Volver

Resultados de la búsqueda

Resultados para
MADRID- SEVILLA 3 DE DICIEMBRE SUELT 010 CENTS. D I A R I O ILUSTRADO. A Ñ O VIGÉSIMO OCTAVO N U M E R O 9.221 REDACCIÓN: PRADO D E SAN SEBASTIAN. SUSCRIPCIONES ANUNCIOS, MOÑOS- OMVE, CERCANA A TETUAN, SEVHJJ atrevida para explicar la extensión del frente que lo hostiliza, y algo así declaró el Sr. Ázañ. a en su discurso del 10 de agosLA PRENSA to. S i es obra de razón y de justicia, mejor Nuestra perseverante condenación de todo para sus autores; pero no hay que buscar género de violencias- -contra el Poder o des- otros motivos de la hostilidad. de e l- P o d e r- -v a dirigida siempre a los eleEl Socialista, que tiene la dictadura en mentos que apoyan el régimen de l a sociesu programa y que vio a los primates de dad y de los Estados en la libertad y. en el su partido colaborar en l a dictadura d e ¡derecho. P r i m o de Rivera, bajo l a pródiga beneficenCabe convencerlos y corregirlos cuando cia del S r Aunós, dice que tenemos ense desmandan porque van perdidos fuera de raizado, incorregible e inexpugnable, el essu ruta, y hablamos a su conveniencia y a píritu dictatorial. su provecho. L a violencia no construye nada N o comprendemos qué se exige de nossólido. L o s hechos de fuerza, no ya los i n otros, cuando se tacha- de subversivo e l eficaces, estérilmente luctuosos, pero aun fondo de nuestras campañas y se nos amelos que se aseguran el triunfo inmediato nunca tienen buena salida, y hartos y tris- naza por. una actitud irreprochable y transparente. Sentimos el culto de l a legalidad; tes ejemplos lo enseñan. Sería ocioso preno se nos encontrará nunca fuera de la ley, dicar así- a los elementos doctrinalmente reni siquiera para combatir la- arbitrariedad volucionarios, a l o s qué proclaman la negay el despotismo. ción de la libertad, l a lucha de clases y l a N o queremos nada de l a sedición y de dictadura del proletariado, a los que tienen la ilegalidad. ¿E n cuántas veces y cómo l o su razón de ser en la violencia misma no vamos a decir? Más cíe eso, nada; n i el pueden oírnos ni entendernos. Para esta silencio n i la abdicación, pese a todas las gente no hay nada, más que la perpetua v i coacciones y a todas las amenazas; y congilancia del Poder, l a represión adecuada, viene que lo sepan de una vez ios fanáticos legítima y justa, que si no es. así es otro y los esbirros que nos acusan. desorden, a veces tan grave como el que se reprime o más. Y a esto se ha de añadir el cuidado de ño sembrar la discordia y la guer r a de no enervar u obstruir la defensa de los intereses comunes en el vasto dominio social, amenazado por los elementos disolventes. Todo lo contrarioes lo que se está haciendo en España frente a l único peligro L o que plantea la base adicional al proserio del orden. público. yecto sobre Congregaciones en cuanto a l a Pesquisas policíacas, registros, ocupación enseñanza, no e sino un problema de poside armas y materias explosivas y. el anunbilidades ante l a realidad. P o r mayoría de cio de una huelga ferroviaria han suscitado votos, l a Comisión propone la clausura fulestos días rumores y temores de disturbios. minante, de todos los colegios y escuelas insSalen a relucir el estribillo de. la complicitituidas por Comunidades religiosas en- cualdad- monarquimnte, y el supuesto de conviquier grado de la instrucción y en. términos vencias absurdas en las agrupaciones, perabsolutos. Esta enormidad es de precepto tan sonas e intereses que han de sufrir el asalrígido, que no admite términos, alternativos, to- y las peores consecuencias de la perturni opción alguna. Promulgado así el mandabación. Se trata de comunistas y anarcoto de la ley habría de cumplirse el mismo sindicalistas, adscritos perpetuamente a l a día que apareciese en la Gaceta. Pero al agitación y a la revuelta, y más activamente movilizados, en Espuma desde el año 1930. propio tiempo habría de disponerse la sustitución. ¿E s leisto posible? ¿Por quién, para qué y con qué conveA h o r a 110 se trata, de- tendencia n i de ma- niencias? ¿También lo- s monárquicos? tiz se trata de la- distinción esencial y trasDesde entonces, y aunque con las intercendente entre disponer con prudencial y sumitencias que les imponen sus fracasos, ficiente espacio, la: aplicación de la ley o mantienen su labor destructora en campos aceptar el apremio de una compleja y vastíy ciudades. Nosotros tenemos en cuenta el sima improvisación. arrastre de estragos cíe toda revolución, e hicimos oportuna y reiteradamente el proSin necesidad de descender a pormenores nóstico de estas dificultades. Los que no se ni estadísticas de antemano se sabe que esa resignen a conllevarlas son. precisaniente los improvisación no puede hacerse. N i aun cirresponsables y se consuelan imaginando culcunscribiéndola a las capitales y demás popas y promoviendo persecuciones, con lo que blaciones donde funcionan Institutos podría consiguen fomentar la discordia y enrarecer encuadrarse toda. la matrícula aprobada. del el ambiente de la autoridad. Bachillerato. Cuanto más que la abundanciade colegios para la segunda enseñanza, se E n la tarea de azuzar las pasiones revoda precisamente en otras muchísimas polucionarias contra las derechas y contra sus blaciones, cuya distancia- p difícil comunicaperiódicos se distingue El Socialista, el órgación con los Institutos ei. pj- eéis amente d mono de un partido que tiene sobre su contivo de que aquéllos existan. Qué iban- a ciencia las mayores adversidades de l a Rehacer esos millares de- alumnos? Renunciar pública y del país. N o son. los periódicos á la matrícula y al curso... menos que l: e los que le han creado al Gobierno l o s eneobligasen a cambiar de residencia. migos que lo combaten y los descontentos Ls s proporciones en l a enseñanza primaque lo acriminan. Los periódicos no pueden. ria son todavía mayores. Sin salir del ejemP o r tanto, y. i aun- ¡mudeciendo, n i falsiplo d e M a d r i d puede calcularse, por conocificando su crítica, ni entregándose al servimiento público, el contingente de niños de lismo ministerial, hubieran logrado para el ambos sexos que habrían, de quedar excluiGobierno las asistencias y k s coníormidado. des que él no ha querido ni esperaba. L a obra del Gobierno es lo bastante vasta y E l aspecto de la realidad es, por lo tanto, LA COACCIÓN. S O B R E el que hay que examinar, y leí primer interesado en examinarlo debía ser el ministro de Instrucción Pública, a quien no se podría exigir ni el arte mágico de hacer que surjan miles de escuelas y colegios con toda su organización y material, ni el admitir la responsabilidad de que la ley te cumpliera sin ponderar compensar la clausura de las clases católicas, donde tantos y tantos millares de niños españoles reciben hoy una eniseñanza. CONSEIO D E M I AYER No se ha tratado de la cuestión de la Telefónica, según dice el señor Gira! Continuó el examen del proyecto del Tribunal de Ga rantías Madrid 2. Desde las once y media de la mañana hasta las dos y cuarto- de l a r tarde estuvo reunido hoy el Consejo de ministros, en él palacio dé Buenavista. Los periodistas preguntaron a D A l v a r o de Albornoz si facilitaría hoy la lista, d é l o s nuevos jubilados de l a carrera judicial, y contestó que faltaba la firma del presidente de la República. Preguntaron luego al ministro de M a r i na si ¡el. Consejo. se había ocupado, de la cuestión de l a Telefónica. -T o d o Ib tratado está en la nota oficiosa- -contestó. -P e r o ¿también lo de la Telefónica? Y el Sr. Giral, sonriente, contestó: -Y a les he dicho que todo está consignado en la nota, L a referencia oficiosa dice así: E l Consejo ha seguido examinando el proyecto del Tribunal de Garantías Constitucionales. P a r a acelerar su aprobación, se celebrará mañana un Consejo extraojrdinario. Guerra. Despacho de expedientes, de material. Marina. Decreto modificando el artículo I4 del Reglamento del Museo Naval. ídem declarando exentos de satisfacer derechos de practicaje y amarraje en los puertos nacionales, a todos los buques- del. E s tado. ídem autorizando quede exceptuada de las formalidades de subasta y concurso- la adquisición de cinco aparatos de aviación. ídem concediendo la gran cruz del Mérito Naval al general honorario de Intendencia de la Armada D José de Moya Quetenti. Diversas propuestas de ascensos. Instrucción Pública. E l ministró del ramo leyó el decreto en que con el asenso unánime del Consejo Nacional de Cultura se jubila a 33 profesores. de las Escuelas Normales. EL LA SUBSTITUCIÓN D E LA ENSEÑANZA RELIGIOSA t E l Consejo de ministros celebrado ayer mañana se ocupó preferentemente del- T r i bunal de Garantías Constitucionales, que quedó más que mediado. También se ocuparon los consejeros de los debates parlamentarios y de lá marcha de la discusión del presupuesto, de la que el Gobierno se encuentra muy satisfecho. E n el Consejo extraordinario que hoy Breves notas de ampliación
 // Cambio Nodo4-Sevilla