Patrocinado Por:

Volver

Resultados de la búsqueda

Resultados para
A B C. M A R T E S 9. D É A G O S T O D E 1932. EDICIÓN D E ANDALUCÍA. P A G 3 temple, suavidad y sabor taurino, echando abajo las manos y parando mucho. L a faena de muleta que hizo a su primero tuvo matices de buen muletero, pues comenzó con un pase natural, ligado con el de pecho, y siguió dominando al de Zaballos, con pases adornados y de eficacia; entró a matar con estilo y colocó media estocada en lo alto, que fué muy aplaudida. A su segundo bicho lo despachó brevemente, después de sufrir dos serios revolcones en uno de los cuales le hizo un quite formidable el peón Panaderito, al que se ovacionó y paseó en hombros por el ruedo. Terminada la corrida se verificó la v o tación para otorgar el capote de. paseo y el contrato para una corrida, que obtuvo, por gran mayoría, Jesús Santiago. Siguieron a éste en la votación, Rondeño y Ramírez. L a entrada, muy aproximada al lleno. Carmona. I N F O R M A C I O N E S Y- N O T I C I A S TAURINAS En Madrid: El éxito de una ganadería. En Tetuán: Novillada de competición. Jesús Santiago obtiene el capote de paseo. Toros en San Sebastián, Palma de Mallorca, Santander y Vitoria. En otras plazas. Novilladas. EN MADRID componer, y lo logra en diversos momentos, la figura, no luce su trabajo por las circunstancias apuntadas. Y el caso es que en algunos instantes hizo cosas de valiente, pero tan aisladas, que no convencieron, ni podían convencer a l a concurrencia. Su primer. toro murió de un pinchazo y una estocada contraria, despenando al que- eerró plaza de un buen estoconazo. E l picador Artillerito escuchó una ovación picando el quinto toro, y los peones, en ge- neral, no pudieron hacer nada peor que lo que, a porfía, realizaron. N o obstante, fué muy breve la corrida, cuya duración no llegó a la hora y media. L e faltaron para ello cinco minutos. -E. P. El éxito de una ganadería L o s toros qué fueron de Arribas, y luego del duque de Tovar, son ahora de D L u i s Bernaldo de Quirós, y en manos de. éste ha ido ganando prestigio la divisa encarnada y blanca, encontrándose ya. las. reses que la ostentan en sus lomos en la primera fila de cuantas pisan hoy los ruedos. Realmente, los toros de Bernaldo. de Quirós son casi de pura sangre Santa Coloma, y e l l a explica, sus. éxitos y justifica el triunfo que obtuvo la novillada jugada el domingo. Los seis, bichos estaban bien presentados, eran de finísimo tipo, bravos y de una sua- vidad imponderable. Todos se dejaron torear a placer y no tiraron ni una cornada. E n el arrastre se aplaudieron los corridos en primero, tercero y quinto lugar, mereciendo, a mi juicio, igual honor el cuarto y el sexto. En. resumen: la divisa encarnada y blanca será, en. adelante -la predilecta de una porción de diestros, singularmente de aquéllos- que sólo des tacan cuando sale el toro suave, sin malas i n tenciones, y d e carril. E N SAN SEBASTIAN Ocho de Coquílla. Vicente Barrera, Pepe Bienvenida, La Serna y El Estudiante San Sebastián 8, 11 mañana. Con tiempo espléndido y buena entrada se celebró ayer la primera Je abono. Primero. D e salida arroja al peón de L a Serna Alfredo David contra la barrera, y es llevado a la enfermería, donde se le aprecia un varetazo. Barrera da tres magníficas verónicas, y en quites un farol y un recorte. E l Estudiante, ceñido y con temple, da me- dias verónicas y un recorte. E l toro toma cuatro varas por dos tumbos. Barrera inicia la faena con cinco pases estatuarios, y sigue con tres naturales, ligado el último con uno de pecho (la música ameniza, la faena) cuatro de rodillas y otro cambiando la muleta por la espalda. Entrando bien deja media tendidilla y el. toro se acuesta, pero lo levanta el puntillero. Descabella y escucha palmas, petición de oreja y vuelta al ruedo. Segundo. Pepe Bienvenida da unos lances vulgares. L a Serna da una verónica y al intentar la segunda es empitonado y v o l teado, pasando a la enfermería en brazos de las asistencias. E l toro toma tres varas, y Bienvenida le clava dos pares de poder a poder y medio de frente. Hace una faena por la cara, y movida, y despacha de una estocada caidilla. (Palmas. Tercero. Barrera, sustituyendo a L a Serna, lo recibe con tres verónicas estatuarias, sin enmendarse, oyendo una ovación y repitiendo con otras tres verónicas, rozando los pitones, y dos medias y un galleo en los quites. Pepe Bienvenida da dos chicuelinas y un recorte y el Estudiante tres gaoneras ceñidísimas, escuchando, una- ovación. E l toro toma cuatro puyas ¡ór una caída, y Barrera, muy confiado, comienza con tres naturales, ligando el. último con uno dé pecho; dos, con las dos rodillas en tierra, agarrando el p i t ó n dos, afarolados, y despacha de una estocada algo delantera, descabellando a la tercera. (Ovac ón, oreja y vuelta al ruedo. Cuarto. E l Estudiante da varias vero- nicas, cuatro muy buenas, y hace un buen quite a un picador, que cayó al descubierto. EN TETUAN Novillada de competición. Jesús Santiago obtiene el capote de paseo Para aliciente mayor del público la E m presa organizó el domingo último una novillada de competición para novilleros nueZurito, que después de haber renunciado vos, ávidos de palmas y de cartel, con el a l a alternativa, comparecía en M a d r i d por estímulo de otorgar al que más brillante acprimera vez; se mostró valiente en el bicho tuación alcanzara, un capote de paseo y el que rompió plaza, y aunque L vio obligado contrato de una corrida. a entrar a herir tres veces, en. dos de ellas E n el cartel figuraron cuatro muchachos, puso. de relieve el arte. y la facilidad con que llenos de juventud, afición y entusiasmo, quepractica la suerte m á s difícil, y por ende la hicieron la pelea con ocho novillos de don de. m á s mérito de la lidia. Su segundo eneDiego Zaballos, finos de tipo y terciados, que migo. cojeaba de la pata derecha y además. le acometieron, con bravura a los- caballos, y pegaron fuertemente en dos varas, por lo fueron suaves para el capote, prestándose al que el bicho comenzó a ca t al suelo frelucimiento. cuentemente. Zurito no debió darle un solo paE l cuarto bicho, burriciego, fué retirado v se, ya que el público pedía la substitución substituido por otro, y el séptimo llevó fuedel toro, y lo cómodo hubiera sido despachargo. E n cambio fueron aplaudidos en el arraslo de cualquier modo; pero como el cordotre los bichos lidiados en primero y segunbés- tiene su amor propio y sabe que con la do lugar. espada nadie puede enseñable cosa alguna, E l primer espada, N i ñ o de Tomares, toreó aliñó al inválido, al que despenó de dos pinde capote y muleta, dominado casi siempre chazos y media estocada. Zurito escuchó palpor el toro, sufriendo achuchones y cogimas en diversos momentos y una ovación das, sin consecuencias. Se le aplaudió en grande por un quite realizado en el tercer novilla algún detalle aislado y despachó al primero, de una estocada baja, y al quinto, de dos El mejicano Lnciano Contréras pasaportó pinchazos, media, baja, contraria, y un gosu primer toro de media estocada desprendilletazo. da, que se aplaudió, y en todo momento aproL o g r ó Jesús Santiago en su primero l u vechó las excelencias de! quinto d é l a f i e s t a cida actuación, pues toreó por verónicas y que fué casi de bandera. L e lanceó muy bien gaoneras, y se llevó clamorosa ovación al sobre todo por el lado, izquierdo; le clavó hacer un gran quite, a cuerpo limpio, al peón de frente un par de rehiletes, y luego brindó L u i s Montes, quien al salir de un par, cayó al público desde el centro del ruedo. L a ante la cars del bicho. primera parte de la faena de muleta no ofreMuleteó solo, paradísimo y lucido, de rodició nada de particular, pe. -o luego se crellas, para entrar, colocando una fulminante c i ó e l de Méjico y toreó por naturales con la izquierda, en redondo, con la derecha y estocada, que se premió con una gran ovade pecho, siempre ajustado al bicho, quieto ción y la oreja. y sereno. Cuadró la ideal res y Contréras en- E n su segundo, dio chicuelinas y mutro bastante bien, cobrando un estoconazo en leteó por bajo, y entró dos veces a herir, lo alto. Escuchó una ovación, se le otorgó la encunándose, logrando colocar una estocada oreja, dio la vuelta al anillo y salió a los de efecto rápido. Medios. Además, cuando terminó la corrida E l debutante José Ramírez toreó con vale pasearon en hombros, y así lo sacaron de lentía, a pesar de haber sido volteado al vela plaza, Avenida adelante, mientras le aplauroniquear a: su primero, y en algunos lances día el público desde coches y tranvías. arrancó aplausos. Muleteó achuchado a su prime -o, al que tumbó de media estocada en E n el novillero Parrao, que hacía su presentación, echó de menos el público la d e c i- las agujas, y al séptimo, de un pinchazo y sión imprescindible en cuantos empiezan la un golletazo. profesión. Además torea- dé capa y muleta Fernando Naranjo (Rondeño) nuevo tammuy distanciado y a pesar de que trata de bién en esta plaza, dio verónicas de gran I 1 Barrera da un farol y media verónica, adornándose, de rodillas y tocando el testuz del toro. Toma cuatro varas por dos tumbos y un caballo muerto. E ¡Estudiante comienza con tres naturales, con la izquierda, que liga con uno de pscho; otros tres naturales, también con el ligado de pecho. (Toca la música. Dos molinetes adornados rodilla en tierra, y entrando bien deja un pinchazo a un tiempo y una estocada caidilla otro pinchazo más. Se acuesta el toro, lo levanta el puntillero y ci matador descabella. (Palmas.
 // Cambio Nodo4-Sevilla