Patrocinado Por:

Volver

Resultados de la búsqueda

Resultados para
C R I T I C A Y N O T I C I A S D E LIBROS La caída de. Alfonso XI 11 de D Julián Cortés Cavanillas, por Luis de Galínsoga. De la revolución española. Los jesuítas de D. Jesús Requejo San Román. Otros libros. libro de D. Julián Cortés Cavanillas, o, dicho mejor, en el arranque de sus páginas, un empeño de alto bordo histórico, para cuyo logro no parece muy propicio el. ambiente actual, sin serenidad en el juicio, inexorablemente ganado por la oleada pasional, y sin la perspectiva que exige todo examen de esta clase al historiador. Me refiero a la investigación sobre las causas remotas de la caída de la Monarquía. S i D Antonio Maura decía que un siglo en la vida de un pueblo es un amanee er, ¿qué serán, de infinitesimal levedad, quince meses en los anales de España? Solamente la vanidad de los políticos, que es, entre todas las de los humanos, la más intrépida y la más necia, puede u f a n a r s e de. haber roto la continuidad histórica de DON JULIÁN CORTÉS un país y de haber CAVAN ILLAS cambiado l a faz de sus destinos porgue eventualmente se haya producido un episodio o una aventura que parecen contradecirlos o rectificarlos. Y ponerse ahora a la tarea de esclarecer, siquiera sea eti breves páginas y más que nada como antecedente del examen coetáneo, los motivos de la caída de un Trono de quince siglos hace quince meses, se nos antoja un Jiroscritodesorbitado. Pero- -repetimos- -el seesignio ñor Cortés Cavanillas dedica á ello sólo un capítulo de su obra, y el recelo con que el lector se adentra en sus páginas y sorbe ese primer capítulo se disipa al embocar en el siguiente, L a conjura revolucionaria y hallarse con las causas inmediatas de la virazón histérica del 12 de abril. Muy serios reparos habría que oponer a la tesis del autor si toda ella fuera la que inflamase de fuego polémico el libro que comentamos; a saber: que la causa remota de la caída de la Monarquía española está en la democracia, en el sufragio universal, en el régimen constitucional y parlamentario, en los mitos ideológicos mezcla de románticos impulsos y de cálculos egoístas y, concretamente, en los mismos fundamentos de la Restauración de Sagunto. L a enorme multitud de lectores qué auguramos fundadamente a este l i bro se escindiría en dos bandos, favorable y adverso a ese juicio tan atrevido y tan prematuro, si todo el libro se consagrase a insistir sobre semejante opinión, profundamente errónea, a nuestro juicio. Pero no. E l Sr. Cortés Cavanillas, que siente la emoción del instante en que vivimos y que sabe interpretar la unanimidad de pareceres con respecto al fenómeno político que en España se produjo el 1 2 de abril de 1931, se alza con esa unanimidad bien pronto, tan pronto cómo su pluma cáustica y ágil se aplica al examen de los antecedentes próximo a la caída de la Monarquía. Sólo asentimiento aguardan a estas vibrantes páginas, en que se reviven, con mezcla extraña de reacciones espirituales, los ocho años postreros del régimen monárquico: la Dictadura, el Gobierno Berenguer y el último Gobierno obseidos por el prurito de acelerar a cualquier precio el retorno a una normalidad grata a los revolucionarios, la conjura- de éstos, tan extensa y tan heteróclita que L A CAÍDA DE ALFONSO XIII. -iHay en este hres, debido a la pluma de D Ezequiel Solana, quien presenta vigorosas semblanzas de oradores, poetas, prosistas, pintores, escultores y músicos; descubridores gobernantes, filósofos, médicos, matemáticos y naturalistas de relieve universal, ofreciendo los rasgos más salientes de sus vidas y de sus obras. tenia auxiliares y contemporizadores hasta en los Consejos de la Corona... iCon qué caudalosa fuerza emotiva afluye a la pluma de Cortés Cavanillas el relato claro y neto de aquelta entrega a la voracidad subversiva, día a día, de las defensas del régimen, que no se reservó ninguna; de aquella cotidiana relajación deliberada de los resortes de gobierno de aquella anhelante comezón por allanar los caminos de los conjurados! Con estilo y sentido periodísticos, quiero decir con insuperable vibración, se hace en el l i bro de Cortés Cavanillas la historia- -y para ésta sí que es sazón oportuna la presente- -de aquel apresurado y agitadísimo bienio 1929- 1931, en que las postrimerías patológicas de la Dictadura y los intentos desgraciados de rectificarla hicieron vivir a España días de neurosis que habían de culminar en la jornada del 12 de abril. Podrá parecer, eri algunos pasajes, demasiado crudo el juicio del autor sobre determinadas actuaciones políticas de los gobernantes de aquellos días, pero pocos españoles de los iniciados en los entrebastidores de la vida pública dejarán de asentir, con tristeza en la convicción y salvadas las buenas intenciones, a la verdad que implacablemente refleja la crónica. E n cuanto a la Dictadura, el juicio de Cortés Cavanillas es francamente adicto, aunque reconoce que algunos de los errores de aquella etapa dañaron al Trono, con lo que insinúa una tesis que, de haber insistido en ella, habría ganado para este libro otros considerables asentimientos. A l examen de los fenómenos políticos antecedentes a la caída de la Monarquía suceden los capítulos consagrados a la narración de la marcha de la egregia familia proscrita, páginas en que tiembla con sobrio patetismo la pluma del autor, comunicando al lector, no sólo la emoción de aquellas jornadas de angustia, sino el conocimiento de detalles y de episodios que hasta ahora no se habían divulgado. E n un capítulo especialmente, pero, en realidad, a través de todo el libro se dibuja con trazo firme y con perspicua visión la silueta moral de Alfonso X I I I dibujada sobre el fondo político de sus veintinueve años de reinado. Y- para cerrar la obra, un balance del primer año de la segunda República y unas fotografías retrospectivas de gran interés y otras del viaje a París de D. Alfonso y doña Victoria con sus hijos. E n estas últimas notas y en el epílogo, el huracán de pasiones que Cortés Cavanillas ha tenido que recoger, con fidelísimo eco obligado quien narra, se aquieta y viene a transfigurarse en reflejo de dolor y de ternura evocadores. E l autor no ha querido dejarnos bajo la impresión nauseabunda de tantas miserias y de tantas abyecciones como su pluma hubo de remover, sino que prefirió aliviarnos con el soplo de Una dulce añoranza, que para no pocos será un perdurable remordimiento... de Galinsoga. RENOVACIÓN. -En este trabajo de carácter pedagógido, que acaba de publicar el competente maestro nacional D José León Domínguez Esteban, se ofrece a los maestros un nuevo modelo de cartilla de lectura para los niños, en la que las palabras van acompañadas, de dibujos representativos, que facilitan rápidamente la comprensión infantil para el trazado de las letras y su pronunciación. terio español, siguiendo la serie de lecturas estimulantes; ha publicado la primera y segunda parte de Vidas de grandes homV I D A S DE GRANDES HOMBRES. -El Magis- TAS, por D. Jesús Requejo San Román, Con el título que encabeza estas líneas se ha puesto a la venta un libro de jesús Requejo, de indudable actualidad. E n este volumen recoge su autor todo lo que piensa y siente la opinión acerca de ia Compañía de Jesús y al destacarse el caudal de méritos de la citada Orden, acentúa más aún la iniquidad de su disolución en el país nuestro en que nació la gloriosa Fundación de San Ignacio. E l libro está muy bien escrito y es sumamente interesante. Se coleccionan a. lo largo de sus páginas los datos de un episodio revolucionario, que a todos, nacionales v extranjeros, ha producido verdadero asombro. -Aún está en la conciencia de todos el panorama doloroso de la salida de España de los jesuítas y el no menos triste v hasta vergonzoso de la quema de los conventos. DON JESÚS KECUEJO Afortunadamentei SAN ROMÁN la reacción se impone, y la realidad triunfa, y día llegará, no lejano, en que la justicia se abra paso ante tolerancias imperdonables del sectarismo imperante. Enseñanzas útiles y muy sabrosas- se desprenden de este libro escrito por un abnegado e inteligente luchador de todos los días, cuyo prestigio y popularidad son bien conocidos de todos los buenos católicos. TOROS. -He aquí una publicación relativa á nuestra fiesta que se. hacía esperar en lo que se refiere a divulgar cuanto de alegría, belleza y arte encierra el viril espectáculo de los toros. U n artístico álbum que, como el que acaba de dar a la estampa D Joaquín Gasa, entusiasta aficionado, constituya una brillantísima visión gráfica de la fiesta nacional española, con todas las suertes, gráficamente representadas para su mejor comprensión por los profanos. L a obra del Sr. Gasa es artística, curiosa y útil; lleva notas explicativasven. francés e inglés, y como colaboradores artísticos figuran el Sr. Vives, notable fotógrafo, y el dibujante y pintor taurino Sr. Terruella. Avalora el álbum un prólogo del destacado cronista taurino D Gregorio Corrochano. Estudios Históricos, encargado del Fichero de Arte Antiguo, ha publicado el primer. tomo de Mommwntos españoles declarados nacionales, dando noticias históricas y descriptivas de cada uno de ellos, con las correspondientes fotografías. E n dicho tomo se aportan datos acerca de los monumentos existentes en las provincias comprendidas por orden alfabético entre Álava y Jaén, habiendo colaborado en la redacción de las papeletas y en él acopio de las ilustraciones los directores de las Secciones de Arte y Arqueología del Centro de Estudios Historíeos, D. Elias Tormo, y D. Manuel Gómez Moreno y los Sres. Cabré, Camps, Domínguez Bordona, García Bellido, Gutiérrez Moreno, F Hernández, Iñiguez, Lafuente, E. Mova, Navascués. Romero de- Torres, Santa Olalla, Sanz, Torres Balbás y Sánchez Cantón. MONUMENTOS ESPAÑOLES. -E l Centro de D E LA REVOLUCIÓN ESPAÑOLA. Los JESUÍ-