Volver

Resultados de la búsqueda

Resultados para
Y a lo saben los tenores Celestinos que padecemos, y éri ó de Celestino no hay ofensa, y sólo se refiere al sonido llamado celeste en órganos y armonios, que es idéntico al endebley trémulo falsete con que cantan los que no tienen, voz verdadera. Y a estamos hartos de que, tergiversándolo tocio, se afirme que se baila; con l a cabeza y con los brazos y se canta por señas, como si la, condición principal de una bailarina fuera ser coja, y la de un cantante, mudo. FELIPE SASSONE A B G E N N U E V A YORK Un rápido examen del teatro americano demuestra el desarrollo de una actividad artística, que lucha con la inercia del ambiente L a psicología y desarrollo, del teatro americano es muy interesante. Hasta hace í pocos años, el ambiente americano teatral fué el último legado de I n g l a t e r r a- a su colonia en l o s Estados. Unidos. Cuando alguien se decidía a escribir una obra, no se ambientaba en algo típico del país, sino que se inspiraba en la vieja metrópoli europea, con visiones de D r u r y L a ñ e o dé Coyent Garden, y hasta en lo que Inglaterra se apropiaba de Francia y de Alemania. Después de 1890 comenzaron a inspirarse los autores, y aceptaron materiales del propio país. E n los últimos cuarenta años, el teatro americano avanzó hasta colocarle á una gran altura de producción en el drama mundial. L a presentación escénica y eLesplehdor de los escenarios americanos no tienen comparación, aunque no sea suficiente para disfrazar la mediocridad de los argumentos de las obras, en la mayoría de los casos. Se produce mucho, en cantidad, pero la calidad de la producción d r a m á t i c a americana no está en relación ni con la cantidad productiva ni con los procedimientos, de presentación. Probablemente- no es culpa de los autores, sino de la standardización teatral, que obliga a los escritores á terminar todas las obras con un fin feliz en el que brilla el sol de l a Dicha y triunfa b V i r t u d sin que de ninguna manera pueda terminarse una obra mal q u é es como casi siempre en l a vida sucede. Esta condición. coercitiva le quita al teatro americano verismo; le resta realidad, l i mitando las grandes, emociones. al melodrama, y dejando a los artistas- el trabajo de expresar los grandes sentimientos. Los autores. 110 escriben como quizá podrían escribir, porque saben que sus obras no se representan si no sé someten a los tópicos conocidos, y. como el público no ve. otra cosa, está acostumbrado a aquéllos L o s directores y empresarios justifican sus tópicos creyendo interpretar el gusto del público, y en ese círculo vicioso se encierra generalmente una mediocridad espantosa, y por eso se hace un género cómico en vez de una comedia, y se. utiliza el sentimentalismo en vez del sentimiento. Desde luego, en el teatro americano no hay que buscar j a m á s profundidad y tesis. L o s americanos se refieren, en el- teairo, al. cerebro y no? t raciocinio ni á. la- inteligencia; al corazón V no al alma. Afortunadamente, para él público y. los actores; existen pequeños grupos de intelectuales due; enmedió de la gran- confusión de estos tiempos modernos, imponen su ta- lento, irradiando lds efectos, de u n á a c c i ó n intensa, que llevan al teatro americano, por derroteros, m á s seguros hacia el verdadero drama mundial. L a radio- y el cinematógrafo han herido mortaliHente a las compañías teatrales que realizaban jiras por el. país s. iri embargcy se inició un movimiento teatral intensísimo con el llamado Little Theatre Movement que actualmente domina desde Maine hasta California. Hace dos o tres años, el difunto David Belasco emprendió, un- experimento, que todas las primaveras se realizaba en Nueva Y o r k E r a una especie de concurso, á i torneo teatral, y todas las. compañías pequeñas que viajaban por todo, el país enviaban a ese torneo los que ellos; creían sus mejores artistas y producciones. Por este procedimiento surgieron hasta. Ii3 s primeros planos más importantes los que líasl a entonces fueron desconocidos, y después se convirtieron en directores escénicos potentísimos actores en embrión, escritores en los que nadie se fijaba. r Apareció entonces el Theatre Guild. C o menzó modestamente, en uri- grupo, llamado ¡Washington Square Piayers, y hqy. es e L esplendoroso y nuevo Gúild Theatre, de la. calle t ¡2, en el Oeste. E l Guild se considera hoy como el mejor conjuntó- de actores del país. Su compañía, permanente, -contiene auizá m á s actores de único; talento ¿tufe cualquiera otra organización de América, Y la razón básica del éxito de Guild fio está ni en sus artistas ni en las. obras que se representan, sino en el espíritu, de cuer- J po y l a intensidad que sus directores emplean en el conjunto y la causa común que siempre mantuvieron con el personal que les rodeaba durante las luchas amargas de los primeros tiempos. L a- historia de Guild es una de las páginas más importantes en los anales del teatro americano. iHoy tiene una reputación internacional y puede considerarse como la organización teatral m á s importante. de los E s tados Unidos. Sinembargo, -rio ha descubierto a ú n lo que pudiera llamarse un verdadero ambiente teatral, americano dedicandóse al teatro, ya, trillado de Shaw, Molnar o W e r f e l y teniendo fé énvEugenio O Néill, muchos años después d, e haberse estrenado sus dramas en l a pequeña, compañía Provincetown, allá, abajo, en M a c D o u g a l l Street. y- comunica a su distinguida clientela que, a pesar, del enorme trastorno que le l i a causado el incendio ocurrido cu su bar l i a podido atender a su clientela a las cuarenta y ocho lloras del siniestro, gracias a l a actividad y facilidades que le l i a dado l a Comliañía de Seguros XÍ VNION. NO H A C E C A L O R L a Provincetown Playhouse realiza experimentos con novedades; enobras producciones represeíitá; cidnes e; iluminación, por el estilo ce ios experimentos de Lugr. o- l é. en P a r í s -j a V olfabüehrie éft- -B ¿rÍín, -y los teatros. Eyé- ryman y Q, ém Londré. s- A. El. P r o vincetown Playhouse íúé- juieji; est í. m uló a 0 N irp, ara. -que- escribre yCom: o no cori. se. guía una subvención permanente, derrochó mucbás energías, buscando eldinero. necésá- rio para desarrollar sus programas. De ahí han salido imtehísimas obras que en los teatros de JJroadway aicanzarori éxitos de taquilla enormes. Paralelamente al. Provincetown Playhóú. se hay que enumerar al- New Playwrights Theatre, compuesto de üri. grupo dé, j óvenes experimentales que hacen experimentos no para Broadway, sirio para ellos mis con temas, formas, luces, arreglo do escena, inúsica y colores especiales. E s na grupo serio, honrado, audaz, consciente, de sí mis- mo que va derecho a, su finalidad, sin preocuparse del ambiente, ni de a critica, n i del público, y aunque Jucha de una manera ardua, tiene asegurado, un triunfo cierto. E L O i v i c RepértDry- -T- heatre -lóf- -Te g éritea E v a L e Gallienne, una actriz de mucho talento que ofrece. -grandes obras a precios muy reducidos. E l ideabde ese teatro, es dar la mejor producción posible y. üila grañ calidad de buenas obras que agracen tanto al- estudiante de arriba, en la galería cómo a la dama del P a r k Avenue, abajo, Sus obras se escogen principalmente, entrevias clásicos mundiales; sus programas; son, internao: onaIes. L a idea de esta artista esVcréar muchos Civic Repertory Theatre en nmefías ciudades, y su ensueño no se basa en una visión de engrandecimiento personal, sino en satisfacer a las grandes masas de público. NON PLUS ULTRA Veo i oigo rodos los morcas 0 0 aparatos de radio antes de comprar. todas tus personas hicieran esto, lo das tendríon un ATWAT R KÉNT en sus casas. Los nuevos modelos representan lo máximo perfección y elegancia en radio. N o se puede construir nodo mejor a ningún precio. RADIO FflWOGRAKÍ A U T O fItCT- S A Calla Prado, 27. -M A D RI D Eminentemente diuréticas, su bebida, -se- inÉítíóíie. a ártrítícos -y- g, otos 9 Sí A d q u i s i c i ó n do valores mediante ü. á i. a de Urbanización Se c e l e b r a r á el día. 3.9 de agosto, inviniendo l S 1 2 3 p e s é t a s C G a c e t a 2- l r 3 2) -É l li- rector; A K- i U K O S i U A Y H E R Ñ Á S í D É Z subasta. Existe el American Laboratory Theatre. P o r primera vez en la historia del teatro americano l a palabra laboratorio está dentro del vocabulario dramático. E s en realidad, un laboratorio donde se investiga el talento dramático de los artistas. Su director y, fundador, Ricardo Boleslasky, vino a los Estados Uñidos coh el grupo experimental- Moscow A r t P l a y s comenzó como una simple escuela dramática y ahora es un teatro profesional, que producé obras que pasan con gran, éxito a Broadway. Sin embargo, sus estatutos dicen que es una escuela donde se explican cursos de cultural general, cultura física y entrenamiento de l a memoria, voz, danzas estéticas, historia del teatro, dicción y emotividad teatral. Respecto de las comedias musicales, revistas y los espectáculos que se exhiben en los llamados burlcsques. hablaré en otra crónica, para que los lectores d; e A B C no tergiversen l a rápida idea q u é he querido presentarles del teatro básico americano, propiamente dicho, con otras modalidades del teatro, que tienen un. carácter más: ¡internacional. P a r a los espectáculos de los búrlvsques, por ejemplo, no hace falta talento -y cultura. Basta con que haya mujeres jóvenes, bellas y bien construidas, para dar al publico l a sensación de que se le exhiben- esculturas. de carne en serie. 4 PELARDO F E R N A N D E Z ARIAS,
 // Cambio Nodo4-Sevilla