Patrocinado Por:

Volver

Resultados de la búsqueda

Resultados para
DIARIO ILUSTRADO Id AÑO VI G E S 1 M O C T A V O GTS. N U M E R O m A- -m T P- l J 13 J K P? ARI MÜsfWP V G E- M DO. AÑO m SIM O CTA V O 10 G T S N U M E R O F U N D A D O E L i. D E J U N I O D E 1905 P O R D. T O R C U A T O L U C A D E T E N A LA ABSTENCIÓN TALANISTA CA- H o y a primera hora, continuará en el Congreso l a discusión del Estatuto. Uno de los grandes aciertos, quizá el mayor de todos que desde el principio de su funcionamiento há tenido el régimen interior de las Cortes, ha sido el acuerdo, por todos acatado con gusto, de reducir la semana parlamentaria a cuatro días. Ese descanso del sábado y del lunes, unido por el puente tradicional de la festividad del domingo, no sólo responde a la necesidad, de que los le- gisladores- provincianos puedan ejercitar, su perfectísimo derecho de entregarse a las expansiones familiares, dedicarse a sus asuntos propios o ponerse en contacto con la masa de sus electores, sino que, además, es el mejor, sedante, el más eficaz lenitivo que hasta ahora e conoce para calmar, mitigar, apaciguar y sosegar el estado terrible de sobrexcitación que durante los otros cuatro días há venido poniendo en tensión al sistema nervioso el encono de la pasión, política. Todos los viernes termina la semana parlamentaria con un nubarrón temible de tormenta. Todos los martes empieza la i n mediata con el cielo despejado. Y es que tres días de descanso en la labor legislativa sirven para muchas cosas, incluso para encontrar, con los nervios sosegados, fórmulas de armonía que concillen todas las d i ferencias. Dejábamos el viernes estatutistas y ahtiestatütistas en el arduo problema de la enseñanza, como dejó Cervantes a D o n Q u i j ote y al caballero vizcaíno en el final de su capítulo famoso: afianzados en los estribos y las espadas en alto. H o y probablemente, ya habrán descabalgado y estarán las espadas en actitud inofensiva. N o importa que el debate se anuncie con augurios de acontecimiento. N o sucederá nada. Ni s i quiera por parte de la minoría catalanista. Sea cual fuere la fórmula que la Comisión haya aceptado, ésa será en definitiva la que prevalecerá con el voto aplastante de la mayoría. N o importará siquiera que los catalanes se abstengan para demostrar que se enfadan. Todos sabemos que no se enfadarán. H e dicho ya otra vez, y volveré a decirlo siempre qué la ocasión se me presente para recordarlo a quienes lo olvidan, y. enseñárselo a los que todavía no lo saben, que una de las características distintivas y determinantes de los catalanistas es no agradecer nunca los beneficios que les otorga la nación, más que por pecado de ingratitud, por colocarse en la cómoda situación de seguir pidiendo más. E s a amenaza de abstención en los artículos que no les satisfacen, no tiene más finalidad- -ellos, mismo lo han dicho- -que quedarse en franquicia para no adquirir la responsabilidad de aceptarlo, es decir, para no. agradecerlo. Pero es que, aunque se les diese todo lo que piden, tampoco lo agradecerían. Se limitarían. a decir: E r a justo. Y como es justo, no tenemos por qué agradecerlo. A l contrario, son ustedes los que deben agradecernos a nosotros que hayamos sido lo bastante tontos para mostrarnos tan parcos. S i lo hubiéramos sabido, habríamos pedido mucho más. Pero, en fin, siempre hay tiempo. Y a pediremos más. PEDRO MATA Los partidos burgueses intermedios han sido aniquilados: he aquí la principal característica de las elecciones: generales alemanas de anteayer. L a situación, política y parlamentaria queda con ello simplificada, pero de un modo algo peligroso. E n e f e c to, si aceptamos lo que afirman los hitleCuando el veneciano Jacobo Casanova ristas: que son un partido obrero- -y no quiso bajar en un día de marzo de 1757 por burgués- hay en el Reichstag una aplasla calle de la Tannerie, un público aenso, tante mayoría antiburguesa y anticapitalisalegre y enloquecido le arrolla en su preta. Únicamente dos partidos de importancipitación por contemplar Un feroz especcia defenderían el orden capitalista: el catáculo. Asiste el pueblo de París a la ejecutólico y el nacionalista, añadiendo que el ción de Damiens, el que atentó contra la real primero de ellos está basado en gran parte persona de Luis X I V E n la plaza, el verduen los Sindicatos cristianos. L a burguesía go comienza a quemar el cuerpo desnudo de y el capitalismo deben, pues, su existencia Damiens con aceite hirviendo, a- retorcer al odio implacable que separa a los. partidos sus músculos, a emplomar con plomo derreobreros: el nacional- socialista, el- s. ocial- detido las bocas de las heridas. E n una ventamócrata y el comunista. na, rodeada de damas de condición, contempla el suplicio un pálido doncel recién salido Y a se ve claramente que sólo tres model Colegio de Louis le Grand; Tiene dietrices mueven la política alemana: el nacisiete años y es ya alférez del regimiento cionalismo, el catolicismo y el marxismo. del Rey. Su nombre aún no dice hada a los E l protestantismo se ha identificado demaliteratos ni a las mujeres. Se llama Lonatosiado con el régimen imperial y conservaATfonso de. Sade. E n estos momentos, ni el dor para que pudiera ejercer- sóbrelas mapensamiento liberal y clásico del abate C a sas la misma fuerza de atracción que eí casanova, ni la monstruosa formación erótica tolicismo perseguido por Bismarck, y que de Sade, ni el impulso regicida de Damiens, gracias a la persecución ha adquirido matiz ni la psicología de un pueblo que vive en democrático y popular. E l partido católico un siglo de confusión, en una hora huma (el centro, y el partido populista bávaro namente elemental, en que se cambia el; oro tiene, entre todos los partidos la clientela último de la Edad Media por la plata del más inmutable: desde 1919 conserva más libertinaje liberal son casualidades, si no o menos su fuerza numérica. Anteayer, a fatalidades. E l racionalismo francés, que ha consecuencia de la popularidad de Enrique de formar el espíritu, de la enciclopedia, i n Brüning, el partido ha ganado algunos fluyó en el proceso sentimental de Damiens, puestos, y de su actitud depende que se pueen su idea vagamente libertaria, y ese misda formar o no un Gobierno parlamentario. mo racionalismo, en verbo enciclopédico, Desde que naciera la República, los catócargado de confusos símbolos judaicos y masónicos, traspasa el Pirineo ignaciano y se- licos han formado el principal pilar de todas las combinaciones gubernamentales, meprende en el labio conviccente de nuestro nos en el- Gobierno extraparlamentario de Aranda, en. la empolvada peluca carlotercista, para dar lugar en España a un atentada von Papen. P a r a que haya mayoría, es menester que los católicos lleguen a un acuerde lesa hispanidad. do con los hitleristas. Se, trata de dos parCon Damiens comienza a definirse el sentidos apoyados en las masas, y antimarxistido poético del iluminado, el anarquismo tas; sin embargo, para que semejante comromántico, que es el escape espiritual del binación. pudiera realizarse, sería menester positivismo. Damiens coincide primero con que los hitleristas renunciasen á sú prograel sentido de lo liberal, de lo confusamente ma subversivo y frenasen su impaciencia democrático... L a anarquía no es, desde una juvenil. S i los católicos del Reich siguen política filosófica, sino el resultado lógico de el ejemplo dado por sus. correligionarios la democracia... Damiens, visionario de un de Prusia, es decir, si no se alian a los anarquismo sin este nombre, es un mágico hitleristas, el único Gobierno posible será agente bolchevique... de 1757. Después, el de von Panen u otro que se parezca muFrancia sentirá- -como España a M o r r a l cho a éste. Será el único modo de evitar Ferrer, etc. -a Ravachol, a Casorio, el asealgo peor que la situación imperante. sino de Carhqt, a Gorguloff, en fin, el D a E l partido socialista ha cerdido, desde miens de 1932. hace año y pico, su posición preeminente A este articulo en zumo, a esta glosa conde primer partido del R e i c h ahora lo es el creta dz. afirmaciones al margen, de las divapartido de Hítler. Hace cuatro años tenía gaciones, se! e podría poner este título: éste doce representantes en el Reichstag; Sueño de una noche de verano sobre las en las elecciones de septiembre de 1930, su formas consecuentes del idealismo liberal. número saltó bruscamente a 107, y en el Pero resultaría muy largo y poco o nada nuevo Parlamento central dispone de 270 comprensible para aquellos que tienen una inteligencia especial para no querer com- diputados. Su lucha con el partido sociáidemócrata, más que una lucha de clases es prender. De Damiens a Gorguloff hay, para una lucha de generaciones: los jóvenes enunos, ciento setenta y cinco años. P a r a tre veinte y treinta años, que 110 estuvieron otros, apenas un siglo... N i aun lo histórico en la guerra, pertenecen cuerpo y alma al y lo cronológico se escapa a la, dictadura da hitlerismo. la imaginación. Después de l a sentencia, y antes de conocer cuál será su suerte, los periódicos de todos los m a t i ces explican, conforme a su deseo, l a figura m o r a l de Gorguloff. LA SOMBRA D E DAMI E N S Y L A 1 N T E R P R E TACION LÓGICA D E L SÍMBOLO D E G O R G U LOFF UN REÍ C H S T A G TREMISTA EX- Doscientos treinta diputados h i t leristas... r CÉSAR GONZALEZ- RUANO ANDRÉS REVESZ