Patrocinado Por:

Volver

Resultados de la búsqueda

Resultados para
f r n c u e s l a e n t r e prSovserOs a c i o r c s cgwé afpil iaY u s l e c l l a p r e p o n J e r a s i c a a a c t u a l cfrías eia l a e s c e n a e s p a í a o l e mos dirigido a varios primeros actores de nuestra escena con la Es un hecho innegable que íq- mayor parte de las compañías teatrales que actúan en España van regentadas o dirigidas por mu- pregunta- que encabeza estas lineas. Entre las- naturales omisiones que se echan de ver siempre en jeres, cuyos nombres figuran en cabeza del cartel y dan vocativo consullas de esta clase, debemos señalar particularmente la del a la agrupación artística. Igualmente es cierto que en el acervo de obras producidas por nuestros autores figuran en enorme ma- ilustre- actor- Emilio Thuiiler, gue por actuar en provincias y coinyoría las llamadas de. actriz siendo raro encontrar una come- adir- traslados de residencia, -no figura en la encuesta. Igualmente dia o un- drama- en que- se. pinte un carácter masculino para que la kay otras ausencias muy notables. -A todos ellos presentamos ex cusas, a la- ve? que damos. las qracias a los que- figuran en esta acción gire en torno de él. En pesquisa de las causas, a que se deba este fenómeno, nos he- pagina, por la rapidez- ae su deferencia. Pues: no, lo sé y. -la verdad, no tengo gran empeño en averiguarlo. Sea. cual fuere la causa, me parece bien, porque a mí, el triunfo, dé, la mujér- eri- todo- lo que sea- lo encuentro- admirable, ta mujer, sólo por ser múj er, -es, á fnj juicio, -merecedora de -todas las preponderancias. No debo ocultar que desde rnt niñez lie r. éiicláüo siempre hade vestir bien y de sentirse, muy halagada- mente admirada. En los años a que yo puedo remontarme he conocido magníficas actrices- que- no acapararon, como en la actualidad, la dilección de los negocios teatrales y f j H C -b n l i a c O H- esplendorosamente bajo una- dirección acertada... En fin, hay que marchar- con ios tiempos... ¡Paso a ía mujer! JUAN E S P A N T A L E 0 N Probablemente, la preponderancia- de l a mujer en el teatro depende de la- frivolidad del momento. Si las actrices o hicieran mejor que los actores, no- habría nada: que hablar; pero nuestras actrices -con rarísimas excepciones- -no se dedican al arte grande, no salen de hacer ingenuas v de hacer monadas... A lo más, llegan a la escemta sentimental. -Las pocas que pretenden hacer algo más elevado, en una palabra. las mejores, son las que menos publico tienen v las que menos ruido meten. Si a esto se mismo, si se clasificara, én. justicia, -se harria un tavor al teatro. Creo. que esa preponderancia temenma- es un. síntoma de decadenda. ií- eces -íarnos- que los. autores- vuel- van- a es r: b: r. papeles. -de l- cii- ih- -c. que. -hace nmcho- trea- ipo- a- ienen olvidadas; -SKI- que. pue- -dan. -alegar que- les- -faltan. i- nt- e- rp- retqs. Los- actores- españoles de- gran, personalidad, para dar sobre la escena el máximo rendimiento, han. tenido que- refugiarse en nuestro teatro- anMgus: -o. -en- el- teatro extranjero. -oorque- lo3- a peles- -al uso son interiores- a ellos... RICAR o C A L V O menaje. al sexo femenino, y pienso seguir rindiéndoselo, hasta que me caiga- de viejo, si Dios me lo permite. FRANCISCO MORANO. La preponderancia de la. actriz en España se debe, a mi entender, a que e! teatro, en cada momento, ha reflejado- la actualidad La escena siempre ha sido como espejo de la vida. Las comedias nos indican lo que en cada época preponderaba: lances de amor y de guerra... romanticismo. adulterio... conflictos rurales... dramas sociales, obras políticas; lo cómico hasta el dislocamiento; obras de vanguardia; las importaciones rusas, y, ¡claro es! invadidos hoy talleres, oficinas, fábricas, deportes, cámaras y ministerios por la. mujer, poco puede. extra- fiarnos que su preponderancia llegase a la escena española. Es el momento, y nada Suponiendo que exista esa preponderancia, yo la atribuyo, desde luego, al mérito de su temperamento artístico y a la galantería- -no hay que olvidar que son mujeres- -del público, autores, actores y empresarios. Las actrices, con ser mujeres, tienen ya una gran preponderancia. JUAN B O N A F E más. A parte de que la mujer, desde su más tierna infancia, tiene innatas. y especiales condiciones para la ficción, el teatro signi ¡uca en muchos casos el terrible sacrificio añade. que invade el teatro un concepto puramente sexual y que, séxüal menté, la mujer es superior- al. hombréase ¡tendrían éx- plicadas- muchas cosas E l hombre, como hombre, sólo puede interesar a las mujeres. En cambio, las mujeres interesan, ajas. mujeres y a los hombres A ellos, por. ser mujeres y a ellas, por la Belleza y la elegancia, única, preocupación femenina. Con todo, sobre el escenario, las posibilidades del hombre y su radio de acción son infinitamente superiores. L a máxima emoción y el entusiasmo- excepcional- los dan casi, siempre- el hombre. Las grandes obras teatrales de todos los tiempos Qstán escritas. a base de papeles de hombre. Sería muy difícil encontrar en. l a literatura. universal nombres- de mujer: que poner enfrente a los de Hamlet, Segismundo; Pedro- Crespo, Her. nani, Cyrano, Don Juají, etc. En nuestro misino teatro de hoy, é las- obras de- Bértá- vente, -que- casi ítódás fueron inspiradas por- mujeres, la qué- sé ve de más claro. camino hacia la posteridad, es Los intereses, creados, con su Grispín, personaje- masculino... L a Prensa, por su parte, inunda de informaciones, retratos, encuestas, toda figura de mujer, olvidándose de que en arte. no debe haber sexos... Si se probara a prescindir dé falsos valores, de cosas ajenas al arte Ahora y siempre la mujer, seg- ún mi pensar, ha dominado en todo. Y su- belleza y su nnmosidad siempre son- para el público un agrado y m incentivo. Si a esto unimos temperamento v dotes artísticos, cómo no ha de preponderar la actriz eri el teatro? Yo, como el público, desde luego, paríídario y rendido ante ellas. FRANCISCO HERNÁNDEZ
 // Cambio Nodo4-Sevilla