podría formar un criterio que, por lo que se ve, no ha logrado fijar. nativa herbáceo, mediante ei empleo de los coeficientes de relación que se deriven de las cifras señaladas. E n el voto particular pide que se incluyan las comprendidas en las grandes zonas regables, merced a obras realizadas con el auxilio del Estado y no comprendidas en la ley de 7 de julio de 1905, con reserva a favor del propietario de un 25 por 100. de la total superficie que explote en regadío y con el máximo en teelo caso de 50 hectáreas. E l Sr. M O R A N de la Comisión, declara eme ésta acepta parte del voto. Ento. ees el Sr. A L V A R E Z M E N D I Z A B A L dice que como hay pocos diputados se puede aplazar la votación y entre tanto pueden discutirse las enmiendas que haya. A s í se hace. E l señor C A S A N U E V A defiende una en la que dice que las propiedades pertenecientes a toda persona natural o jurídica en la parte de su extensión que en todo caso exceda de las cifras siguientes: P r i m e r o en secano: Tierras dedicadas al cultivo herbáceo en alternativa de 600 hectáreas; olivares asociados o no a otros cultivos de 300 hectáreas; terrenos dedicados al cultivo de la vid de 150 hectáreas; tierras con árboles o arbustos frutales en plantación regular de 200 hectáreas; dehesa de pasto y labor con arbolado o sin él de 750 hectáreas. Segundo: en regadío: Terrenos comprendidos en las grandes zonas regables, merced a obra realizada con auxilio del Estado y comprendidas en la ley de 7 de julio de 0 5 5o hectáreas. Además, se le adicionará el párrafo siguiente Cuando una finca pertenezca proindiviso a varias personas naturales o jurídicas se entenderá dividida a los efectos de este número en tantas parcelas como titulares tenga y a cada uno de éstos se le computará como dueño único la extensión que le corresponda en proporción a su derecho. Los límites de la cabida de cada Junta se aumentarán en un 25 por 100 por cada hijo que tenga el propietario. L a Comisión, por boca del Sr. M O R A N dice que no puede recoger más que el párrafo adicional. L o demás, incluso los límites de cabida, lo rechaza. E l Sr. C A S A N U E V A rectifica y hace hincapié en el extremo que se refiere al número de hijos, pues con ello salen favorecidas las familias numerosas. (Entra el ministro de Agricultura. E l Sr. r I O R A N dice que eso incumbe resolverlo a la ley A g r a r i a E l Sr. C A S A N U E V A persiste en que es obligación del Estada favorecer a las familias numerosas y para ello debe aprovechar cuantas ocasiones se le presenten. Interviene el Sr. A R A N D A Cree que la Comisión se h a olvidado de la ganadería. (Ocupa la presidencia el Sr. Martínez, de Velasco. Hace una defensa calurosa del campesi- no andaluz y asegura que éste prefiere el jornal fijo a la inseguridad del cultivo. Le contesta en nombre de la Comisión el señor M O R A N I0 los requerimientos de la Comisión, pues su espíritu figura en el dictamen. E l Sr. M A N T E C A p i d e en otra. enmienda que uno de ¡os apartados de este párrafo 10 se redacte de ¡a forma siguiente: T e rrenos dedicados al cultivo de la vid, no filoxerados, de 100 a 300 hectáreas; y para el caso de que las viñas existentes en los mencionados terrenos estén filoxeradas, previa declaración oficial de esta enfermedad, se consideran, en cuanto a su extensión, como tierras destinadas al cultivo herbáceo, en alternativa, y si los terrenos fuesen de regadío, como los del caso segundo de dicho apartado 10. (Entra el ministro de Instrucción Pública. L e contesta el Sr. P A L A N C O R O M E R O diciéndole que, en realidad, en el espíritu del dictamen figura la esencia de su enmienda, por lo que le ruega que la retire, como así lo hace el Sr. Manteca. L a Comisión fijará h o y un criterio definitivo E l Sr. F E C E D confirma que, en efecto, la Comisión ha fijado un criterio sobre este tema que se discute. También es cierto que no existe acuerdo entre sus componentes, y por eso mismo he aplazado hasta mañana el estudio de otra enmienda, la del Sr. Casanueva. E n su v i r tud, la Comisión no traerá un nuevo dictamen, sino que con arreglo a lo que resuelva a la vista de las enmiendas, le introducirá modificaciones, y luego los diputados podrán presentar las enmiendas que deseen. Mañana, pues, traeré un criterio definido y la Cámara resolverá en definitiva. E l Sr. L A M A M I E rectifica. Insiste en que ante la confesión hecha por el Sr. Feced, debe suspenderse el debate y se evitará una votación de la enmienda que ahora se discute, ya que no podría hacerse con la debida libertad. Declara que no tiene poiqué censurar que la Comisión no haya concretado su criterio. Vuelve a rectificar el Sr. D E L R I O y hace observaciones para que la Comisión las tenga en cuenta al fijar su criterio, y desde luego mantiene la enmienda; por 71 votos contra 42 se rechaza en votación ordinaria, pedida por el propio Sr. D e l Río. U n a posible base adicional E l Sr. G O R D O N O R D A X defiende la enmienda siguiente: Las Empresas propietarias de aguas o de alumbramientos de aguas subterráneas que posean o adquieran tierras de cultivo en secano, para transformarlas en regadío, sin subvención del Estado, tendrán sólo por límite, si ejercen el cultivo directo, el número de hectáreas que puedan regar a razón de medio metro continuo por segundo y hectárea. L a existencia de tales Empresas quedará limitada a un máximo de treinta y cinco años, a contar desde su constitución; debiendo al transcurrir este períoro, o antes, declarar su liquidación y realizar las tierras de cultivo, beneficiadas, traspasándolas a particulares, por lotes no mayores del máximo permitido por la ley y ceder la propiedad de las aguas a la Comunidad que organicen los regantes de la comarca. L a Comisión le contesta que ello podría constituir una base adicional, y por tanto el Sr. Gordón la retira para presentarla en momomento oportuno. (Ocupa de nuevo la presidencia el señor Besteiro. U n a proposición incidental de la extrema izquierda. Preguntan p o r qué no han venido treinta y seis deportados de V i l l a C i s n e r o s Se da lectura de una proposición incidental, que firman los Sres. Barriobero, Franco y Giménez, entre otros, pidiendo al ministro de l a Gobernación que explique por qué no han regresado de V i l l a Cisneros los treinta y seis deportados que el señor Casares había prometido que regresarían en el primer barco que pasara por aquel lugar. Brevemente formula igual pregunta, apoyando la proposición incidental el Sr. S E DILES. E l ministro de la G O B E R N A C I Ó N manifiesta que el día 12 del corriente se dieron las oportunas órdenes al barco a que aludió cuando hizo la citada promesa para que recogiese a los deportados. Grande fué su sorpresa al saber que el barco había zarpado para la Península sin aquéllos. Según parece, el telegrama se extravió, y no llegó a su destino. E n vista de eso- -añade- -yo hablé con el ministro de Marina, y éste puso a mi disposición otro barco para que los recogiera en seguida. Mas como en este barco, el Arcila, por sus especiales condiciones, habrían de venir muchas horas sobre cubierta, les he dado el derecho de opción para que vengan en él o aguarden la llegada de otro buque mejor. Y o deploro mucho lo ocurrido, pero aquí expongo el hecho para salvar m i responsabilidad. E l Sr. S E D I L E S agradece lo dicho por el ministro y le pide que los deportados que allí quedaran ahora sean trasladados a otra región más humanitaria por su situación climatológica. E l ministro de, la G O B E R N A C I Ó N promete hacerlo y añade que en agosto vendrán algunos otros, quedando, no en V i l l a Cisneros, sino en un lugar más adecuado, un reducido número de deportados. E l Sr. S E D I L E S retira la proposición, y, acto seguido, se levanta l a sesión a la una y veinte de la madrugada. Enmienda del señor D e l Río E l Sr. D E L R I O (D. Cirilo) defiende una enmienda, en la que pide que en el epígrafe de secano se introduzcan las modificaciones siguientes: Tierras dedicadas exclusivamente al cultivo herbáceo, en alternativa, de 250 a 800 hectáreas; olivares, asociados o no a otros cultivos, de 125 a 400 hectáreas; terrenos dedicados al cultivo de la v i d de 100 a 200 hectáreas; dehesas de pasto y labor, con arbolado y monte, o sin él, de 400 a 900 hectáreas. L e contesta por la Comisión el Sr. M o ran, y frecuentemente dialogan éste y los diputados radicales, en defensa de su Qunto de vista. Mas como todos hablan al mismo tiempo, se produce una gran confusión y nadie logra entenderse. E l presidente quiere imponer orden a campanillazos y apenas si lo logra. E l Sr. M o r a n no termina las frases cuando los señores Río y Manteca, y otros le replican vivamente, y así transcurre el debate durante largo rato. (Entra el ministro de la Gobernación. Rectifica brevemente el Sr. D E L R I O y mantiene la enmienda. E l Sr. L A M A M I E D E C L A I R A C pone de relieve la importancia del problema que ha planteado el Sr. D e l Río, y señala la incompetencia con que ha procedido la Comisión. Estima que la Comisión debe fijar su criterio de una manera clara, y para ello pueden estudiarlo con tiempo suficiente, p e L a enmienda de! señor Casanueva será estudiada por la Comisión E l Sr. P A L A N C O R O M E R O de la Comisión, manifiesta que la enmienda del señor Casanueva requiere un detenido estudio por parte de la Comisión, pero que ésta no puede realizarlo de momento y por tanto hasta mañana no podrá ofrecer una redacción compleja. P o r tanto queda pendiente de solución, hasta mañana, la enmienda del Sr. Casanueva. E l Sr. M O R A N retira una enmienda ante 1
 // Cambio Nodo4-Sevilla