Patrocinado Por:

Volver

Resultados de la búsqueda

Resultados para
A B C. J U E V E S i D E DICIEMBRE D E 1932. EDICIÓN D E ANDALUCÍA. P A G LA CUESTIÓN INTERNACIONAL Eí presente número de A B C consta de a pesar de lo cual su precio es en PAPEL toda España. U n a Agencia inglesa transmitió recienteínente el texto de un artículo publicado por un diario de Londres, en el que se afirmaba que e l v. iaje del jefe del Gobierno francés a M a d r i d tenía por objeto convenir una alianza con España ante la perspectiva de una nueva conflagración europea. N o se trataba de una información, sino de presunciones del articulista; pero bastaron para suscitar rumores y promover comentarios, en pro o en contra, que bien pronto formaron un ambiente de expectación sostenida por lo que suele añadir la fantasía de los comentaristas bien enterados Él Gobierno salió al paso de día expectación por boca del ministro de Estado y en las Cortes. E l Sr. Zulueta, en términos precisos y rotundos, de- mintió los supuestos del periodista inglés; afirmó que el viaj e de M Herriot no tenía ningún objetivo político, yj finalmente, liizo constar que el Gobierno, ni ahora ni nunca, iría a pactos secretos, absolutamente incompatibles con un régimen de democracia. Nosotros no podemos atenernos, sin otras pruebas, más que a la declaración ministerial. N o menos claras y precisas fueron también las que el Sr. Azaña pronunció en el discurso de Santander, respondiendo a los comentarios alarmistas que en algunos sectores de las izquierdas ocasionaron las recientes maniobras militares (anunciadas ya, por cierto, desde muchos meses atrás) E l S r Azaña declaró que, la posición de España era, según l a Constitución inspira, pacifista, es decir, que desechaba en su política exterior todo designio belicoso; pero que, naturalmente, necesitaba poseer un Ejército, lo mejor dotado ¡según- sus medios económicos, para los fines de su defensa. L a tesis del S r Azaña, clara y terminante, es irrechazable; sólo pueden impugnarla quienes sustentaban el absurdo del pacifismo inerme, y no quieren Ejér cito, n i Guardia civil (ni Seguridad n i Policía se ha pedido en l a Asamblea de la U G T Pero todos los demás españoles consideramos que un país organizado necesita Ejército, porque, si puede responder de sus propósitos contrarios a toda agresión, no puede, en cambio, rechazar l a hipótesis de ser agredi, do y necesitar defender su suelo y! su in- dependencia. Nosotros, partidarios acérrimos de l a más absoluta neutralidad, que es el pacifismo, pero también de que España no carezca de medios defensivos, estamos en este asunto y en esa tesis conformas con lo que por sus bocas más autorizadas ha dicho el Gobierno; con éste y con todos los Gobiernos que entiendan y practiquen esa neutralidad con interpretación recta de l a que hasta ahora y por este asunto concreto no tenemos derecho a dudar. Este mismo interés hubiéramos tenido con cualquier Gobierno monárquico, y lo mantenemos, porque no somos de los que cambian de tesis según gobiernen los amigos o los adversarios. Quede éso para los que, en tiempos de l a Monarquía, ponían el grito en el cielo por encontrar excesivos los gastos de Guerra y M a rina, y ahora les parece muy bien, como a nosotros, el aumento en los gastos d e defensa nacional EL PROCESO CONTRA EL DIRECTOR D B A B C SOBRESEÍDO D e l gran periódico bilbaíno, la Gacela del Norte copiamos: L o peor que puede ocurrir á un pueblo es. olvidar. Por eso, para que recuerde, nos vemos obligados los periodistas a repetir excesivamente las cosas. Aunque sentemos plaza de. machacones. ¿Cómo no recordar e l- 1 0 de mayo det 1931 Entre los incidentes urdidos- para comenzar aquella bárbara quema de conventos, colegios y bibliotecas, figuró una agresión al A B C, l a acusación falsa de que se había, disparado desde el edificio contra lasturbas, l a que. el propio S r Lúea de Tenahabía asesinado; nada menos, á un, -chofer... ¿Quién no, lo recuerda. ¿Quién se ha podido olvidar de todas aquellas villanías de uriá Prensa inmunda que azuzaba a las masas y sé complacía, en l a obra de destrucción y barbarie con que se inició la era de desasosiego que, aún perdura. Cómo o l vidar que el Sr; Luca de Tena fué encarcelado por sus horrendos crímenes con que. se intentó justificar lo,i njustificable? Pues bien; yá está la causa ante el T r i bunal y ante el Jurado, y he aquí lo que dicen de ella los periódicos que se ocupan del caso, que son. bien ¡pocos: Estaban procesados el. director de A B C, D Juan Ignacio L u c a de T e n a los hermanos Sres. Miralles, y otros. L a Sala ha acordado l a apertura del j u i cio oral, declarándolo a la competencia del Jurado. E l fiscal, en sus conclusiones provisionales, califica los hechos como constitutivos de delitos de homicidio, disparo, y desórdenes, públicos. P a r a el Sr. L u c a de Tena él. representante de la ley no formula acusación. E n consecuencia, l a Sección de. Derecho ha decretado: el sobreseimiento libré para el director de A B C, que queda por completo libre del procesó. ¡E n eso ha acabado el asesinato del chofer por el S r Luca de Tena: y. su participación en incidentes hábilmente preparados para los qué tenían y a dispuesta l a gasolina y l a tea con que se escribió, aquel día inolvidable l a página más negra, más cobarde y más incivil de un pueblo, vícti ma de su propia sandez... 1 Y PERIÓDICOS- Planteado por el cierre de l a fábrica de Oarso el problema consiguiente a este cierre, el Consejo ordenador de l a Economía ha nombrado una ponencia para estudiar el asunto. Ante esta ponencia han informado representantes de la industria papelera y representantes de los periódicos. Aquella industria ha formulado l a petición de modificación del Arancel, solicitando la elevación del derecho arancelario a 18 pesetas los cien kilos. L a representación de l a Prensa, unánime, con excepción de cinco periódicos, ha mantenido la que entiende situación- firme de su derecho, de que nó se modifique el arancel, pero ha ofrecido estudiar fórmulas transitorias para evitar los quebrantos que el alza de la peseta con relación a la libra esterlina pueda ocasionar a los papeleros, pues que por una transitoria perturbación entiende que no se pueden modificar las normas arancelarias, permanentes. H a expresado su buen deseo de relaciones armónicas de intereses, a base de la i n tangibilidad arancelaria, ofreciéndose al Consejo ordenador de la Economía a que los pactos tuviesen garantías y hasta el carácter de aplicación retroactiva si se demorase por. pocos, días el acuerdo. L a representación de l a industria papelera insistió en su petición de. l a inmediata elevación del Arancel. E n su vista, la Comisión del Consejo ordenador de. la Economía- manifestó que- para lo que procediese daría cuenta, al Consejo en pleno. Los. periódicos, que han organizado sus elementos, dé. producción a. base del Arancel vigente, -no- podrían continuar sus publicaciones en condicioes normales, pues, siendo ya muy difícil su situación, cualquier modificación arancelaria les pondría en trance de ruina, puesto que las cotizaciones actuales de papel y de monedas son tan eventuales y no pueden- servir de norma para una fijación, de. carácter definitivo. Ante la: amenaza de la. petición de la i n Agradecemos muy sinceramente a la Gadustria papelera han acordado los periódicos ceta del Norte las anteriores líneas. En. efecreunirse. en Asamblea y actuar en legítima y legal. defensa de- sus derechos. to, cuando los tristes sucesos de mayo del 31 muchos periódicos, republicanos de M a d r i d y provincias, en sendas informaciones, no tuvieron inconveniente en recoger, sin comprobarlos, rumores de l a calle, y fué tal el ambiente que formaron, que nuestro director fué procesado y encarcelado por homicidio y desórdenes públicos M á s tarde se modi ficó el auto, y hace unas semanas, al cabo E E B A J A S en todos sus ARTÍCULOS de año y medio, l a Audiencia dé M a d r i d sobresee ja causa libremente en cuanto a S E C C I O M ECONÓMICA nuestro director se refiere, ante el silencio por calla San Acasio. de l a casi totalidad de aquellos diarios que tanto ardor y tanta prisa pusieron en puEmpresa Automovilista Internacional blicar el I J de mayo ío que quisieron contarles. Bien veri ad que en los días que se hacía público el sobreseimiento andaban VENTA DE BILLETES muy ocupados intentando buscar disculpas Aflministracicn: C. Barcelona, 1. Telepara el, Gobierno; por. la suspensión de los fono 22272 y en las principales Agencias de Turismo. periódicos de l a derecha. eviSIa i.i sii ffl
 // Cambio Nodo4-Sevilla