Patrocinado Por:

Volver

Resultados de la búsqueda

Resultados para
to, completamente decidido a triunfar en la próxima ocasión. Triunfó como se había propuesto, de conformidad con sus planes. P o r eso, y porque creo en la realidad de su talento dramático, no dudo que llegará a superar cuanto ha hecho hasta el presente. Hasta ahora, según él mismo dice, no ha pensado más que en hacer dinero; lo ha conseguido, porque conoce a su público, y hoy día es el autor que más gana en Inglaterra, y ei dueño de una fortuna que asciende a muchos millones de pesetas. Cuando reúna el millón de libras se dedicará a hacer arte. Siendo, como es, conocedor profundo de la vida y de los recursos teatrales, lo más probaba; es que el día menos pensado llegue a crear una obra que sorprenda a sus admiradores, y le coloque en un plano superior al que le ha servido para conseguir sus primeros y. resonantes triunfos. Mientras que Noel Coward es un autor, dramático, que en ocasiones actúa en escena, Ivor Novello, al cual puede compararse sin disparidades estridentes, es esencialmente un actor que escribe para el teatro. Actor, autor y compositor musical, Ivor Novello ha triunfado rápidamente en los tres órdenes artísticos que cultiva, y, además, en el cinematógrafo mudo y hablado. Tenía quince años cuando publicó su primera canción original, y veintitrés cuando se estrenó en Londres fheodore Co, una de las operetas más célebres de los años de la guerra, y de cuya partitura era él autor. E n esa época escribió también la música de Tabs, A toZ, Puppets, y The Goldcii Moíh, y en De otro sector salen voces abogando por una compañía modesta, con actores baratos, con un buen conjunto... También hay colaboración con otros, la de Arlette, Who s que acallar esas voces. E l arte 110 sabe, n i Nacido en Cardiff hace treinta y nueve Hooper y Our Nell. Suya era la música y años, Ivor Novello trajo a Londres de su quiere, ni puede saber, de modestias n i de la letra de Keep the Plome Pires Burning, economías. E l arte es lujo, esplendidez, -despaís natal- -el País de Gales- -el encanto canción que cantaron las tropas inglesas en pilfarro, fastuosidad, vanidad y envidia. de lina música aprendida entre montañas, todos los frentes de la guerra mundial, y Los mejores decoradores del mundo, los la vitalidad y el humorismo inimitable de que aún se oye en Inglaterra. mejores dramaturgos del mundo, los mela raza celta. Noel Coward es, en cambio, Tocaba a su lin la guerra cuando conocí jores cómicos del mundo, que, por serlo de hijo de Londres, inglés completo, heredero a Ivor en un baile celebrado a dos pasos verdad, se lo creen y quieren que se lo de algunas de las cualidades que han distindel lugar donde escribo estas líneas; reguido a los dramaturgos ingleses a través digan a todas horas, y exigen el nombre en cuerdo que llegó acompañando a L i l y E l el cartel con letras muy grandes, y un suelde la Historia. Los dos han dado días glosie, que años antes había alcanzado uno de do cuantioso, y tienen rabia por sobresariosos a la escena inglesa contemporánea, los éxitos más grandiosos conocidos en L o n y ambos tienen por realizar, seguramente, lir. A fuerza de ser muy malo puede padres con su creación de La viuda alegre en recer muy bueno- -sin nadie que desentola parte mejor y más duradera de su obra. Daly s Theatre. Todo el mundo hablaba ya ne- -un conjunto de nulidades. No. Sin esL u i s ANTONIO B O L Í N trella, sin divo, no hay alegría ni esplendel joven compositor, considerándole además como una promesa segura para la escena dor verdadero en un espectáculo teatral. inglesa, en la que empezaba a adquirir fama. N o vale engañarse. Y el director a admiA los treinta años dirigía su propia companistrar y aguantar todo ese cúmulo de vañía y representaba obras suyas. Empezó con nidades y de santas codicias de gloria, que El rata, escrita en colaboración con la famoson la razón de ser, y la esencia de todo Se ha hablado mucho en estos días, y se sa actriz Constance Collier, y se encargó del artista verdadero. sigue hablando, divagando diré mejor, porprincipal papel en Cuesta abajo, melodraque no suenan palabras concretás, de la creaHecha la advertencia, no va más por ma, que, como el anterior, obtuvo un triunho) Y a veremos lo que sale de todo ello. fo fácil en todo el país. Obras suyas h a n ción y organización de un Teatro Dramático Nacional. Vamos a estar como no. estuviPor lo pronto, de esa fiebre de resurrecsido igualmente The Truth Gante y Symmos nunca, porque hemos cogido una perra ción teatral ya han salido dos cosas buephony in Tzvo Piáis, que después de reporfiada con esto del teatro artístico. Y a ha- nas una, el poeta, García Lorca, que anda presentarse un año seguido en un teatro de bía, cuidado ó no, allá cuidados, ún teatro por ahí de pueblo en ciudad y de villorrio Londres, sirvió de argumento para una pemunicipal, el teatro Español, donde se debía en aldea, con su carro de farsantes, como lícula cinematográfica y fué puesta en esvelar- -parece que va a velarse otra v e z- -el de la antigua farándula, jugando al teacena por el propio Novello en Nueva Y o r k por el esplendor de nuestra dramaturgia clátro, y yo le aplaudo el gusto, sacrificio Ivor Novello ha trabajado en Londres como sica y romántica, amén de permitir y am- alegre que, por su alegria, ya. no parece primer actor en más de veinte obras draparar obras del día, aunque no precisamente sacrificio, porque eso es el arte, noble juego máticas, y, teniendo en cuenta la duración muy modernas. Se creó el Teatro Lírico N a- de poetas, jugado con seriedad, para d i de. cada una de ellas en los caríelts de l a cional para desempolvar zarzuelones y can- versión también de los no poetas, que así capital inglesa, resulta casi incomprensible tar en mal castellano viejas óperas italianas. pudieran aprender a soñar; y. otra cosa, las que haya encontrado el modo de dedicarse reuniones de cómicos, directores y emprea otras empresas. A h o r a se habla de un Teatro Dramático N a cional, y se trae a cuento la situac ón versarios para discutir sus bases y condicio. Pero no se limitan sus actividades a la múgonzosa por su estancamiento y pobreza de nes de contrato, bajo el signo económico sica, la literatura dramática y la represennuestra escena actual, el mal gusto del púde un interéi- inmediato; pero también tación escénica. E l cinematógrafo le debe blico el sentimiento estético y el esplen- bajo el signo profesional, se. gún sus categomucho, lo mismo en Inglaterra que en N o r dor del teatro ruso v del teatro alemán. rías de arte y de trabajo. N o puede negarteamérica. L a Casa Gainsborough, de L o n Bueno. ¿Y qué? ¿Qué va a ser ese teatro se que aguarda un gran porvenir a las dres, le contrató para una serie de película nacional? A l g o como la Comedia FranceCorporaciones, a las Cooperativas y a las en 1929, y ya antes de esa fecha había acsa? ¿N o está para eso el Español? ¿V a a Uniones profesionales; -pero siempre mientuado en numerosas películas. H a vuelto ser, por el contrario, algo muy nuevo- -muy tras piensen que no se trata de adquirir un hace poco procedente de los Estados U n i antiguo y muy moderno- un teatro expe- poder político, sino de resolver un probledos, y durante el año y pico que permarimental, una capillita, a lo mejor con i n- ma v i t a l que no es mando, sino bienestar, neció fuera de Inglaterra, no sólo representenciones de templo, como aquel inolvidable lo que persiguen, con un. orden jerárquico tó en Nueva Y o r k su comedia The Truth Vicii. v Colomhier de Coctéau? ¿Pero es que indispensable, cediendo mando y poder al Game, sino que cumplió un contrato con la esta clase de teatro la puede hacer el Esta- dictador, en arte indispensable, que puede Metro Goldwyn en Hollywood, -como adapdo? P o r lo. -pronto, el gran músico Osear ser cualquiera de esos buenos poetas que tador y actor de diversas obras cinematoEsplá, cuando habla de ello, insiste en una juegan al teatro, si está dispuesto a machagráficas, entre ellas la que acabo de citar, intención netamente artística, apartada de car, y hacer polvo todo el dinero que ol y otras tan conocidas como. Tarsán, el mono; toda clase de intereses que no sean los meraE s- debe darle. Mata Hari y Al ¿ste de Rroad. zvay. Regremente artísticos Esto es lo que conviene no só a Londres después de trabajar con Ruth olvidar. FELIPE S A S S O N E dándose con gran éxito. Por estar ausente de Inglaterra durante varios años, no he podido presenciar los últimos éxitos de Ivor Novello, pero no he perdido ocasión de ver estas dos comedias, y he quedado admirado de los progresos literarios realizados por el autor. Lived IVitli Yon es una obra deliciosa, llena de gracia, ingeniosa, bien movida, escrita por un hombre para quien ei teatro no tiene ya secretos; obra cuya fuerza cómica surge del desarrollo natural de la trama, y en la que ei autor revela un estudio completo de tipos, que, aunque propios de Londres, existen en todas partes con los mismos defectos y las mismas cualidades humanas. E n esta comedia representa Ivor Novello el papel principal, y de la forma en que ha sido acogida por el público, baste decir que en estos días, que por las circunstancias económicas y la esplendidez del tiempo y la abundancia de atracciones al aire libre, son días de crisis para casi todos los teatros de la capital, Lives IVitli Yon ha Conseguido llevar al Shaftesbury Theatre una concurrencia numerosa durante cuatro meses seguidos. L a segunda de las piezas a que aludí más arriba es Party, cuya acción se desarrolla durante una fiesta dada por una actriz joven para celebrar un estreno. Es p r e d i o conocer bien la escena i n glesa para apreciar todo el mérito de Party, en la que Ivor Novello ha alcanzado otro éxito sensacional. 1 Lived Chatterton en la película Once a lady, de la Casa Paramount, y apenas llegó estrenó en la capital inglesa otras dos obras suyas, IVitli Yon y Party, que continúan N o voy a combatir ni a aplaudir el teatro nacional, porque no puedo combatir ni aplaudir lo que no existe, y no veo claro el proyecto, y a mí ninguno se me ocurre. Pero, por si la idea anduviese- ¡ay, ojalá! me permito unas ligeras advertencias. Se habla. de comisiones, de patronatos, de juntas; ei presidente de la Sociedad Española de Artistas Noveles escribe en una carta que ese proyecto de ley se especifica, que esté a cargo de una mitad subraya la consagración de los viejos y l a competencia de los nuevos; en el asunto andan por fuerza los políticos, y yo me pregunto 1 E s que esto del teatro se va a decidir entre unos caciques del estreno- -si lo hay, yo no lo sé- -que no dejan sacar la cabeza a nadie, y con nuevos llenos de justas ambiciones que apuntan a otras cabezas y sólo quieren estrenar lo suyo, y dos señores agra rios, y otros dos monárquicos, y otros de A c ción Republicana, y otros radicales, y otros socialistas? ¡A y no, por D i o s! Asambleas, patronatos, comisiones, parlamentos, régimen de mayorías para la creación de un teatro, no. E i teatro es arte, sin Congreso donde pueda opornerse el parecer al conocimiento, ni la opinión a la sabiduría, y ei Estado todo lo que puede hacer es nombrar al dictador único- -director artístico- -y ocuparse exclusivamente de la administración; pero no para cobrar dinero, sino para darlo, que tampoco en este caso se puede decir perderlo, de elementos consagrados y de otra de noveles de reconocida competencia- -soy yo quien ¡TEATROS, M U C H O S TEATROS! r
 // Cambio Nodo4-Sevilla