Patrocinado Por:

Volver

Resultados de la búsqueda

Resultados para
L o s secos ortodoxos se disponen a intensificar su campaña. Algunas mujeres secas en todos los sentidos de la palabra, se preparan para celebrar una conferencia que sea núcleo de una L i g a seca para que durante la campaña electoral, reforzando los puntos de vista del partido republicano, intente debilitar las pDskiches privilegiadas que jmedan obtener los demócratas cuando ofrezcan al pueblo una formula amplia en el apasionado problema de la ley seca L a opinión pública ahora está impaciente, esperando los resultados de la Convención que dentro de unos días celebrará el partido democrático. L o s oficionados a emociones saben bien que la próxima Convención ha de ser rica en accidentes y sorpresas. L o mas sensacional quila sea el nombramiento de The dark Horse; el pinr íuresco caballo negro o, mejor dicho, el caballo obscuro que es como se denomina en el argot político americano al candidato desconocido, inesperado o, por lo menos, que no es favorito Hasta ahora lo favoritos son: Roosevelt y Smith, Baker, R i í chie y Y o u n g Los dos m á s favoritos Roosevelt y Smith. E l g r a n favorito Roosevelt. Pero en el ambiente americano existe una sospecha muy acentuada de que en la Convención del partido democrático triunfe la candidatura de un caballo obscuro Como en política se utilizan tedas las armas, en vísperas de la Convención se ha creado el caso del alcalde de Nueva Y o r k Jimmv W a l ker cuya decisión depende de Roosevelt, como gobernador del Estado. Claro que Roosevelt no ha de decidir ese asunto antes cíe la Convención, y, si fuese nombrado candidato para la. Presidencia, l a resolución del caso W a l k e r habría de constituir un arma política en la campaña presidencial. Pero como Walker es muy hábil y muy popular, arrastra mucha opinión. Antes de que Roosevelt decida lo que sea en ese asunto, h a b r á reflexionado en las consecuencias políticas que de él pueden derivarse. Y Roosevelt es muy inteligente, habilísimo; un gran político y un estadista. Sea cual fuese l a decisión del caso W a l k e r el empleo de ese arma política contra su candidatura será siempre menos eficaz que la de la plataforma h ú m e d a en la qne seguramente va a presentarse ante el pueblo americano. Cuando esta crónica se publique ya h a b r á adelantado el cable los resultados de la Convención del JH ci presidente, míster Hoover. y el vicepresidente, Mr. Curtís, retratados inmediatamente después de haberse conocido su proclamación para la candidatura. (Foto MarUi; t partido democrático. P o r lo pronto, eliminado y a e l casi enigma de la Convención del partido republicano, este país espera que termine la otra Convención para, después de conocer bien los programas de los dos grandes partidos, y sabiendo quiénes son los candidatos, al verlos frente a frente decidir. Y como las elecciones presidenciales se celebrarán en el p r ó ximo mes de noviemb r e hasta entonces han de suceder en E u ropa cosas que, d i recta o indirectamente influirán en la política de los Estados Unidos. ¿Para q u é ser profeta, si Dios sa. tíe siempre muy bien 5 t 3 que se hace? Como demostración de la gran popularidad del alcalde de Nueva York, James J. Walker, aquí se le ve en un Asilo de huérfanos judíos, a él, católico, cantándoles el día de su cumpleaños una canción suya titulada ¿Me querrás en diciembre como en mayo? (Foto Vidal. ABELARDO FER- NANDEZ ARIAS
 // Cambio Nodo4-Sevilla