Patrocinado Por:

Volver

Resultados de la búsqueda

Resultados para
PAGINAS DE MI ARCHIVO LA ESCUELA DE TAUROMAQUIA se l o l i e significado á S. M pero no h a condescendí do sin duda pr. no molestarles pa. solo este obsequio, h a cer gastos de i d a y buelta, y e v i t a r u n a exposición e s p e c i a l mente en Romero por su excesiva edad, en virtud de, lo m u c h o qe. le estima, y bajo tal concepto se l o he hecho presente al mismo y ha quedado conforme veremos s i estando los tiempos mejores y continuando el con l a salud y fortaleza, y p r e s e n t á n d o s e ocasión favorable puede conseguirse, y en viendo el rumbo. q e toma esa escuela. D e resultas de las excesivas l l u v i a s c o n de. aquí nos ha regalado el Señor, intermediadas de Nieves y fríos, salgo p o q u í s i m o de casa, pero s i n esoecial novedad, y con deseos de qe. V d tampoco l a tenga en sus viages y que los verifique con l a mayor facilidad, es io qe. apetece s u b u e n amigo qe. le aprecia y S. M B. -El conde de U Estrella. Las esperanzas que acariciaban con tanta ilusión los. viejos y bravos matadores de reverdecer siquiera u n solo día sus oien ganados laureles, quedaron desvanecidas por completo, y aunque no he ¡hallado noticia de que insistieran, f u é un acierto verdaderamente h u m a n i t a r i o impedir que lograran sus deseos, y a que su P A Q U I L O E N LA KPOCA D E S U M A Y O R A P O G E O Y C E L E B R I D A D realización mas que probable que hubiera terminado trágicamente. L o que. no se puedeseos de venir, por varios motivos que se de negar, aunque pese a los que censuran le exponen que se repute mejor lo pasada que lo preN o debió resigna rs el viejo torero a obesente, es que arrestos tan audaces y caracdecer las indicaciones del conde, porque de teres tan recios en todos los aspectos de l a la siguiente carta, que éste dirigió a u n su v i d a n o han tenido hasta ahora sucesores. amigo, se deduce claramente que Romero amparó su pretensión en la influencia que Y relatado este episodio, que por ser i n estimó más eficaz para conseguir lo que teresante y curioso ño he querido omitir, anhelaba con tanto empeño. pasemos a examinar, siquiera sea con relativa brevedad, las impresiones que sobr. 1 M a d r i d 21 de E n e r o de 1831. -Sor. D n trabajo de sus alumnos transmitía periódiManí. D i e z I m b r e c h t -M i estimado a m i g o H e recivido con todo aprecio l a de V d de camente Pedro Romero a su amigo y protector. 12 del corriente por l a memoria en qe. me mantiene y qe. al mismo tiempo se acordaN o hay que decir, porque es sabido de ba del encargo qe le hice en el viage a n todo el que está algo enterado de la historia terior acerca del estado de l a nueva Plaza, del toreo, que de todos los que fueron alecde sus alumnos y de sus lecciones, como asi cionados en l a Escuela el que más alto puso mismo de qe. hiciera una visita a l Sor. R o- su nombre y conquistó gloria más legitima mero e n m i nombre si ser pódia, y como y meredida fué Francisco Montes, Paqnilo. esto ultimo es l o qe. h a verificado, aun le Se h a escrito mucho alrededor de tan g i resta instruirse en lo demás y en l o qe. h u gantesca figura. L o mismo los autores que biera tenido mucho gusto si hubiese estado fueron sus contemporáneos y que pudieron ahí en las qe. se tubieron á principios del directamente apreciar su trabajo, que los que mes, pues qe. los muchachos se portaron to posteriormente l o h a n juzgado consultando dos m u y regularmente, según se expresaba revistas, juicios y pareceres, coinciden en el mismo Romero, excepto Mionge qe, no que, aparte los detalles y pormenores aisla- pudo asistir pr. hallarse enfermo. E l empedos de l a lidia, que cada uno valoró con disñó de esos Maestros por venir á besar l a tinto criterio. Montes fué u n verdadero gemano á S S M M y brindarle u n torito y a nio de l a tauromaquia. zar l a exposición documentada del concepto que merecían a l maestro sus más aventajados discípulos, q u í e r o mencionar l a solicitud que dirigier o n Romero y Cánd i d o a l c o n d e de l a Estrella. S i no estuviera a d v e r a d a p o r t e s t i m o n i o s escritos de irrecusable autenticidad, parecería caprichosa i n v e n c i ó n del narrador. T o c a cerca de l o q u i m é r i c o que dos hombres, uno de sesenta y otro de setenta y seis años, retirados del toreo desde l a r g o tiempo, se considerarán (ion vigor y energía suficientes par a acometed l a l i d i a y: m u e r t e de un toro. V e a m o s l o que dice Romero: S o r Conde de l a E s t r e l l a -Sevilla 27 de Obre, de 1830. -M i venerado Sor. m i P r o t e c t o r recivi su apreciable su fha. 22 del corrte. pr. ella veo qe. su S r i a se halla bueno de l o qe. me alegro sre. t o l o encarecimt, d i s f r u t a n d o yo, á D i o s gracias de igual veneficio pa. l o qe. se digne mandar qe. l o haré como devo. Haviendo visto á G e r ó n i m o Candido, me h a dicho qe. haviá escrito á V S. el correo pasado, diciendo qe. desearía pa. cuándo se verifique l a corrida de toros, cuanFRANCISCO MONTES do S. M l a R e y n a Nva. Señota salga á M i s a h i r á esa el, y qe. le acompañara yo, pa. d i r i g i r l a función; mas yo, no me quiero comprometer pues conozco m u y bien a l P u blico de M a d r i d po. l o que s i tuviera mucho placer pasar á esa Corte, á vesar l a M a n o á S. M y conocer á l a Reyna N r a amada Señora y tener el honor de vesar su R l ManOj y en; estando en esa, puede, me hrindase á matar un toro en obsequio de S S M M aun qe. pa. h i r yo á esa era necesario k o r n de S. M como tamvien l a del Candido, en razón á qe. estamos en l a ob igacióh de asistir á. las lecciones de tauromaquia. E l correo pasado escrivi á V S. qe. havia escrito al Sor. Marques de Perales manifestándole qe. no havia tenido el honor de qe. l a carta qe. se digno d i r i girme, huviesé llegado a mis manos. E s cuanto tengo en qué incomodar a V S. ps. en los otros particulares qe. me dice en su carta, l e Contestare í V S. en otro correo. Páselo V S. vien, y mande como puede, y cuánto guste á este su reconocido y seguro servidor Q B S. M -P e d r o Romero. A VIII NTES de comen- L a respuesta fué negativa, porque en l a misma c a r í a t e lee, de puño y letra del conde, lo que sigue: Contestada en z de noviembre dieiétidole suspenda por ahora sus