Volver

Resultados de la búsqueda

Resultados para
A B C. M A R T E S 9 DÉ A G O S T O D E 1932. EDICIÓN D E ANDALUCÍA. P A G 33. to. Villalta I I estuvo mal. Gabriel Carmoná toro le achucha, pero Ortega no pierde la de ellas, logra sus propósitos, y, cuesta mutuvo una buena tarde y dio la vuelta al rué serenidad; en el segundo quite derrocha vacho hacerle volver a la arena. lor, y, se le tributa una gran ovación, y al Ortega le da varios pases con el fin de r do. Junquera estuvo bien. E l premio de 500 pesetas ofrecido al me llegar el tercero instrumenta una verónica prepararlo en suerte, para. despacharlo. L o- I afarolada, terminando rodilla en tierra y gra cazarle dé una estocada entera. H a y mu- -jor matador se adjudicó a Carmona, qu fué sacado en hombros. agarrando el, testuz del astado. Ortega escuchas palmas de simpatía y pitos al toro. cha abundantes palmas, y tiene que saludar Quinto. Después dé fijarlo Alpargaterito, I Alicante 8, 10 mañana. Con entrada me- l montera en, mano. E l bicho admite tres vase hace con el bicho Ortega, toreando con diariísima fueron lidiados ayer tarde cuatro ras. Los banderilleros colocan, dos buenos soltura. U n o de los lances resulta excelen- r buenos mozos del salmantino Pedro Sánpares nada más. te. (H a y palmas) E l bicho toma tres varas, chez, d i l o s que resultaron mansos los dos Empieza Ortega su faena de muleta con y Barral alterna con Ortega en los quites. primeros; más manejable el. tercero y bravo; dos pases ayudados por alto. Deja repósar U n picador pasa sin rozar el cornúpeto, y y bien puesto el último. al bicho, y luego, con la flámula en la. izéste embiste con estrépito quedando aquel Manuel Suárez (Magritas, hijo) y F r a n quierda, instrumenta dos naturales y uno abrazado al cuello del; caballo. Ante el pelicisco del Pozo (Rayito I I I) corrieron con ¡e pecho. El; diestro muestra grandes deseos gro, Barral y Ortega acuden presurosos al los menesteres de la lidia, sin que en la; de alegrar la fiesta, pero, el bicho no se quite, -llevándose al toro. Los banderilleros primera mitad de la jornada pudieran hacen presta, para, lucimiento, porque es tardo en. lo hacen medianamente. otra cosa que salvarse de las tarascadas aseembestir. A falta de pases de estilo, Ortega Ortega intenta muletear al bicho, pero se sinas de los dos boyancones ignominiosos, to Vei en la misma cara, a dos dedos ele le cuela dos veces. Esto hace que l a faena muertos por los vahantes muchachos, coa los cuernos; ejecutándo varios pases de rono resulte confiada, y- el diestro se muestre más exposición que lucimiento. dillas y. otras marcas. Entra a matar muy breve, despachando al- torito de dos medias Magritas puso al primero un par monubien, y señala dos pinchazos hondos, sin estocadas, y es descabellado. mental que 110 mejorará el progenitor, de la; que el toro haga nada en el momento de Sexto. E l bicho parece condicioso, y O r Dinastía, y que levantó a la plaza en palrecibir. Ortega descabella a pulso, y escutega se aprovecha de ello, recogiéndole, e mas. También al tercero banderilleóle, coni cha palmas en honor de l a buena voluntad. instrumenta nueve verónicas, que son jaleamenos lucimiento al principio, pero cobranSegundo. E n los primeros momentos. no das por el público. Termina con media ceñir do un par solemne, para acabar, que encenagrada, la presencia del bicho, porque. se dió el entusiasmo del senado. Con el capote dísima y el espada, escucha una ovación. asusta de los capotes. Persigue a Ortega, dio lances apretados, verónicas ceñidas y l u E n el primer quite se echa el capote a la qué apresuradamente llega a reservarse dencidas chicuelinas. N o tuvo el santo de cara espalda, y hace unas cuantas, filigranas, que tro de un burladero. Se abre el diestro de a la hora de herir, siendo suspendido por el el respetable aplaude mucho. Barral entra en capa- e intenta torearlo a, la verónica, havientre, en su primero, sin consecuencias, y suerte con bastante voluntad. U n espontáneo ciéndolo en cuatro veces. sufriendo una. cogida aparatosa al torear e l se lanza al ruedo con una muletilla, y a pesar É l toro toma cuatro varas, viéndose en segundo, en la que, gracias a un coleo oporde llevarse Ortega el- tofo varias veces, logra Ortega grandes afanes de colocarlo en suertunísimo, y por puños del peón José Roldan, dar un pase. L o retirá- un monosabio, ayute, para, que admita los puyazos reglamentahurtó el cuerpo a un serio percance. dado por los peones, y el bicho admite las rios con brevedad. E n una caída al descuTambién Rayito se apretó con el capoté, varas reglamentarias. En el turna. -de, los bierto acude presuroso el matador, llevánlanceando ceñidísimo, realizando navarras y, rehileteros se, lleva la mejor parte Valencia, dose al toro. E n banderillas no hay nada de revoleras vistosísimas. Con la. muleta obque ha colóesdo un gran- par. particular. tuvo adornos y eficacia, pero con el estoque Ortega brinda al público, y se le ven exOrtega, a fuerza de aguantarle, se hace no alcanzo niás fortuna que su compañero. traordinarios deseos de hacer la faena de descon. el toro, no perdiendo, contacto con él, Ambos, sin embargo, hicieron con eleganpedida de la Feria. Previo unos, pases de muy cerca y muy valiente. L a faena es brecia y derroche filigranas en el primer t e r c i o tanteo, se va al bicho tres veces con la muv e el bicho pega con el. morro en un muslo d e l novillo que cerró plaza. leta en la izquierda, y eh las tres liga pases a Ortega, que sigue muy cerca de los pitonaturales, que n o l e resultan perfectos, a nes. Despacha a su enemigó de media estoAranjuez 8, n mañana. Con entrada flopesar del interés que pone en la suerte. cada, que basta. E l diestro recibe muchas j a se lidiaron novillos de Bernaldo de E n una de las ocasiones es achuchado por palmas, saliendo a l tercio. Se pita al toro en Quirós, que, resultaron mansos. Antonio, el bicho, pero Ortega, no le pierde la cara e el arrastre. Castillo cumplió toreando y estuvo desaforinsiste en torear con 1 a muleta, dando un Tercero. Ortega vuelve a escuchar mutunado con la muleta. Luis Sarmiento lanpase de pecho, un natural con la derecha y chas palmas al tirar del percal, instrumenceó con valentía, banderilleó bien, muleteo otros más, no continuando la faena, porque tando dos formidables verónicas, que el púconfiado y estuvo desgraciado pinchando. el toro está tardío en acudir al trapo rojo. blico jalea. L a suerte dé quites resulta aniE l Chico del. Matadero estuvo desentrenado madísima, pues en las diversas intervencio- E l público aplaude mucho al diestro, que con el capoté y valentón con la muleta. P i n pone toda su voluntad y arte por agradarle. nes del maestro hay lances finísimos, revolechó malvarías veces. Sagrao y A t e t a rejoUn. pinchazo bien señalado- y, una estocaras, remates de rodilla en tierra y tocamiennearon un novillín en. motocicleta, y el- es- da entera. Muchas palrrias de despedida al tos dVpitones. Nuevamente agradece el diespectáculo no fué del agrado del público. diestro. -tro. las palmas del público, montera en mano. E l bicho admite tres varas. E N OTRAS PLAZAS Barcelona 8. Con un lleno hasta el desValencia coloca en los medios un soberbordamiento, se celebró ayer la novillada era bio. par, aguantando extraordinariamente: Se que Luis Morales y Pepe Gallardo habían Novilladas le aplaude muchísimo y el muchacho saluda de despachar seis bichos de la ganadería; Puerto de Santa María 8, n- mañana Los montera en mano. de Lalanda. novillos de M i r a desiguales y difíciles. ReOrtega brinda a. los blusas del tendido 6. El ganado resultó flojillo y algo desigual, bujina, bien de capa y muleta y oportuno Cita al toro y éste arranca rapidísimo, en cuanto a. condiciones, pero bien presen- matando. D i o a su segundo una formidable aguantándole el diestro con un pase- por alto, t. ado. estocada y- escuchó una prolongada y entucon quietud y salero. Después de otros paLuis Morales, sin superar- su triunfo de siasta ovación. Él Niño. del- Matadero I I acses, también por alto, pasándose la muleta tuó sin lucimiento, por- las malas condicio- la anterior actuación, estuvo, en general, por. delante de la cara y haciendo filigraacertado, -culminando su labor en el quinto nes dd ganado, y recibió un aviso. nas, que. el público aplaude, sonando la mútoro en el que se mostró temerario, casi Pilín, con muchos deseos y venciendo la sica en hbnor del maestro, éste ejecuta un Suicida, al par que torerito fino y artista. dificultad del ganado, logró unas buenas vepase, afarolado y otros de rodillas. L a ovaA su primero, que desparramaba mucho, lo rónicas y muleteó bien. Con el estoque esción es unánime. Lástima que con el pincho trasteó muy valiente y dominador al p r i n c i tuvo desafortunado. rio acertase, pues de haber cobrado una buepio, consiguiendo luego unos pases por alto na estocada seguramente que hubiera teniMálagaS, 11 mañana. Con un lleno comy un. molinete adornado. Mató de un pindo orejas. A pesar de todo, el público se pleto se lidia- ron novillos de. Gallardo, que chazo y- media atravesadilla. muestra, satisfecho y le ovaciona por la magresultaron, bravos. E n su segunda, que tomaba bien la capa, nífica, faena, realizada. Morales lo obsequió con unos lances maraAlfonso Ordóñez, hermano del Niño, de Cuarto, J E l toro, desde el principio da la villosos, instrumentando después unos lances la Palma, estuvo valiente y cortó, una oreja; sensación de ser sqsote, sin- nervio y sin ale- Rafael Vega, hermano de Gitanillo de Tria- de frente por detrás, colosales. E n quites gría. ninguna. Ortega lo lan cea, pero 1 1 0 hizo filigranas excelentes. na, logró un éxito completo y cortó orejas puede lucirse por las razones apuntadas. E n y rabos; José. Jiménez, primo de Chieuelo, Después de banderillear a este toro, lo todos de los quites suelta una coz al diestro, estuvo superior y muy. valiente. A l lancear reo con el trapo rojo con mucha valentía, sin alcanzarte. Se le castiga con cuatro vael último fué alcanzado y recibió un punestrechándose, y mató de dos estocadas y, ras, pero, en cuanto que la- puya llega a los tazo leve en un muslo. varios intentos de descabello. costillares sale el bicho huido como un conE n el quinto- de la tarde fué donde M o- denada; Durante toda la lidia corretea de Albacete 8, 11. mañana. Los novillos de rales consiguió cuajar más cosas de artista. un lado- a otro de la plaza, intentando salLeonardo Fiares, bravee y grandes. Fuer. on Con la capa toreó superiormente, y después tar áí callejón cuatro veces. A l fin; en una aplaudidos en el arrastre el segundo y quinpuso tres grandes pares de banderillas. Con- i 1 1
 // Cambio Nodo4-Sevilla