Patrocinado Por:

Volver

Resultados de la búsqueda

Resultados para
A B C. SÁBADO 3 D E D I C I E M B R E D E 1932. EDICIÓN D E ANDALÜCT m. -i. L 19. i, E L D I P U T A D O S O C I A L I S T A SR. C A N A L E S C O M B A T E ENÉRGICAMENTE E L C A P I T U L O D E FERROCARRILES D E L PRESUPUESTO D E OBRAS PUBLICAS E s tomada en consideración una solicitud de pensión para la viuda del diputado socialista fallecido d o c t o r Sanchís Banús. U n debate sobre el ferrocarril de A m o r e v i e t a Q u e d a aprobado el presupuesto del ministerio de O b r a s Públicas. L a sesión de ayer tarde Queda abierta la sesión a las cinco menos veinte de l a tarde, bajo la presidencia del Sr. Besteiro. E n escaños y tribunas, escasa concurrencia. E l banco azul aparece desierto. A l leerse el acta el Sr. B A L B O N T I N pide que conste en acta su voto en favor de l a propuesta del Sr. Guerra del Río, sobre las plantillas de los funcionarios. Se entra en el orden del día y toman asiento en el banco azul los ministros de Obras Públicas y Marina. Se aprueba un dictamen de la comisión de Presupuestos, sobre concesión de un crédito de 150.000 pesetas para atenciones de Justicia. Pensión a la viuda de Banús Sanchís E l Sr. R O D R Í G U E Z P I N E R O defiende una ¡proposición de ley pidiendo una pensión para la viuda del Sr. Sanchís Banús. E l Sr. S A B O R I T se adhiere y agradece l a propuesta en nombre de los diputados socialistas de Madrid. L a Cámara toma en consideración la propuesta. Dictamen sobre el presupuesto de O b r a s Públicas Continúa la discusión de este presupuesto. S i n discusión es rechazada una enmienda del Sr. Leizaola. E l Sr. R I C O A V E L L O defiende otra, en l a cual, conservando las cifras del dictamen, jjropone la plantilla de 456, de término, a 6,60 pesetas, y de 1.080, de entrada, a 6,05. L o justifica hablando de los mezquinos salarios que hoy disfrutan, de la legítima e i n dispensable mejora que les es debida. E l ministro de O B R A S P U B L I C A S pro ¡pone llevar al articulado- de l a ley que se discute un precepto análogo al de los torreros de faros, que conceda al ministro una autorización para mejorar l a situación de estos modestos funcionarios, con arreglo a las disponibilidades del país y previo acuerdo del Consejo de ministros. E l Sr. M A R T Í N E Z M A Y A pide aumentos oara los auxiliares de Obras Públicas, contestándole el Sr. R O M A de la Comisión. Es aprobado el artículo séptimo y se pasa al siguiente, Ferrocarriles, tranvías y transportes mecánicos por carreteras. E l Sr. L E I Z A O L A pide en una enmienda l a supresión de la partida de 2.204.520 pesetas, destinada a Gastos de inspección y vigilancia. L a enmienda es rechazada y se pasa al artículo noveno, Obras y servicios hidráulicos. E l Sr. L E I Z A O L A defiende otra enmienda. El MINISTRO D E OBRAS PUBLIC A S ruega a l a presidencia que autorice a los directores genérales de los ministerios a intervenir para contestar a. estos detalles en 3 a discusión de los presupuestos, porque ellos están perfectamente capacitados para tratar de ciertos detalles y además se evitará el espectáculo monótono de la continua intervención del ministro. E l P R E S I D E N T E se muestra dispuesto a ello, pero sin que el. procedimiento sirva de norma establecida para el porvenir. E l Sr. A Y U S O hace notar que cuando sea aprobada la ley de Incompatibilidades los directores generales no tendrán asiento en el Parlamento, y se anticipa a este propósito, que parece tender a dar una mayor elasticidad al citado proyecto. E l P R E S I D E N T E ¡Y a decía yo que el campo abierto a las sospechas era ilimitado! E l Sr. S A C R I S T Á N director de Obras Hidráulicas, dice al Sr. Leizaola que la forma como vienen consignadas las cifras no autoriza á sospechar que encubra una facilidad para el aumento de gastos. Desechada la enmienda se aprueba el capítulo y los restantes hasta el 12. A l 13, que trata de obras nuevas de carreteras, defiende el señor L E I Z A O L A otra enmiendaa. Dice que en este presupuesto se aumenta la consignación para obras nuevas y censura este aumento de gastos que obliga a l a emisión de deuda, recordando a tal fin las censuras que se dirigían a los aumentos de Hacienda del pasado régimen, por acudir constantemente a las obligaciones del Tesoro. Censura el procedimiento que se sigue, pues no basta la voluntad de gastar para realizar obras, sino que es preciso tener previamente preparados los servicios. E l Sr. R O M A de la Comisión, le contesta. E l Sr. L E I Z A O L A defiende en breves palabras otra enmienda al capítulo siguiente (Estudios subvencionados y construcción de caminos vecinales) E s desechada. L a Comisión acepta una enmienda del señor Palet sin discusión. E l Sr. L E I Z A O L A defiende otra al capítulo 15 (Obras y servicios hidráulicos) Pide en ella que se rebajen los aumentos de 45 millones de pesetas que vienen consignados en el mismo. También es rechazada. E l Sr. M A R T I N se muestra partidario del sistema de regadío en todos sus aspectos y dice que el Sr. M a r i a l se quedó corto al evaluar el aumento de producción de una hectárea mejorada con el riego, afirmando el orador que puede calcularse en 800 pesetas el beneficio líquido que representa la transformación de. dicha níSlMa de terreno. Expone su opinión de que no es exagerado el número de ingenieros al servicio, del Estado, como afirmó el Sr. Prieto. El MINISTRO D E OBRAS PUBLIC A S agradece el turno en pro de la orientación del presupuesto hacia las obras h i dráulicas que representa el discurso del señor Martín. P o r lo que respecta a la defensa de Lr gestión de los ingenieros, dice el ea ñor Prieto que no ha de volver a eñíraí cíe nuevo en el examen de este problema. Juzga en efecto, excesivo el número de ingenieroSj o por lo menos entiende que el trabajo de éstos está mal repartido. C i t a el caso de que en el ministerio los ayudantes de Obras Públicas representan l a mitad del número existente de ingenieros de caminos y hace notar lo extraño del caso, pues lo lógico sería que cada ingeniero capitaneara un grupo cíe ayudantes. Censura el sistema actual de libre ingreso en los escalafones del Cuerpo de Ingenieros de Caminos de los técnicos que salen de la Escuela, llegando a las altas categorías sin otro mérito que la edad: Cree que. el Estado debe tener la libertad de elegir y seleccionar, porque hoy los cargos superiores han de ser provistos en los viejos que suelen s e r l o s más rutinarios. E l Sr. M A R T I N rectifica y defiende el sistema de la antigüedad como el mal menor, porque entiende que los hombres son hem- tres y la experiencia tiene un máximo valor. E l ejemplo de todos los días pone de manifiesto lo que son las teorías y cómo suelen éstas fracasar en la práctica. E l Sr. N A V A R R O V I V E S solicita en una enmienda que. se eleven a diez los tres millones consignados para los riegos del Taivilia (Murcia) Cree escasa la. subvención señalada para unas obras que considera importantísimas y que han de abastecer de agua potable a muchas poblaciones. E l Sr. R O M A expone las razones por las cuales la Comisión 110 puede aceptar ia propuesta. Se aprueba él capítulo de Obras h i dráulicas E l Sr. L E I Z A O L A defiende una enmien- da. al capítulo 16 (Puertos, faros y balizas) pidiendo una rebaja de 30 millones y medio de pesetas; enmienda que es rechazada; E l Sr. L A M A M I E D E C L A I R A C trata de la última disposición que eximió del trá- mite de subasta las obras de dragado del puerto de Mahón, y, después de recordar la discusión habida en la Cámara, pregunta cuál va a ser el criterio que el Gobierno va a seguir, porque ignora si con la leyaprobada se considera el ministro autorizado para prescindir- de los concursos en la adquisición de material y otros gastos c u se van a realizar en Mahón. Cree que la autorización se limitó a las obras de dragado. Espera la contestación del ministro sobré si se ha de cumplir l a ley de Administración y Contabilidad. E l ministro de O B R A S P U B L I C A S contesta que- la autorización se refirió solamente a la subasta; pero en los concursos futuros nos atendremos- -dice- -a lo prevenido en l a ley de Administración y Contabilidad de la Hacienda Pública. Se aprueba el capítulo. E l Si C A N A L E S consume un turno eri contra del artículo segundo del capítulo 22 (Construcciones de nuevos, ferrocarriles) Manifiesta que con este presupuesto no se observa el cambio. operado en la política del país, pues son iguales ios gobernantes de antes qu 3 los de ahora y las Compañías de ferrocarriles continúan abusando de! apbyo del Estado. Entiende que el ferrocarril no debe considerarse como un negocio, sino como un servicio del Estado, y no puede admitirse que esto prospere, a costa de la miseria general del país. Censura enérgicamente la obsesión del señor Prieto contra el tráfico de automóvil; que le lleva a querer extrangular eí tráfico por carretera, para que pueda vivir el ferrocarril. Cree que no se puede discutir así. Expone la situación actual, favorable a los grandes accionistas de ferrocarriles, mientras el Gobierno trae un. aumento de tarifas ferroviarias. Estima, que el prcblc- ma debió traerse a la Cámara tal como es en sí, r 1 miii- mw