Patrocinado Por:

Volver

Resultados de la búsqueda

Resultados para
A B C. M A R T E S 2 D E AGOSTO DÉ 1932. EDICIÓN D E ANDALUCÍA. P A G 26. Esta fué insultada y amenazada de que se repetiría lo de Cas. tilblanco. De las palabras pasaron a los hechos y pronto rodearon a la Benemérita, agridiéndola con palos y piedras. L a Guardia c i v i l ante esta actitud, invitó al vecindario de Bustillo a que se retirara. Nada logró. Cada vez más cercados los guardias no tuvieron más remedio que dis. parar, cayendo heridas de gravedad tres muj- íres. A l frente de la manifestación figuraban mujeres y niños. Entre los amotinados produjo gran confusión el suceso y les hizo dispersarse. La: Benemérita socorrió a las heridas y dos de ellas fallecieron a los pocos momentos. Otra se halla grayísima y cuenta dieciocho. años. H a y otros heridos de menos importancia. Santander 2, 3 madrugada. Esta noche, a última hora, el gobernador civil ha facilitado a la Prensa la siguiente referencia oficial d e j o s hechos ocurridos en Bustillo del Monte, que damos a continuación: A las seis de, la mañana del sábado salieron de Poíientes el teniente D. Feliciano Ramírez Barcenas, el cabo Fernando Arcos, los guardias de primera Ángel Simón- y. Sebastián López y Ips guardias de segunda Cesáreo Rodenas, Dpmiciano Escáña, Juan Monreal, Elíseo González, Agustín G o n zález, Andrés Bravo, Aquilino Rodrí uez, Ángel Merino, Pedro Guadalupe y Martín Astudillo. Esta fuerza, se dirigió al pueblo de Bustil l o del Monte, acompañando á cuatro agentes ejecutivos del Ayuntamiento de Valderribe. Y a en el pueblo de Bustillo del Monte trataron de averiguar el domicilio de las personas embargadas, lo que rio se consiguió. Entonces los agentes ejecutivos solicitaron el auxilio de. la Guardia civil para proceder a hacerse cargo del ganado que había en el monte (unas ochocientas cabezas) Cuando Jo hicieron, que serían, aproximadamente las ocho de la mañana, salieron para Poíientes. A las nueve próximamente, al llegar al punto conocido por Santa Juliana, término de Quintana Solmo, el pueblo en masa salió al paso de la fuerza, poniéndose delante las mujeres, que a toda costa trataban de hacerse con el ganado e impidiendo la marcha de éste. Mientras tanto, a retaguardia, ocultos entre la maleza, se hallaban todos los hombres, indudablemente armados de hachas e instrumentos de labor, sin olvidar las armas de todas clases eme pudieran tener. I n vitados todos a desistir de su propósito, y como ya la fuerza era materialmente acorralada, ordenó el teniente Ramirez Barcenas que se hicieran algunos disparos al aire para amedrentar a la muchedumbre. Se oyeron entonces algunos disparos ajenos a la fuerza, por lo que ésta se desplegó, haciendo así retroceder a la gente y eontinua ndo la marcha hacia Poíientes, a donde llegaron a monte traviesa a la una de la tarde. Dice el teniente en su referencia que ignora si hubo heridos con ocasión de los disparos hechos durante la revuelta. Pero a las tres horas, de dicho día recibió el juez municipal de Poíientes un oficio del alcalde de Bustillo del Monte, en el que le manifestaba que han resultado muertas en el lugar de Santa Juliana y Quintana Solmo las mujeres Dominga Fernández, de unos cuarenta y cinco años de edad, y María Fernández, de diecisiete años, ignorándose hasta el momento más detalles. N comunistas y curiosos, llegaron a reunirse un centenar de personas. Como se arrojaran piedras contra la entrada del Ayuntamiento, el alcalde, que en aquellos momentos presidía la sesión municipal, ordenó a los guardias municipales que salieran, a contener a los manifestantes, y la sola presencia de aquéllos y de algunos funcionarios del Municipio bastó para que los revoltosos se dispersaran. Entretanto, el gobernador, informado de lo que ocurría, dio severas órdenes a la Guardia civil para que saliera a disolver a ía manifestación; pero cuando la Policía primero, y después la Benemérita acudie- ron a la plaza del Ayuntamiento, los manifestatnes se habían ya dispersado. Parejas de la Guardia civil, de Infantería y de Caballería, patrullan por algunas calles y vigilaron los alrededores del Gobierno civil, adonde se creía acudirían los manifestantes. Pero no volvió a alterarse la tranquilidad. E l alcalde, indignado, detuvo al trabajador, y al cabo de un rato le propuso la libertad a cambió di que firmara un documento contra la Benemérita, a lo que accedió aquél, quedando libre. Informado de lo ocurrido el capitán de la Guardia civil procedió a la detención del alcalde interino, poniéndolo a disposición del Juzgado, dictando, después de las primeras diligencias, auto de procesamiento y prisión. L a actitud de unos elementos s o cialistas da origen a una alteración de orden público Ayamonte 1, 12 noche. A las ocho de la mañana de ayer domingo, encontrándose embriagados los tenientes de alcalde de este Ayuntamiento José Miguel Gómez e Isidoro Gómez Barranco, acompañados del ex alcalde socialista Moreno. Ocaña, se dedicaron a ofender, debido a su estado, a los elementos contrarios a sus ideas, llegando incluso a agredir al obrero Isaías Saldaña, que se E n Zaragoza fracasa el intento de hallaba ocupado en su trabajo; y al cual causaron lesiones, de las que fué curado en formar una manifestación esta casa de socorro. Zaragoza 1, o noche. E n las primeras Con motivo del incidente se originó una horas de la noche circuló el rumor de que, con motivo de celebrar hoy los comunistas alteración del orden público, siendo avisada la Guardia civil, que calmó los ánimos y deel Día Rojo, se efectuaría una manifestación tuvo a los agresores, los dos primeros citade estos elementos sin autorización guberdos que ingresaron en la cárcel a disposinativa. ción del Juagado. A l herido le fueron apreDurante el día se repartieron unas hojas, ciadas una herida contusa en la región temfirmadas por los comunistas, contra la gueporal derecha; contusión foso nasal y equirra y el imperialismo. mosis en la cara, de- pronóstico leve. E n el paseo de la Independencia, frente Con motivo de este incidente, en la sea la calle de 5 de Marzo, donde se decía que sión municipal celebrada esta noche la mase formaría la manifestación, se estacionayoría socialista acordó, con el voto en conron algunos grupos, que se disolvieron, sin tra de los concejales que componen la minonecesidad de que actuaran los guardias de ría republicana, dirigirse a la superioridad Asalto, que recorrieron el paseo de la Indepara protestar de la actuación del sargento pendencia. de este puesto de la. Guardia civil y pedir U n agente de Policía detuvo a Pedro su traslado a otro punto. Nájera Lamarca, de veintitrés años, domiciliado en Villacampa, 15, que era portador N u e v o s detalles de lo ocurrido de una bandera roja. También fué detenido Fermín Asensio A l d a de diecinueve años, en SBustilfo del M o n t e al que se le ocuparon unas hojas, firmadas, Santander 1, 10 mañana. Se conocen y una cédula, comunista, de los obreros de nuevos detalles de lo ocurrido en Bastillo una fábrica de la ciudad. del Monté. Hace cinco años, el vecindario se negaba a pagar los impuestos y contribudones, y se recuerda que éu las campañas L A A G I T A C I Ó N S O C I A L electorales los oradores hacían constar que Y LAS P E R T U R B A C I O- no debían abonar ninguna clase de impuestos. NES D E L ORDEN PULlegó en estas circunstancias y con este ambiente el agente ejecutiva y procedió á BLICO E N ESPAÑA embargar cabezas de ganado para responde a las deudas. Entonces se amotinó el U n a protesta vecindario. Recibimos el siguiente telegrama: El- agente requirió e l auxilio de la GuarN e r v a 1, 10 mañana. Comercio indusd i a c i v i l y acudieron ocho parejas, Se emtria protestan enérgicamente atraco escanbargaron en su presencia 800 cabezas de daloso cometido tres tarde centro población. ganado lanar y cabrío y se dispuso que fueRespetuosamente ruegan autoridades velen ran sacadas de Bustillo y trasladadas al seguridad ciudadanos honrados. P o r el copueblo de Poíientes. Las reses er- an llevadas mercio, Rincón. por pleno monte y la Guardia civil, escoltaba a los conductores para evitar cualquier Detención del alcalde interino de agresión. N o valió esta medida previsora. E l vecinCabra dario, excitadísimo, salió al encuentro, en Córdoba 1, 5,30 tarde. E n Cabra ha ocupleno monte, y se enfrentó con la Guardia rrido un hecho que ha sido muy comentado civil. por las personas que en él han intervenido. Varios obreros acudieron a aquel Ayuntamiento a pedir trabajo, y como no se lo í facilitaran, acordaron solicitarlo ellos, indiPA K vidualmente, por las casas de los pudientes. Uno de los trabajadores personóse en el domicilio del capitán de la Guardia civil y éste le socorrió con una cantidad en metáLa Sey vigente, siempre a l a m m lico. ¡L a t e n ü r á t a n sñlo, c o n l a o b r a de E s t a n i s A l salir el obrero se encontró con el telao a e A r a n z a d i a b o g a d o P a m p l o n a P í d a l e niente de alcalde D Francisco Leiva, que referencias. actuaba de alcalde, haciéndole observar el obrero que lo que el Ayuntamiento no hacía, teniendo obligación, lo había hecho ¡uien no la tiene. PALUDISMO X Lea! í. el MANEO j tSRÓ Sabemos que con la anuencia del ministro de la Gobernación ha salido para el lugar del suceso y como delegado especial, del gobernador civil, el agente de Policía D J o s é Acarero, a fin de practicar diligencias sobre lo ocurrido y realizar Ja información correspondiente.
 // Cambio Nodo4-Sevilla